Nada más 16 verificentros para la entidad provocarán más gastos a los veracruzanos

La autorización regulada de verificentros en Veracruz hasta el momento sólo contempla 16 zonas para la apertura de los mismos, por lo que los automovilistas veracruzanos tendrán que desplazarse grandes tramos carreteros para poder realizar su verificación vehicular.

Así, el que viva en Pueblo Viejo o Tempoal tendrá que trasladarse hasta Tuxpan, el que radique en Uxpanapa tendrá que deslizarse hasta Coatzacoalcos, mientras que en Misantla, el centro de control vehicular dará atención a los automovilistas de esa cabecera municipal, pero también a los de Altotonga, Jalancingo, Atzalan, entre otros, lo cual convertirá el trámite de la verificación vehicular en un completo caos, se quejaron integrantes de la Asociación de Centros de Verificación Vehicular.

Sólo municipios grandes como Xalapa, Veracruz, Córdoba, Martínez de la Torre, Minatitlán no tendrán que compartir verificentros con otros municipios gracias a su alta densidad poblacional.

En vísperas de que ya entre en vigor la nueva Ley de Protección Ambiental y de Tránsito y Transporte que incluyó modificaciones en el Código Financiero para volver obligatoria la creación de verificentros en Veracruz, el gobierno del Estado sólo contempló la creación de 16 verificentros para todo el estado.

Pablo López García integrante de la asociación de verificación se quejó de que además de que “extinguirán” a los actuales centros de Verificación Vehicular, afectando la manutención de 800 familias, también se perjudicará al ciudadano que tiene como patrimonio un coche, pues además de que se incrementarán los costos por verificación vehicular y por sanciones, también tendrán que “recorrer” grandes tramos carreteros, para acudir a los nuevos verificentros que ya autorizó el estado.

“La verificación venía costando 250 pesos, ahora costará 341 pesos, es decir aumenta casi 67 por ciento, pero además, ojo, antes por traer la verificación vencida había una multa de 546 pesos, con la nueva Ley de Apertura, el propietario de un coche tendrá que pagar mil 367 pesos”, expuso López García, acompañado de otros concesionarios de verificación vehicular como Luis Méndez, Mauricio Borbolla y Roberto Hernández.

En rueda de prensa, los empresarios afectados hicieron un llamado a propietarios de vehículos para “reaccionar” ante la monopolización y el tráfico de influencias del estado con los nuevos verificentros, pues la ciudadanía también se verá afectada.

Renato Tronco, diputado independiente, arribó a la rueda de prensa para sumarse a la causa de verificadores vehiculares, pues asegura que habrá incrementos al usuario por casi 70 por ciento, con lo cual se buscará compensar lo perdido en la eliminación de la tenencia vehicular, efectuada el año pasado.

Tronco Gómez dejó entrever que esta nueva Ley de Apertura de Verificentros también podría ser una medida para que la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) –dependencia de la que depende Tránsito del Estado– pueda allegarse de recursos para continuar equipando la corporación a costa del erario de los veracruzanos.

Pablo López señaló que hasta ahora, apenas 40 por ciento de los propietarios de vehículos en Veracruz se hacen responsables por efectuar su verificación vehicular, lo que le representa al gobierno de Veracruz un ingreso garantizado por 120 millones de pesos anuales: “si más automovilistas hicieran la verificación, ingresaríamos más, pero eso ya no depende de nosotros, ¿con 16 verificentros en todo el estado, cuántos automovilistas desistirán de la verificación?”, cuestionó López.

El día de ayer, La Jornada Veracruz publicó que con la Ley de Apertura, la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) manipuló las nuevas disposiciones de la apertura de verificentros para beneficiar a familias acaudaladas y con cercanía a políticos del gobierno de Javier Duarte, en detrimento de los 220 centros de verificación vehicular existentes, los cuales tenían una concesión garantizada hasta 2050.

(Con información de La Jornada Veracruz)

00
Compartir