Madame Gina y el Cisne Silva con los días contados para pasar unas largas vacaciones en Pacho

Reza el dicho popular «cuando las barbas de tu vecino veas cortar, pon las tuyas a remojar». Lo que significa es que si ves indicios de que va a pasar algo, vete preparando para que no te agarre desprevenido. Me parece que después de que el coordinador general de Comunicación Social, Elías Assad Danini, declarara que se siguen detectándose pagos y deudas millonarias a medios desconocidos o “balines”, y con la detención del líder de los 400 Pueblos, sería bueno que Gina Domínguez y Alberto Silva Ramos vayan alistando su ropa de cama y sus chanclas por aquello de que en Pacho no les dan esos enseres.

Y no es para menos la preocupación que deben tener estos exfuncionarios del gabinete de Javier Duarte después de las declaraciones de Assad Danini, quien dijo que en unos días caerán sobre la mesa de Jorge Winckler las irregularidades de Madame Gina y del bienamado diputado federal de Silva Ramos.

De verdad que estos ex funcionarios han de estar comiéndose la uñas preparando un amparo o, de plano, preparando la graciosa huida, como lo hizo su querido exjefe y amigo prófugo de la justicia, quien ya es buscado en 190 países aunque aún sin resultados satisfactorios.

Libertad bajo palabra

00
Compartir