Meade llama a avanzar en pendientes del Sistema Nacional Anticorrupción

José Antonio Meade Kuribreña, precandidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI) a la Presidencia de México, hizo un llamado a los partidos políticos, coaliciones y precandidatos “para que avancemos en los nombramientos faltantes del Sistema Nacional Anticorrupción”, pues el principal problema del país “es la impunidad”.

El priista indicó que en México es muy probable que “quien cometa un delito o incurra en actos de corrupción, se salga con la suya, que no enfrente a la ley y que no pague las consecuencias de sus actos”.

En un comunicado difundido en sus redes sociales, Meade señaló que “la impunidad alienta la corrupción, es la causa de la inseguridad y la fuente principal de la violación a los derechos humanos”.

Asimismo, hizo referencia a la propuesta de Andrés Manuel López Obrador de otorgar amnistía a los criminales, aunque afirmó que para terminar con la impunidad se necesitan construir instituciones.

“Esa es la vía responsable y viable en el largo plazo. Ni el perdón ni las ocurrencias para el aplauso fácil son la solución”, agregó.

El precandidato del PRI dijo que las reformas constitucionales deben ser implementadas, pues “tenemos pendientes que atender para cristalizar el Sistema Nacional Anticorrupción”.

Hizo un llamado para implementar las nuevas instituciones y de los nombramientos faltantes para conformar el Sistema Nacional Anticorrupción, por lo que propuso dejar de lado las diferencias “para dar al país las soluciones que merece”.

Meade propuso hacer un acuerdo basado en seis puntos:

  1. El Senado debe nombrar a los magistrados de la sección y salas especializadas en materia de responsabilidades administrativas por actos de corrupción.
  2. Avanzar hacia la autonomía del ministerio público federal. Para ello se requiere aprobar la ley orgánica de la Fiscalía General de la República.
  3. Crear marcos homologados de funcionamiento del ministerio público a nivel local. Nueve de cada diez delitos son competencias de las entidades federativas.
  4. Nombrar al Fiscal General y al Fiscal Anticorrupción en un acuerdo con sentido de Estado. Una vez que el poder revisor de la Constitución ha eliminado el pase directo, es momento de activar el mecanismo constitucional para el nombramiento de los titulares de ambos órganos.
  5. Aprobar la nueva legislación en materia de contrataciones públicas que reduzca los espacios de oportunidad de la corrupción. Es una obligación constitucional que no puede esperar.
  6. Aprobar el nombramiento del nuevo titular de la Auditoría Superior de la Federación.

Señaló que el fin de la impunidad “solo es posible a través de instituciones creíbles y que den resultados. Debemos hacernos cargo de inmediato de este pendiente estructural”.

00
Compartir