Mi novia y la inflación 2

Un financiero en Júpiter

Por Rodrigo Curiel

Recordarán que la semana pasada quedó pendiente explicarle a mi novia por qué la inflación afecta los ahorros de los que no tienen acceso a una cuenta de inversión, que somos la mayoría de los que vivimos en este bendito planeta.

Pensémoslo así, le dije: Supongamos que de tu salario decides ahorrar 10 pesos el primer mes del año, y lo vas a guardar para comprarte algo en el futuro. Al final del año tendrás 10 pesos en tu cajón, sólo que te tengo una mala noticia, a causa de la inflación (que la estima el nuevo gobierno en 3.4% para el 2019), no te alcanzará para comprar los mismos bienes que podías comprar cuando empezaste a ahorrar, debido a que todo será más caro.

¿Y entonces cómo puedo lograr que mis 10 pesos dentro de un año valgan más o por lo menos lo mismo?

¡Bueno, bueno, bueno pues esa la pregunta de los 64 mil! 

Vas a necesitar una cuenta de inversión (una simple chequera no sirve) y aun así será difícil.

Sin una cuenta de inversión no habrá forma de comprar un instrumento que te pague algún rendimiento para protegerte contra la inflación, y al quedar tus 10 pesos en efectivo en tu cajón, con el tiempo te alcanzará para comprar menos bienes o servicios.

Suponiendo que tienes acceso a una cuenta de inversión, deberás tener en consideración varias cosas: tipo de instrumento, comisiones que cobran las instituciones financieras, mercados internacionales, la famosa Bolsa de Valores, riesgo del producto, tasas de interés, inflación, …

Como podrás ver, esto de invertir es bastante complicado para los simples mortales, ahorrar por ahorrar no sirve de mucho y ahorrar con una institución financiera es también bastante complicado.

Mi novia quedó tan decepcionada que decidió ya no ahorrar nada y mejor se fue a comprar un par de zapatos con sus ahorros. Lo que me dejó muy inquieto, después de más 20 años en esto; o no sé explicar algo que parece muy sencillo; o en realidad esto de ahorrar eficientemente es muy complicado para la mayoría de los mortales. 

En fin, les recomiendo que pongan mucha atención cómo invierten sus ahorros, ya que es más complicado de lo que parece.

Les deseo una Feliz Navidad.

 

 

Cualquier duda o comentario con mucho gusto estoy a sus órdenes:

financiero.jupiter@gmail.com

00
Compartir