No va a ser eterno: AMLO sobre desabasto de combustible

La mañana de este jueves, el presidente Andrés Manuel López Obrador agradeció la participación de las fuerzas armadas para vigilar y recuperar ductos de Pemex, que lleven a la normalización del abasto de combustible en el país.

Respecto al operativo de vigilancia en ductos, el primer mandatario adelantó que este se mantendrá permanentemente, pues es la forma más fácil y rápida de distribuir gasolina. Adicionalmente, se moverá el combustible con pipas, algunas de ellas compradas, ya sean 500 de 60 mil litros cada una o mil de 30 mil litros.

La compra de los vehículos correrá a cargo de una comitiva compuesta por Graciela Márquez, secretaria de Economía, Irma Eréndira Sandoval y la secretaria de la Función Pública.

Aplaudió que en la Ciudad de México los automovilistas se apeguen al calendario del Hoy No Circula para cargar gasolina y con ello se disminuya el tiempo de espera en las estaciones de servicio.

Disminuye la afluencia en gasolineras de CDMX

La presidenta de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño, Ada Irma Cruz, señaló que la Ciudad de México no registra desabasto de alimentos por la escasez de combustible; sin embargo, dijo, el sector comercio y de servicios enfrenta pérdidas de entre mil 150 y mil 580 millones de pesos por ventas no realizadas y gastos extras en el traslado de mercancías.

Advirtió que de no regularizarse el abasto de gasolinas y diésel la próxima semana faltarían ciertos productos en la Central de Abasto y otros centros de distribución y habría alza de precios.

No hay alerta en cuanto al desabasto de productos básicos que ya están en la ciudad, pero la falta de combustible provocó una menor presencia de consumidores en centros y plazas comerciales, aunque hubo un repunte de 25 por ciento en negocios cercanos a las zonas habitacionales, dijo.

Hasta el momento no se tienen reportes de cierre de operaciones parciales o totales, pero la afectación económica se estima en mil 150 millones de pesos por ventas no realizadas, falta de clientes, reducción de horarios y pago de taxis o fletes para traer mercancía, indicó.

Por su parte, el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de la Ciudad de México, Nathan Poplawsky, estimó que las pérdidas ascienden a mil 580 millones de pesos, ante una baja de 15 por ciento en la afluencia a restaurantes, centros comerciales y establecimientos.

No obstante, no se tienen reportes de desabasto de productos perecederos ni de otro tipo, ni en la Central de Abasto, establecimientos comerciales o autoservicios; sólo se tiene un alza en el precio de alimentos como chile serrano y cebolla por cuestiones meteorológicas.

Por otra parte, el Gobierno de la Ciudad de México estimó que alrededor de 68 por ciento de los automovilistas atendió el llamado a cargar gasolina de acuerdo con la terminación numérica de la placa y el color del engomado.

Lo anterior, señaló el titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana, Jesús Orta Martínez, con base en una muestra que la policía realizó el martes en 65 gasolineras.

Según los datos dados a conocer por el funcionario, entre las seis y las 14 horas, 51 mil 592 conductores acudieron a las estaciones de servicio para cargar combustible, de los cuales 35 mil 469 tenían engomado amarillo.

 

Fuente: José Cárdenas

00
Compartir