Mueren niños de cáncer por falta de medicinas

Padres de familia denunciaron que por falta de medicamentos y la inoperatividad del equipamiento médico para los tratamientos contra el cáncer en el Centro Estatal de Cancerología, Miguel Dorantes Mesa (Cecan), provocaron que por lo menos dos menores fallecieran durante la segunda semana de mayo.

Familiares de niños enfermos de cáncer señalaron que el hospital tiene deficiencias y como consecuencia la salud de los menores se agudiza, ya que sus tratamientos no pueden ser llevados como deberían, dado que el hospital carece de los medicamentos y ellos no tienen para poder comprarlos y así salvar la vida de sus enfermos.

Tiene más de un mes que empezaron a escasear los medicamentos, necesitamos que atiendan a nuestros niños, incluso se habían retirado las quimioterapias y eso es grave, por eso venimos aquí, porque en el hospital están 13 niños y si siguen sin recibir medicamentos se agravaría su salud, dijo la señora Yan Pensado.

En manifestación en la plaza Lerdo, denominada por periodistas como plaza Regina, los inconformes exhibieron la irresponsabilidad de la Secretaría de Salud para atenderlos, a pesar que algunos tipos de cáncer entran dentro del esquema de cobertura del Seguro Popular.

“Ningún aparato sirve y ahora nos piden que vayamos al Centro de Especialidades Médicas (CEM) y ahí es muy tardado hacer los trámites y citan cada mes”, expusieron los padres de familia, quienes detallaron que los aparatos que no funcionan son de radiología, tomografías, ultrasonidos. “Todos son necesarios y ninguno sirve y así llevamos un mes”, dieron a conocer durante la manifestación en la capital veracruzana.

La petición era la misma, Ángeles Ramírez, comentó que algunos pacientes por la falta de atención médica se les ha complicado la salud, pero esta situación no sólo la padecen los niños sino también los adultos que reciben tratamiento, por lo que es urgente que la Secretaría de Salud verifique y compre los medicamentos.

Señalan a la Codamever y FGE de ocultar muertes infantiles

La Comisión de Arbitraje Médico de Veracruz (Codamever) y la Fiscalía General del Estado (FGE) son señalados de “ser cómplices en las muertes infantiles que ocurren en el hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en la sierra de Zongolica”, de hecho pese a las denuncias que existen en contra de ambos organismos, no se procede y se ocultan las muertes por presuntas negligencias”, dijo el presidente del Consejo Supremo Indígena, Roque Quihahua Macuixtle.

El tema es difícil, señala, “esos dos organismos, –la Comisión de Arbitraje Médico y la Fiscalía General del Estado– han sido omisos y a la vez cómplices de los casos de muertes infantiles que se han producido por negligencia médica en el hospital del IMSS de este municipio y que afectan a un sector de la población con graves problemas económicos y en condiciones de miseria extrema”.

En los municipios de la sierra, explica, “hay casos documentados de pacientes que han perdido la vida por cirugías mal practicadas, uno de ellos es el de Fedronio Romero Xochicale quien vivía en la comunidad de Ixotitla, perteneciente al municipio de Los Reyes,y cuyo expediente quedó en manos de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), pero no se procede en contra de los médicos que presuntamente fueron los responsables de su muerte”.

Hay otro caso, “el de Florencia Tepole Tepole, habitante de la comunidad Los Pinos en San Juan Texhuacan quien por tres días conservó, en su vientre, a su bebé, pero ya estaba muerto, incluso en este caso la paciente tuvo que ser trasladada hasta el hospital del IMSS de Coscomatepec y fue operada para extraerle su bebé”.

“Las gemelitas que murieron en el vientre de su madre y cuyo esposo, Juventino Sánchez Lara denunció los hechos ante la entonces Procuraduría General de Justicia en el Estado y la propia Comisión de Arbitraje Médico, es otro de los casos que tampoco ha sido atendido”, señala.

De todos estos sucesos y de otros más asegura que el delegado del IMSS en el sur de Veracruz, Jon Rementería Sempé, tiene conocimiento, pero es lamentable que pese a que conoce los hechos tenga más interés en mantener vigente al personal que trabaja en el Hospital del IMSS Prospera. Rementería Sempé ya es catalogado como un cacique en este nosocomio después de 15 años de estar al frente de este centro hospitalario debido a que ya se han presentado muchas irregularidades por negligencia médica.

Por eso, agrega, “de qué sirve la Comisión de Arbitraje y la propia Fiscalía General del estado, si no hay voluntad para proceder en contra de aquellas personas que son presuntas responsables, es más ni siquiera son investigados o suspendidos de sus labores en lo que se abren las indagatorias”.

Condiciones como estas, explica, “confirman que por el sólo hecho de estar en zonas marginadas, no se atienden las necesidades de personas de escasos recursos económicos”.

(Con información de La Jornada Veracruz/ Por: Fernando Inés Carmona Norma Trujillo Báez)

00
Compartir