LOS VA A METER AL BOTE!

* De llegar Pepe a la gubernatura, no tendrá piedad contra los Duartistas
* Con Duarte, Alemán y Fidel, de lejitos, Videgaray no es su resorte
* Desde el 2010 Pepe quería la candidatura, pero no tuvo suerte
* Con Héctor el pacto es desde años, pero, siempre y cuando se deslinde de Duarte
* Si el PRI pierde esta elección intermedia, parte del descalabro será por culpa del Gobernador
* Se me viene la campaña negra; he cometido errores morales, pero no he robado

El Senador priista, José Francisco Yunes Zorrilla, comparte con Notiver, lo que ha sucedido en los últimos meses de su carrera política; su forma de ver a Veracruz, y el deslinde de la actual administración que encabeza, Javier Duarte de Ochoa.

Senador, hay tres figuras a las cuales han recurrido los aspirantes a la Gubernatura de Veracruz; los Fidelistas, los Duartistas y los Alemanistas… ¿Usted de cuál es?

• No, yo no soy de ninguno. Como alcalde de Perote, recibí a Miguel Alemán como candidato a Gobernador, posteriormente participé en la elección del 2004 que derivó en la llegada del Doctor Herrera; soy uno, como hay miles de ve-racruzanos que no tengo grupo.

¿No hay lazos con ninguno de los tres? ¿Y con Luis Videgaray, no buscaría cobijo arriba?

• No, ni malquerencia y total independencia política; Videgaray no se mete en temas de Veracruz, el no sería un resorte para mi.

El tema político obligado, ¿la relación con el Gobernador?

• Hay una total distancia con una gran cantidad de decisiones del Gobernador que no comparto, y evidentemente represento una expresión que no significa continuidad, sino por el contrario, significa la posibilidad de encontrar otro derrotero, otro alcance, otro giro para Veracruz.

Principalmente, ¿Qué es lo que no comparte?

• Todo aquello que tiene que ver con el origen administrativo y financiero, que es un área en la que particularmente me he especializado, queda claro que se requieren acciones en la materia, no hacerlo tendrá graves repercusiones.

Cuando se rompe la relación, porque al principio no lo vimos criticar al Gobernador, ¿fue a partir de la reforma electoral, de la gubernatura de dos años u hubo otros motivos?

• Pues la razón en el fondo no es esa, (no es berrinche), a mí me parece que el rompimiento es porque esta, la gubernatura de dos años, es una más de las maniobras que trae problemas.

Pero lo hablaron, o solo fue esta rebelión pública de usted….

Yo nunca he sido parte del círculo del Gobernador, ni de su grupo, ni del entorno que toma decisiones, tuve la oportunidad de participar en el 2010, en ese tiempo mis posibilidades para obtener la candidatura eran sumamente remotas, y dentro de los acomodos internos nos sumamos al proyecto de Duarte.

¿Hablamos de pactos?

En el entendimiento, que además surgían de un gran ánimo personal con las expectativas que ese gobierno generaría mejores condiciones.

¿Hablaron de sucesiones?

No, el candidato en ese entonces Duarte, no habló de sucesiones, porque en política todo cambia, sí la posibilidad de poder caminar hacia el senado de la república. Pensar que el problema radica en un tema sucesorio, en descargo de Duarte, es que nunca fue pacto.

¿Desde ese entonces se veía en la carrera a la Gubernatura?

Sí, siempre fue un escenario que ha acompañado mi vocación y trayectoria.

¿Por qué no se dio?

Porque la política como todo es de circunstancias y quien no sabe cuáles son las circunstancias que lo arropan, vive en otra la realidad.

Después del rompimiento público con Duarte, viene este pacto con Héctor Yunes.

Tampoco, el pacto con Héctor viene desde el 2010, si él hubiera sido el candidato, yo lo habría acompañado, los acuerdos con Héctor no son de coyuntura, ni por la reforma, son más allá, añejas, y están sustentadas en cariño, aprecio y confianza.

¿Y ahorita como está esa relación, porque Héctor va por la de dos, y usted también la quiere?

Si, desde el 2010, ambos éramos aspirantes, y ahora vamos igual.

¿Podríamos hablar de una carrerita de los dos, sin meterse el pie?

Sí, así ha sido desde el 2010, en ese sentido estamos viendo quien es el mejor para participar y el otro lo va a apoyar.

¿Pero Héctor ya buscó abrigo con el Gobernador? Y usted no… porqué

No sé, el tema del estado de Veracruz amerita dialogo ese es un tema; el tema sucesorio es otro, hace que yo guarde una distancia con el Gobernador, para dejar muy claro que no represento su continuidad, ni formo parte de su expresión política.

¿Ha pensado en irse del PRI?, a pesar de estar en desacuerdo.

Nunca, yo soy un político de 18 años que le debo todo al PRI, he sido 7 veces candidato, que me ha dado la confianza, que me ha permitido ganar y demostrar todo en las urnas.

¿No le late el corazón de izquierda?

Sí, me late, pero el PRI es un partido social demócrata; el partido es el instrumento que ha transformado el país

Si hablamos de costos electorales, en Veracruz las encuestas no son muy alentadoras para el PRI, ¿a quién van a culpar? ¿A Duarte, por las malas decisiones que ha tomado?

• Notamos los priistas que hay molestia, desesperanza, descontento evidente, porque no se van a traducir en el voto del 7 de junio; pero, claro que si podemos responsabilizarlo porque la mejor carta de presentación, son los resultados del Gobierno.

¿Los resultados de la elección, si definirán al sucesor en la candidatura a la gubernatura?

No creo, son eventos diferentes; lo que si es que el PRI debe elegir en base a aceptación de la gente a su candidato, en base a encuestas.

Si hablamos de ese ideal que usted trae en la cabeza, de llegar, barrería para atrás, hablamos de auditorías, denuncias por desvíos de recursos…

Sin ninguna duda, el mal del país es la impunidad, quien tenga responsabilidades, quien haya incurrido en desvíos, traicionado a los ciudadanos y confundir el interés público con el privado, merece cárcel. No va haber bajo ninguna circunstancia tolerancia a ex funcionarios.

Y ahora que se peleó con Javier Duarte, se viene la campaña negra, ¿está preparado?

La verdad es que la única forma de prepararse es no hacer cosas indebidas, uno no termina siendo perfecto, no deja de estar inmerso en debilidades, pero yo he sido particularmente cuidadoso que esas debilidades, esos errores, esas carencias no acompañen mi trabajo como político, y como político, no he abierto ningún flanco que no pueda responder a cualquier escrutinio, nunca he robado, aprovechado mi posición para sacar ventaja, al final eso es lo que importa. Si llego a las dos de la mañana a mi casa o no llego, eso solo le debe significar importancia a mi vida privada. Yo jugaré limpio, no recurriré a ninguna artimaña.

(Con información de Notiver/ Por Noemí Valdez)

00
Compartir