Marco Antonio Torres, en la mira

•El amigo de Chuayffet y Osorio Chong
•Estampida de búfalos de cara al 2016

PASAMANOS: La siguiente historia ocurrió el 21 de abril en la Escuela Naval de Antón Lizardo, el día cuando el presidente Enrique Peña Nieto celebró el día de la Marina…Se cuela en la memoria por los hechos políticos que se están dando alrededor, manifestando la cultura política tan dada la estampida de los búfalos… Y más, mucho más, cuando se vive una sucesión demasiada anticipada de la gubernatura de Veracruz sea de dos, cinco o seis años, la que sea… De pronto, en Antón Lizardo, en todos y cada uno de los espacios donde se congregó la comitiva presidencial, un político, el delegado federal de la Secretaría de Agricultura, el ingeniero Marco Antonio Torres Hernández, empezó a quedar en el ojo del huracán y en la mirada de un montón de políticos a quienes les levantaron un muro de Berlín para dar el siguiente paso y se quedaron por allá, digamos, en el corredor de la ignominia, como llaman los diputados federales al espacio donde refunden como animalitos a los medios defeños… Así, en aquel palacio de cristal, Marco Antonio Torres estuvo dialogando con Miguel Alemán Velasco, dueño de la línea aérea Interjet y uno de los asesores del presidente de la república… Y es que cuando Alemán fue gobernador, Marco Antonio despachó un tramo como diputado federal, encargado de la Comisión de la Industria Azucarera, en aquel tiempo todavía el sustento número de la economía jarocha… Tal cual, todo el gabinete peñista invitado a Antón Lizardo, hasta los secretarios de la Defensa Nacional y de la Marina, se acercaban a saludarlo y, por añadidura, también a Marco Antonio, en unos casos a los que ya conoce desde tiempo atrás, y en otros, a quienes Alemán se los presentaba…

BALAUSTRADAS: En la espera de que Peña Nieto llegara, digamos, al recinto de la comida, aterrizó por ahí el secretario de Educación, Emilio Chuayffet Chemor, también Enlace Político de Peña Nieto con los gobernadores del sur/sureste del país, entre ellos, Veracruz… Y cuando Torres Hernández fue diputado federal uno de sus compañeros fue Chuayffet… Y ambos, al reencontrarse, festinaron la amistad…Entonces, Chuayffet se quedó a platicar con él, tiempo que Alemán aprovechó para retirarse y saludar a otras personas… Un rato extenso y largo, el secretario de Educación la pasó platicando con el delegado federal de la SAGARPA, mezclando y entremezclando los recuerdos y las sonrisas y, de paso, claro, lógico, una reporteada que Chauyffet le dio sobre el estado de cosas vividas en Veracruz, que es otra de sus tareas fundamentales, aun cuando a su lado tiene en la dirección de Comunicación Social a un par de fuentes de información privilegiada, como son el doctor Jorge Medina Viedas, exasesor académico de Víctor Arredondo Álvarez y Raúl Arias Lovillo, exrectores de la Universidad Veracruzana, además del maestro Raúl Contreras, exjefe de Comunicación Social de Raúl Arias… Tal cual, y mientras el delegado de la SAGARPA dialogaba con Miguel Alemán y Chuayffett, a lo lejos, el resto de políticos del otro lado de la cerca sólo miraban y, por supuesto, comentaban, hablaban de la suerte privilegiada de Marco Antonio Torres… Entonces…

ESCALERAS: Entonces, llegó otro momento estelar, cuando el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, se acercaba al recinto, y al ver a lo lejos a Torres Hernández platicando con Chuayffet, en automático se descolgó hacia ellos, con el saludo institucional; pero afectivo, al titular de la SEP, su compañero de gabinete, y al delegado de la SAGARPA… Discreto, conocedor de la naturaleza humana, Chuayffet se despidió y dejó solo a Torres Hernández y Osorio Chong, ambos compañeros de curul federal en tiempo pasado, antes, mucho antes de que Osorio Chong fuera gobernador de Hidalgo… Fue aquella escena política la entrada al cielo para Marco Antonio y la causa quizá, acaso, de un síncope cardiaco para el resto de la humanidad que desde el otro lado del charco los miraba… Amigo cercano de Osorio Chong, que en el Congreso federal cultivaron amistad cercana y luego, con los años, se fomentó en tierra fértil, hablaron y hablaron ellos dos, solitos, como en privado; pero en público delante de todos… Y, bueno, bastaría referir que desde entonces, a cada rato los teléfonos suenan en la oficina de la SAGARPA, en Xalapa, aun cuando Marco Antonio, como es su forma de ser y actuar, opera con bajo perfil en su chamba… Pero en los últimos días las insistencias se han vuelto una especie de acoso, digamos, porque dada la sucesión tan anticipada de gobernador, Osorio Chong y Emilio Chuayffet son pieza clave, fundamental, para documentar al presidente de la república con información confiable, de primera plano, en la toma de decisiones… Claro, todavía falta, digamos, mucho tiempo; pero una gubernatura se va construyendo poco a poco, pian pianito, hasta que la avalancha resulta tan inevitable como impostergable… Nadie dudaría de que el celular suena con el delegado federal porque también habrá quienes busquen una oportunidad profesional… Pero, bueno, la estampida de búfalos es así en política y lo anterior corrobora la naturaleza humana… Todos ellos olvidan, no obstante, que si Marco Antonio tiene y mantiene buena relación con los secretarios de Gobernación y Educación se debe, entre otras cositas, a que es un político discreto y respetuoso, que nunca, jamás, los molesta con impertinencias…

Por: Luis Velázquez

00
Compartir