Miyuli “embarcó” a Alba Leonila en 2010; ella fue aval en la aportación de 15 mdp por parte de empresarios, pero el choleño no cumplió los compromisos

Después de expresar su profundo rechazo a la candidatura de Miguel Ángel Yunes Linares a la gubernatura de Veracruz por la ahora alianza Unidos para rescatar Veracruz que integran el Partido Acción Nacional (PAN) y el Partido de la Revolución Democrática (PRD), la ex blanquiazul y también abanderada a la primera magistratura, pero por el Partido del Trabajo (PT), Alba Leonila Méndez Herrera, lo acusó de no cumplir compromisos, pues recordó que en 2010, cuando jugó para el mismo cargo, la dejó “embarcada” con 15 millones de pesos.

Al participar en el Programa Polaca a la Veracruzana, que se transmitió la noche de este martes, la ex alcaldesa de Atzalan precisó que ahí comenzaron las diferencias entre ambos, ya que este adeudo se le adjudicó a ella, cuando, según Alba Leonila, “solamente había sido un aval”, entre los empresarios que habían aportado recursos para su campaña y el Acción Nacional.

Ello, expuso en la plática con Manuel Rosete, Raymundo Díaz y José Ortiz Medina, se dio por la falta de recursos para continuar con la búsqueda de los votos y como ella tenía relación con personas que podían apoyar con dinero, los buscó y aportaron su parte, y los compromisos que hizo Miguel Ángel Yunes no los cumplió.

Asimismo, afirmó que estuvo en la campaña de Yunes Linares “prácticamente todos los días, de día y de noche, abriendo las puertas de los panistas que no lo querían… nunca con un pago, siempre apoyando para que se ganara, presentándose en el norte, en el sur, en todas partes”.

En el espacio que se transmitió por Formato7.com, Versiones.com.mx y otros portales web del estado, narró que en varias ocasiones los acompañó para que hablaran directamente con él, porque siempre se escondía, y en una oportunidad que le hablan directamente y le exponen la situación, a lo que les respondió que ya le había dado el dinero a Méndez Herrera, acusándolos a todos de corruptos.

Por esa situación, “por poco pierdo a mi hija”

Comentó que tuvo que juntar por muchos años para saldar esta deuda con los que apoyaron, pues era su patrimonio “y, al no cumplir con su compromiso, traía la presión encima, y buscamos cómo solucionarles y no se pudo, por más que trabajara, siempre quedó alguien dolido, que me hizo la vida de cuadros, afectaron a mi familia; en temas de inseguridad, por poco y pierdo a mi hija”.

Con estos amargos episodios en su vida, la licencia en Administración Municipal por el Instituto Veracruzano de Educación Superior, adicionó que “no me podía quedar callada, en silencio y me voy, y esa fue una de tantas”.

Igualmente, cuestionó que mientras el nominado por la coalición opositora y los demás de otras fuerzas políticas a la gubernatura ha ocupado similares cargos en el gobierno y curules en el Congreso de la Unión y local que ella, no hay comparación entre las propiedades que ellos y ella tienen.

“Si ustedes hacen la sumatoria de todo lo que él (Yunes Linares) tiene, nada más una casa (El Estero), que Casa Veracruz se queda muy atrás, con mucho lujo”, afirmó la ex secretaria técnica del Programa Oportunidades, hoy Prospera de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol).

“Veracruz no merece alguien así, eso se los aseguro… fueron situaciones muy delicadas (las que vivió con él en la pasada campaña a gobernador)”, reiteró la ex diputada federal y local al refrendar su rechazo hacia Miguel Ángel Yunes, desde que se sumó a las filas del PAN.

“Muchos no estábamos de acuerdo porque sabíamos que venía de un sistema que siempre habíamos combatido y Miguel Ángel se me hacía un personaje autoritario, sin sentimientos; cuando él estaba (en la Secretaría de Gobierno en el sexenio de Patricio Chirinos) no había libertad de expresión y, en lo particular, no me parecía que estuviera preocupado por el sector del que yo venía; por ejemplo, el sector rural o indígena”, abundó.

Además, mencionó que no es posible creerle la promesa de que le va a pagar a los empresarios a los que la presente administración les debe, cuando no saldó compromisos en el pasado: “Creer que es el salvador de Veracruz y que va a resolver toda la problemática que se vive, es una mentira”.

De allí que la diplomada en Metodologías Sustentables para el Desarrollo Local por la Universidad Complutense de Madrid, reafirmara que el diputado federal con licencia sería un peligro para nuestra entidad “y con el tiempo los ciudadanos nos darán la razón, todo cae por su propio peso y ellos se darán cuenta quién es el señor”.

Después de recordar que hasta los seis años no tenía zapatos y vivía con muchas carencias, manifestó que la gente más pobre y con menos recursos es la que podría estar influenciada por su campaña y darle su voto.

También calificó como una incongruencia que ahora que están en campaña prometan resolver todos los problemas que tiene el estado y meter a la cárcel a los corruptos, mientras que siendo diputados o senadores, no lo hicieron.

A Veracruz le hace falta una gobernadora

Aseveró que a Veracruz le hace falta una gobernadora, ya que presumió que una mujer es sensible por naturaleza, lo que hace que se ponga en los zapatos de los demás y como ella, no quieren que sigan sufriendo lo que en su infancia padeció.

La ex diputada local y federal adicionó que soñaba con que en su pueblo hubiese una clínica para la atención médica de sus habitantes, y gestionó un hospital, donde reciben gratuitamente los medicamentos y las consultas médicas no sólo los que viven allí, también los de otros 18 municipios.

De la misma manera, rememoró que ingresó a la política a través de la religión, pues en ese entonces era predicadora de la Pastoral Social de la Iglesia católica, donde se difundía la participación ciudadana al servicio del bien común y, en tiempos electorales, decidieron escuchar a todos los partidos, optando por el PAN porque era el que tenía una doctrina.

Sobre su idea de que debe ser una mujer la que ocupe la titularidad del Ejecutivo, complemento que las féminas son valientes, comentado el enfrentamiento frontal que tuvo con el crimen organizado cuando fue presidenta municipal de su municipio y sus miembros le estaban pidiendo una “cuota” anual de cuatro millones de pesos.

“Empezaron con la presión, porque cuando llegué pedí al Gobierno Federal destacamentos militares porque no acepté a la Policía Intermunicipal, aunque fueran panistas mis compañeros, porque no estaba de acuerdo con el comandante que tenía”, reveló.

Alba Leonila Méndez agregó que cansada de la presión y del descaro de los grupos delincuenciales decidió mencionarlo en la Ciudad de México, donde le sugirieron prestarse para un operativo y detener a los extorsionadores, lo cual se concretó.

Al entrar a la casa, donde habían pautado el encuentro, entró en pánico porque la maleta no contenía el dinero que supuestamente les entregaría como parte del pacto, “pero reacciono y me quiero regresar, y no puedo porque me estaban apuntando con armas”.

Las Fuerzas Federales le quitaron el reloj para que no lo estuviera viendo, porque tenía una cantidad de minutos para hacer lo indicado, antes de que llegaran y continuaran con la operación, complicándola por los posibles enfrentamientos.

Al interior de la vivienda y ya con el líder de la banda, éste le dijo que era valiente por aceptar la negociación, enunciándole que su suegra la admiraba y por eso la quería conocer en persona, por lo que el dinero no le importaba, sólo quería que dejara de tomar acciones, de pedir el apoyo de los militares y elementos ministeriales.

El tiempo no le alcanzó y cuando intentó salir, llegaron los uniformados y, en lugar de resguardarla a ella, lo hacen con un hombre, pensando que era el munícipe. Luego de la confusión, la retiraron del grupo de detenidos y la llevaron al Ministerio Público en Jalacingo, donde insistía en formular cargos en contra de estas personas.

En el recinto todos le sugerían que desistiera de su intención, incluso el abogado que le asignaron, pero pidió tiempo y que le permitieran ir a Martínez de la Torre, donde tenía un programa de radio, donde frente al micrófono empezó relatar lo que ocurrió y responsabilizaba al gobierno estatal de lo que le pudiera ocurrir a ella y su familia.

Esta acción generó que la gente llegara al lugar de la estación radiofónica y que las autoridades gubernamentales se acercaran a apoyarla para que formulara la denuncia por extorsión, delito que no estaba tipificado como grave, lo que hizo que con fianza salieran de prisión y que la siguieran a cada lugar que visitaba como una forma de intimidarla.

Al narrar este episodio de su vida, refrendó que los hombres no tienen la misma templanza para tomar decisiones como esa y citando el dicho popular: “perro que ladra no muerde”, externó que quienes dicen que van a tomar acciones contra la delincuencia lo hacen porque están en campaña y quieren llegar al poder a como dé lugar.

Reestructuración de secretarías de Despacho y deuda pública

Luego de enumerar que las mujeres también son administradoras por naturaleza, explicó que una de sus principales acciones de llegar a la gubernatura es reestructurar las diferentes secretarías de Despacho para hacerlas más eficientes.

“He visto por experiencia en otros gobiernos que cuando llegaron redujeron instituciones y las hicieron eficientes, y ese ahorro ha servido para el desarrollo de sus estados”, aclaró al anunciar que la primera que sometería a esa reingeniería sería la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Asimismo, prometió reestructurar la deuda pública de la entidad para extender los plazos de pago y el dinero que se logre ahorrar, invertirlo en políticas públicas para abatir la pobreza extrema que se vive en Veracruz: “Hay delincuentes porque no tienen muchas oportunidades”.

Por último, Méndez Herrera declaró que no habrá perdón para los responsables del desfalco financiero, por lo que ratificó que el que se haya robado un peso, y más si es funcionario, debe ir a la cárcel.

versiones.com.mx

00
Compartir