Mañaneras, en el ojo del huracán

ESCENARIOS

Por Francisco Blanco Calderón

Hablar, exponer, exhibir, informar, denunciar todos los días, nadie lo había hecho nunca, en ningún gobierno revolucionario, posrevolucionario o antirevolución. Nadie se ha expuesto día a día en medios abiertos, redes sociales y los clandestinos “Youtubers”. Hablarle a la nación en forma directa, sin tapujos (aunque con debilidades propias de la locución, lingüística regional). Nunca nadie se ha expuesto al escrutinio mediático, a los intereses ocultos, a las pasiones reeleccionistas, al poder perdido, a las colusiones con el crimen organizado o los organizadores criminales.

Nadie lo ha hecho, y el que lo hace se expone al aplauso de los actuales beneficiarios o a la crítica mordaz del que ya no pepena presupuestos federales, estatales o municipales, de los que añoran los excesos del pasado, conservador y neoliberal, de los que impiden cambios y saquean recursos, protegiendo su pepena.

Por ello se investigan de lo que piensa la opinión pública, la que será manipulada por ellos mismos. Estudios dirigidos para oscilar opiniones entre falsas y ficticias. Estudios que se hacen entre la población permiten conocer las opiniones que son de utilidad para empresas gubernamentales, no gubernamentales y medios de comunicación, entre otros. Consiste en examinar el comportamiento real bajo condiciones diferentes para obtener una información vital para el desarrollo de estrategias mercadológicas.

Las empresas encuestadoras más reconocidas en México son Mitofsky, Parmetría, Demos, y Comunicación estratégica. Los periódicos de circulación nacional que desarrollan y publican estudios de opinión son El Universal, El Financiero y Reforma.

Las empresas, por ética profesional, deben conservar credibilidad y confianza de sus estudios. Los periódicos obedecen a sus tendencias, política editorial en defensa de sus muy particulares fines económicos.

La objetividad de los estudios es relativa, tanto por el uso de parámetros estadísticos, como determinar el universo de estudio, a fin de dar confiabilidad en la selección de la muestra. Proceso que es amañado para dar la respuesta esperada a sus expectativas políticas y económicas.

Reforma, periódico propiedad de Alejandro Junco, ha asumido una posición crítica contra la administración del actual gobierno. Coludido con organizaciones, como la empresarial Coparmex o de la sociedad civil como Mexicanos contra (a favor) de la corrupción, de Claudio X González, hijo. Va del “brazo y por la calle” con Javier y Gilberto Lozano y toda la pléyade expulsada del paraíso nacional.

Junco, desde Salinas de Gortari hasta Enrique Peña Nieto, ha sido aliado pleno del conservadurismo neoliberal por excelencia. Partidos como el PAN y el PRI, sus dirigentes actuales y recién remplazados. Sus informadores consentidos son Felipe Calderón, en el orden nacional, exhibe la imperante impunidad que ejerció, entrega cínica de recursos nacionales, causante de la inseguridad y violencia, coludido al crimen organizado, todo por su proyecto reeleccionista del México libre o Miguel Ángel Yunes Linares, en el plano veracruzano, escurridizo evasor de denuncias de la “carpeta azul” y todo su negro pasado que data desde la dirección del AICM, control carcelario nacional, saqueo del ISSSTE y devastación del estado de Veracruz, reacciona ardido al no imponer a su vástago en la gobernatura.

El 59 por ciento de aceptación a la política de AMLO, ha sido anunciada desde la semana pasada y se continúa mencionado en ediciones recientes, levanta el sospechosísmo, acuñado por Santiago Creel y que despierta  sospecha en la objetividad de los estudios de opinión, dirigidos telefónicamente a una población urbana y clasemediera,  sin consensar a los sectores empobrecidos, suburbanos, rurales, de zonas indígenas, afectados por el  desempleo, carentes de servicios de salud, vivienda y educación. Pobreza que representó cerca del 70 por ciento del total de la población y hoy están siendo atendidos por la cuarta transformación.

Junco, vinculado con Salinas de Gortari y Fox, a través de la participación de sus hijos a la secta NXIVM de esclavitud sexual. De acuerdo con el juicio que se sigue en Nueva York a Keith Raniere, uno de sus fundadores, los mexicanos que forman parte de la investigación, Ana Cristina Fox hija de expresidente Vicente Fox, Emiliano Salinas, hijo de Carlos Salinas de Gortari, y Rosa Laura Junco, hija del principal directivo de la empresa de medios Grupo Reforma. El periódico “The New York Times” reveló en su momento que “mexicanos pudientes”, como Emiliano Salinas, que mantiene vínculos con el grupo y Rosa Laura Junco forman parte de la agrupación que, entre otras actividades, victimizaba y esclavizaba a mujeres. Forbes también señaló a Cristina Fox como una de las involucradas en el negocio de Raniere. (Aristegui Noticias).

Junco, Reforma, también relacionado con la cuenta TumbaBurros, que identificó importante actividad “child bot” de Aurelio Nuño Mayer, ex titular de la SEP; Juan Carlos Romero Hicks, coordinador de la bancada del PAN en la Cámara de Diputados; y Luis Calderón Zavala, hijo del ex Presidente Felipe Calderón Hinojosa, dijo Alejandro Mendoza Álvarez, titular de la Unidad de Información, Infraestructura Informática y Vinculación Tecnológica de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPC).

En las mañaneras, Andrés Manuel López Obrador y su equipo, expondrán, sin duda, diariamente durante los cinco años de gobierno que restan, denuncias, avances, proyectos en televisión abierta, en redes sociales principalmente Facebook y Twitter, multiplicado por sitios web de diversa índole.

Por ejemplo, Carmen Aristegui todos los días destaca las partes principales de la mañanera, al igual que el ex alcalde de Lima, Perú, Ricardo Belmont, así como la versión nefasta de la oposición mediática. La porquería se reproduce, con moches, “ideología”, valores e intereses exhibidos.

“Andrés Manuel López Obrador se abrió el camino a la presidencia de México gracias a su verbo obstinado y crítico… La última andanada de encuestas demuestra una caída significativa en sus niveles de aprobación. Si bien siguen siendo positivos, en promedio entre 59 y 63% a su favor, con registros menores a los que exhibía hace tres o cuatro meses… Lo cierto es que los dichos, expresiones y, en ocasiones, silencios del presidente han provocado malestar y han sido interpretados como actos de soberbia o torpeza… El conservadurismo está detrás de la crítica en la prensa nacional o extranjera; manipula a los grupos de protesta sean ecológicos, feministas o laborales; alimenta los comentarios adversos que surgen en redes sociales”. (Jorge Zepeda Patterson. El País)

Las mañaneras se están convirtiendo en la posibilidad informativa para la sociedad, pero también en el reducto para concientizar a la población de los desmanes y excesos de los gobiernos anteriores, y por lógica en la opción de una oposición, ya sin poder institucional y sin el recurso de corrupción, impunidad y simulación.

00
Compartir