No puede reestructurarse deuda pública con otro préstamo si se usan datos falsos

No puede iniciarse una discusión o análisis de la reestructuración de la deuda pública, cuando sigue ocultándose información sobre los pasivos reales del gobierno de Veracruz, que podrían oscilar por arriba de los 70 mil millones de pesos, mencionó el investigador y ex director del Comité de Planeación del Desarrollo de Veracruz, Rafael Arias Hernández.

Acusó a la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), a la Contraloría General del Estado (CGE), al Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) y a la propia Comisión de Vigilancia del Congreso de estar ocultando los datos reales de la deuda y plantear una reestructuración con base en unos pasivos mucho menores a los que realmente se tienen.

Bajo este panorama, adelantó que la posible reestructuración de la deuda que anunció el gobierno del estado, es una solución parcial que volverá a causar mucho más deuda y problemas financieros a un mediano plazo.

Rafael Arias Hernández aseguró que aún se está a tiempo de solucionar el problema financiero del gobierno estatal, pero todo debe comenzar por realizar un real diagnóstico de lo que se debe y rutas de solución por parte de los funcionarios de finanzas y fiscalización.

Reprochó que en tanto el Orfis, Comisión de Vigilancia del Congreso local, CGE y la Sefiplan no contribuyan a esclarecer la deuda y darle solución, estarán en riesgo el pago de pensiones, becas, las medicinas, las becas de la tercera edad, así como la deuda con la Universidad Veracruzana.

“No se ha tratado con seriedad y definición el tamaño de la deuda que tiene el Gobierno del Estado y de eso se derivan muchas complicaciones como la deuda con la Universidad Veracruzana están asociados con incumplimiento del deber de los encargados de las finanzas, quienes están obligados a determinar complejidad, características, calendario de las obligaciones que se tienen financieras, contractuales, servicios, ellos quieren que los académicos definan la problemática, cuando para eso se les paga, hay un incumplimiento del deber por parte de los funcionarios de finanzas, por un lado”, expresó.

También criticó las áreas de fiscalización en Veracruz “están peor, porque ni el Orfis, ni la Comisión de Vigilancia del Congreso, ni la Contraloría General hacen un trabajo adecuado, por el contrario dan pena, no hacen su trabajo ni tampoco contribuyen a que se encuentren soluciones”, refirió.

Sobre estos aspectos, dijo, hay que exigir trabajo, responsabilidad y sobre todo un buen diagnóstico y un buen tratamiento.

(Con información de La Jornada Veracruz)

00
Compartir