Niega escolta del Alcalde de Medellín haber ordenado el asesinato de Moisés

– Martin López Meneses dice que cuando levantaron al Periodista, custodiaba al munícipe afuera del bar “La Berrinchuda”, en Boca del Río
– El edil estaba con amigos y sus familiares, “en la presentación del grupo “Calibre 50”
– Defensores de los inculpados solicitaron ampliación del término de las 72 horas

Los elementos de la Policía Municipal Acreditable de Medellín de Bravo, José Francisco García Rodríguez y Luigui Heriberto Bonilla Zavaleta y el escolta personal del alcalde, Martin López Meneses, fueron llevados a declarar a Juzgado Quinto de Primera Instancia de la ciudad de Veracruz para rendir declaración preparatoria con relación al delito de homicidio doloso agravado en agravio de Moisés Sánchez Cerezo y por incumplimiento de un deber legal en agravio del servicio público.

Esto se encuentra radicado dentro de la causa pena 22/2015 del Juzgado Quinto de Primera Instancia de la ciudad de Veracruz.

En un fuerte dispositivo de seguridad, los tres servidores públicos municipales fueron escoltados por los elementos de la Policía Estatal y custodios de la DGPRS, fueron presentados a declarar en sesión preparatoria.

Los tres negaron haber tenido relación o injerencia en los hechos, en donde fue privado de la libertad por la fuerza Moisés Sánchez Cerezo y su posterior asesinato, según lo informa la PGJE.

Sólo Martín López Meneses chofer y escolta personal del alcalde de Medellín de Bravo Omar Cruz, ratificó su declaración en partes. El sujeto negó que fuera el subdirector de la corporación preventiva, ya que como no tiene licenciatura fue nombrado en el cargo Darío Vela.

Los servidores públicos se negaron a declarar, acogiéndose a la protección del Artículo 20 Constitucional para no decir nada, ni responder a cuestionamientos.

En lo leído por el secretario de la mesa del juzgado, el día 2 de enero de 2015, el alcalde Omar Cruz Reyes y sus escoltas, entre ellos Martin López Meneses, estaban en un evento en un antro, denominado “La Berrinchuda”, en Boca del Rio, donde disfrutaron de la presentación del grupo Calibre 50. El munícipe fue con amigos y sus familiares, mientras sus escoltas esperaron afuera.

Supieron por una llamada telefónica que les hizo la encargada de prensa del ayuntamiento de Medellín de Bravo que se habían llevado al activista y comunicador por la fuerza, Moisés Sánchez Cerezo y era necesaria la facilidad de patrulleros en su casa para resguardarla, pero ya no tocaron el tema del activista retirándose del bar, llevando a la familiar del alcalde y a él a su casa.

En el caso de los elementos de la Policía Municipal Acreditable de Medellín de Bravo, José Francisco García Rodríguez y Luigui Heriberto Bonilla Zavaleta, ellos día de los hechos 2 de enero de 2015 estaban de turno vigilando por la zona del parque del Tejar en Medellín de Bravo, parque vehicular y los sacaron a las colonias San Miguel, avenidas y la colonia Gutiérrez Rosas.

Ahí daban rondines y auxilios correspondientes, con horario de 24 horas, teniendo la guardia del día 31 de diciembre, 1y 2 de enero de 2015. Ellos salieron a vigilar ante el incremento de la inseguridad y por instrucciones de su comandante de la municipal, Darío Vela.

Ese dos de enero, ellos estaban por la colonia Gutiérrez Rosas, en la calle Tulipanes, donde no notaron nada raro, compraron hot dogs, incluso a uno le mandó mensajes su mujer para encargarle y como estaba de turno le indicó que los iba a dejar pagados y que fuera ella a buscarlos.

Luego se fueron hacia El Tejar y de ahí se fueron a la caseta del parque, donde les indicaron vía radio que había privado de la libertad a una persona en la colonia Gutiérrez Rosas, entonces fueron a ese sitio y se entrevistaron con una mujer que estaba molesta, pues había pedido el apoyo y nadie había acudido, por lo que llamó a la SEDENA.

Los datos de la persona privada de la libertad los dio el hijo y luego por órdenes del encargado del turno se retiraron a seguir con sus rondines, pues ahí ya nada podía hacer, pues estaban los elementos de la Policía Estatal y SEDENA.

Los abogados defensores de los inculpados solicitaron la ampliación del término de las 72 horas, el cual venderá el próximo dos de febrero.

(Con información de Al calor político)

00
Compartir