Los fans de Pepe Yunes

•Los amigos y simpatizantes del senador de Perote se han expresado en lo que pudiera llamarse la hora estelar de las definiciones
•Entre ellos hay gente de Javier Duarte
•En la nómina, expresidentes del PRI, diputados locales y alcaldes y funcionarios federales

En la comelitona de Coatepec el viernes 20 de marzo quedó manifiesto, por vez primera, la capilla priista formada alrededor del senador Pepe Yunes Zorrilla para enfrentar la contienda interna del candidato a gobernador el año entrante.

¡Y qué bueno haya ocurrido así!, porque la hora de las definiciones ha sonado de un vez, antes, mucho antes de que el tropel de los búfalos avasalle con la paz partidista.

Y más ahora cuando de pronto resulta, en la cargada priista, primero, que la militancia de todos los niveles juega al monje loco y le faja a todos los aspirantes y suspirante.

Y segundo, porque a la hora del reparto de las parcelas del poder todo mundo se siente general de cinco estrellas, argumentando una lealtad a prueba de bomba.

Así, los priistas aglutinados con Pepe Yunes para el 2016 (si tal fuera su decisión final, que sólo él habrá de definir) ha quedado manifiesta de la siguiente manera:

Por lo pronto, cuatro expresidentes del CDE del PRI, a saber, Carlos Brito Gómez, Guillermo Zúñiga Martínez, Felipe Amadeo Flores Espinosa y Gonzalo Morgado Huesca.

Un dirigente partidista, Mario Tejeda Tejeda, de Vía Veracruzana, y un líder sindical poderoso, Carlos Vasconcelos Guevara, de la CTM regional de Coatzacoalcos.

Cuatro diputados locales: Juan René Chiunti Hernández, Juan Manuel Velázquez Yunes, Eduardo Sánchez Macías y Francisco Garrido Sánchez, a quien, por cierto, el líder de AVE, el biólogo Alfredo Tress Morales, lo ha destapado como su candidato a la gubernatura.

Un par de alcaldes, por lo pronto: Américo Zúñiga Martínez, de Xalapa, y con quien lo une una amistad a prueba de bomba desde la infancia, y Jorge Alberto González Azamar, quien ha sido presidente municipal de Catemaco, según parece, por todos los partidos políticos habidos y por haber.

En la lista de sus fans también figura el delegado federal de la Secretaría de Trabajo, Carlos Francisco Mora Domínguez.

Y el par de fidelistas, Joel Arcos Roldán, exdiputado local, y Juan Humberto García Sánchez, secretario de Desarrollo Agropecuario del góber fogoso, tiempo aquel cuando con cargo al erario compró 40 mil despensas para repartirse en su campaña de candidato a diputado federal… que nunca le llegó.

Ellos son, pues, entre otros, los priistas seguros y convencidos de que Pepe Yunes será sucesor de Javier Duarte.

GENTE DE DUARTE CON PEPE YUNES

Desde luego, la nómina de fans de Pepe Yunes es más amplia.

En todo caso, la reseña anterior atendió la convocatoria de Armando López Contreras, otro de los amigos del senador y el organizador del atracón gastronómico (exfuncionario de APIVER, exdelegado de la SEV y excoordinador del MP investigador) y, por tanto, invitó a su también círculo amical.

Y, bueno, su puño ha quedado mostrado, porque entre ellos, hay varios políticos ligados, ultra contra súper ligados a Javier Duarte como gobernador.

Por ejemplo, Carlos Brito es uno de sus asesores políticos.

Flores Espinoza fue su procurador de Justicia y Morgado Huesca su delegado federal del ISSSTE.

Memo Zúñiga es su rector en la UPAV y Mario Tejeda fue su director administrativo en la Secretaría de Desarrollo Agropecuario y en la Procuraduría de Justicia.

Significaría, entonces, que ningún conflicto de intereses se habrá cruzado entre las partes, acaso, quizá, hasta con un lenguaje críptico pudiera explicarse la presencia de ellos en el comelitón de Coatepec.

LISTOS PARA LA CONTIENDA

Claro, entre los asistentes hay amigos del senador desde hace muchos años.

Por ejemplo, de Memo Zúñiga pudiera escribirse que es hasta su padrino.

De Carlos Brito, que desde don Rafael Hernández Ochoa es asiduo visitante al rancho San Julián, de Perote, propiedad de don Pepe Yunes.

De Gonzalo Morgado, que fue llevado al rancho San Julián de la mano de su jefe y protector Carlos Brito.

De Juan René Chiunti, que coincidió con el senador cuando ambos fueran diputados locales.

El caso es que todos ellos se han definido por Pepe y, bueno, a seguir dando la pelea para que en la contienda interna los vientos le sean favorables, como es la legítima y máxima aspiración de cada uno.

POSDATA: Súper por las definiciones alrededor de Yunes Zorrilla, pues sucede que de pronto, zas, los mismos priistas que aclaman a un senador al ratito aclaman al otro, y si se puede, a los discípulos del góber fogoso y gozoso anotados en el carril político para la sucesión de Javier Duarte…

Por: Luis Velázquez

00
Compartir