Marcha atrás al desafuero, Negoció Yunes Linares en DF

•Enrique Jackson, el cabildero

PASAMANOS: El presunto desafuero a que sería sometido el presidente municipal de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, se ha diluido, según parece.

El asunto se habría arreglado en el Congreso de la Unión y a través de la vía política y diplomática, en un cabildeo donde participaron el diputado federal, Miguel Ángel Yunes Márquez, con su homólogo, el priista Enrique Jackson Ramírez, asesor del señor Javier Duarte.

Tal cual, el par dialogó, intercambió barajitas, analizó pros y contras y Jackson sirvió de puente para hablar con el gobernador de Veracruz con el único objetivo de desistirse.

Es más, según las versiones, se asegura que el caso habría llegado a la secretaría de Gobernación con Miguel Ángel Osorio Chong, quien intervino para desactivar el nuevo frente de guerra que estaba a punto de abrirse.

Y más porque a Enrique Jackson le quedó clarito que Yunes Linares fue nombrado presidente de la Comisión de Seguridad en la Cámara de Diputados con el visto bueno de Osorio Chong, pero también del presidente Enrique Peña Nieto.

Y más si se considera que Yunes Linares es amigo desde su tiempo de Osorio Chong, Jesús Murillo Karam, José Murat Casab, Emilio Gamboa Patrón y Manlio Fabio Beltrones.

Y entonces el caso salió del localismo empobrecedor y rebotó en el altiplano, donde por regla general las cúpulas se arreglan por encima, incluso, de los intereses locales.

Ahora el Fiscal General de nueve años (ajá), Luis Ángel Bravo Contreras, enfoca las baterías para desaforar al presidente municipal de San Andrés Tlalnehualyocan, aun cuando el diputado local, Jesús Velázquez Yunes, asegura que tienen varias solicitudes de desafuero.

De ser así, el Fiscal quedará en ridículo, porque si vamos al pasado inmediato, con todo y desafuero, el ex alcalde de Medellín de Bravo, el panista Omar Cruz, se le peló, aun cuando también se habla de una negociación superior.

Fue el mismo caso del ex alcalde de Cotepec, Juanelo, quien también desaforado se le escapó.

Y del todavía alcalde de Fortín, Armel Cid, a quien amenazó con el desafuero y de pronto, zas, la negociación llegó al palacio desde el grupo empresarial de Córdoba y tronó.

Y también, según parece, ya tronó el desafuero del diputado local, Renato Tronco Gómez, que ha quedado en un reality show.

BALAUSTRADAS: De pronto, y luego de varios días de fuegos artificiales en la prensa, el asunto del desafuero de Yunes Márquez ha quedado relegado.

Otros tiroteos, otros muertos, otros feminicidios, las secuelas del Impuesto del 3 por ciento a la nómina, el cónclave de Pepe Yunes en Perote con 23 diputados locales, el cabildeo de Héctor Yunes con la Auditoría Superior de la Federación, el cambio de Alfredo Ferrari Saavedra como presidente del CDE del PRI, etcétera, se fueron a portada, y el desafuero ni siquiera aparece en la página 40 de la prensa escrita, allá por donde están los anuncios económicos.

Pero al mismo tiempo, ha trascendido el cabildeo de Yunes Linares en el altiplano, de tal manera que, y por ejemplo, un mes y 14 días después de iniciado el periodo legislativo en la Cámara de Diputados, Yunes Linares, y también Fernando Yunes Márquez en el Senado, ninguna vez ha subido a la tribuna para dilucidar el caso Veracruz con todos sus pendientes sociales.

En todo caso, los mal pensados dirán que una cosita ha sido negociada por la otra y si el señor Javier Duarte reviró en el intento de desafuero, entonces el clan de los Yunes azules también serían recíprocos.

Más aún si se considera que los senadores priistas, Pepe Yunes Zorrilla y Héctor Yunes Landa han estado más furiosos, más broncos, más bragados con el duartismo en el altiplano.

Más, mucho más, Héctor, por la gran ofensa de “La caña amarga de pescar” delante de unos 20 mil priistas que aquel mediodía en el WTC vitorearan a Juan Carlos Molina, compadre de Yunes Landa, como nuevo presidente de la Liga de Comunidades Agrarias.

ESCALERAS: Se esté viviendo en el Veracruz del “no pasa nada”, y/o en el Veracruz de las manzanas podridas, el caso es que el asunto del desafuero de Yunes Márquez parecer haber sido negociado desde el momento en que si ninguna línea periodística se publica en la materia significaría que tampoco en el espacio político, mejor dicho, legislativo y de la Fiscalía, se está manejando.

Además, con los otros casos, el Fiscal sólo ha quedado en ridículo, cuando, habría de recordar, el único desafuero que llevara su antecesor, Felipe Amadeo Flores Espinosa, con Sara Luz Herrera Cano, terminó con la ex alcaldesa de Alvarado en el penal de alta seguridad de Amatlán de los Reyes, condenada además por sus malas amistades.

Incluso, con todo y que su abogado anunció que en menos de seis meses obtendría su libertad, la política fidelista y duartista sigue presa, pues significa que Flores Espinoza es un buen abogado que supo integrar un expediente impecable.

Con todo, incluso, que desde el Congreso local armaron un tinglado para evitar que el procurador de entonces la desaforara y encarcelara.

Un desafuero más que, todo indica, se le ha ido a Mr. Bean.

Por: Luis Velázquez

00
Compartir