Los dueños

MOLE DE GENTE

Por Virginia Durán Campollo

Los desprestigiados partidos políticos, son una carga económica muy fuerte para la ciudadanía. Se les destina cientos de miles de millones de pesos y no hay resultados benéficos para la nación. Se ha señalado el conjunto de mujeres y hombres que, en su mayoría, son deleznables por sus vicios y estulticia. En cada elección se observa lo mismo. Conocidos rostros que solo cambian de color, con las mismas trampas, mentiras, engaños. Sus discursos propagandísticos hablan de lo mismo. Preocupaciones, promesas, ayudas, mejoras que nunca llegan. Modos y tonos iguales en sus arengas. Inculpan, señalan, amenazan pero mezclan lujuriosamente. Se comprometen que aliviarán todos nuestros males y al llegar al poder, se convierten en parte de ellos. Una avaricia total, lo que los guía. Sin dignidad alguna se entregan al poder, para saciar todo tipo instintos perversos. Sobre todo en lo que a la corrupción se refiere. Llegan a los puestos de relevancia y partir de ese momento, inicia la feroz carrera para enriquecerse. No guardan la mínima discreción. Los bárbaros al atraco. Secuestros, violaciones, asesinatos, desapariciones forzosas. No hay límites ni quien los detenga.

*** Los mercenarios se apropian de los gobiernos. Diputaciones, senadurías, gubernaturas y la presidencia misma tiene precio. Hay alcaldías que cuestan hasta 70 millones de pesos. Dinero que recuperarán al cuádruple. Lista la adquisición vienen los repartos. Los ciudadanos profesionistas interesados en el servicio social, quedan fuera. Lo más aberrante del gobierno federal de MORENA, es la consigna de 90% de lealtad y 10% de capacidad. Asumen que el país les pertenece, que son dueños absolutos y se comportan como tales. Nadie puede contradecirles o estar en desacuerdo. Para intimidar cultivan al ejército, marina, guardia civil y les dan mayor presencia. Disponen del erario reparten y comparten. El gobierno de los pobres, enriquece a sus más cercanos. Reflexionemos verdades a la vista y fundamentadas. Esa es nuestra realidad. Cambiarla es nuestro destino.

*** Félix Salgado Macedonio va, como irán todos los ungidos por el presidente “haiga sido como haiga sido”. No hay respeto al derecho ajeno y por eso el país está incendiado, dividido, empobrecido, enfermo.

*** Y para las agruras del mole…usted sabrá qué tomar. Hasta la próxima.

00
Compartir