Modérense

LA ESCENA VERACRUZANA

Por: Marco Antonio Medina Pérez

El presidente del grupo Salinas, Ricardo Salinas Pliego, acaba de enviar un mensaje a los trabajadores y ejecutivos de ese consorcio en donde los exhortó a empatizar con la estrategia que ha estado desarrollando el presidente López Obrador en torno a la pandemia del coronavirus y la crisis económica.

Ubicó muy bien Salinas Pliego el momento de tensión política que se vive en donde la oposición derechista presiona al presidente de la República a tomar medidas draconianas ante la emergencia, con mucha mayor anticipación a la requerida, sin tomar en cuenta la afectación a la gente, lo que podría llevar a situaciones de anarquía y de violencia. Y por eso conminó a la derecha fifí a moderarse en sus críticas al presidente.

En mi colaboración de la semana pasada establecía que es cada vez más evidente la vocación golpista de la derecha con la estrategia de establecer la zozobra y el miedo generalizado. Se apuesta al río revuelto y a descalificar a este gobierno.

Salta a la vista que dos miembros de la élite empresarial, como Slim y el propio Salinas Pliego, no compartan esta visión de la derecha partidista e incluso la visibilicen y la exhiban, como en este último caso. El olfato de clase es mayor y mucho más certero en estos líderes empresariales que en la oposición política que debía de representarles.

Saben que el presidente López Obrador confluye en un punto vital para ellos, el de la seguridad pública y en evitar que esto se salga de control. Así, Andrés Manuel, representando el interés nacional y velando preferentemente por los más pobres, coincide en la aspiración empresarial de que transitemos esta situación emergente sin los problemas que acarrearía una descarnada lucha por la sobrevivencia de muchísimos mexicanos si no se les amparara y procurara, lo cual podría afectarles muchísimo. Por ello difieren de la vocación golpista de la derecha partidista.

La derecha juega con fuego al querer atizarle al fogón de los problemas nacionales. Quisieran que se tomara la misma estrategia que en las épocas del despilfarro neoliberal, cuando cualquier emergencia servía como pretexto para disponer de recursos adicionales, aumentar la deuda o recurrir al aumento de impuestos, para proteger los grandes negocios, mientras que al grueso de la gente se le regateaba cualquier ayuda y se les conminaba a comprender lo difícil de esas medidas.

Ante huracanes, terremotos o cualquier otra emergencia la salida era la condonación de impuestos o los fondos de emergencia para los negocios. Ante los terremotos del 85 y los últimos del 2017, los recursos destinados a la gente se perdieron en los laberintos de la burocracia dorada del neoliberalismo.

Hoy el presidente plantea una estrategia diametralmente diferente, no sólo porque nos encontramos ante un escenario más complicado, sino porque ha cambiado el régimen que lleva la rienda de los asuntos nacionales.

La derrama anticipada de la pensión para adultos mayores por cuatro meses, el aumento a un millón de beneficiarios del programa Tandas para el Bienestar, el otorgamiento de un millón de créditos a los micro y pequeños negocios hasta por 25 000 pesos cada uno, todo ello configura un nuevo patrón del Estado para enfrentar las emergencias en nuestro país.

Se protege la economía popular, la que será más golpeada por la pandemia del coronavirus, y al mismo tiempo se incrementa el consumo, lo que tendrá efectos virtuosos en el resto de la economía. Pero, además, la inversión pública no se detiene y se abrirán asimismo espacios para la inversión privada.

Ante la pretensión de la derecha por sembrar miedo y desconcierto, las medidas tomadas desde Palacio Nacional, las que atañen concretamente a la epidemia, así como las sociales y económicas para que el remedio no sea peor que la enfermedad, han sido del todo punto certeras y con una excelente planeación y dosificación. Ello habla de un nuevo tipo de gobierno, una nueva forma de enfrentar las emergencias, un nuevo rumbo para el país.

marco.a.medinaperez@gmail.com

00
Compartir