Nuevos gobernadores: la hora de las venganzas

TELÉFONO ROJO

Por: José Ureña

No serán unas sucesiones tranquilas.

No para quienes se van.

Por iniciativa propia o por instrucción muy superior, los nuevos gobernadores someterán a persecución a sus antecesores.

Hablamos específicamente de quienes llegan a relevar a mandatarios de otros partidos, los nefastos y corruptos neoliberales.

No es el caso, verbigracia, de Jaime Bonilla en Baja California, quien cuidó de principio a fin la candidatura de Marina del Pilar.

Ahí todo será tersura, sobre todo porque Bonilla deja a su sucesora varios proyectos legislativos y de obra pública en marcha con generoso apoyo federal.

Hasta le hereda financiamiento hacendario disponible por 120 mil millones de pesos para la construcción de una central eléctrica fotovoltaica.

Entre panistas cabe un trato diferenciado.

Por ejemplo, en Querétaro Mauricio Kuri no la emprenderá contra la administración de Francisco Domínguez, elogiado hasta en Palacio Nacional.

Pero en Chihuahua María Eugenia Maru Campos llega con proyectos de revisión de gasto y actuación general del ejercicio saliente.

DE CAMPECHE A ZACATECAS

Otros asumen con afán de venganza.

Alfonso Durazo lo repitió en campaña: va contra quien ha mantenido el control de Sonora durante casi un cuarto de siglo.

La referencia es obvia: Manlio Fabio Beltrones, de cuya familia se ventilaron manejos financieros en cuanto intentó sumarse a la campaña de Ernesto El Borrego Gándara.

En Colima Indira Vizcaíno someterá a persecución al equipo de José Ignacio Peralta desde dos perspectivas: el administrativo y posibles nexos con el crimen.

En Zacatecas Alejandro Tello siempre presumió llevar un manejo escrupuloso de los recursos públicos, pero al final fue pillado con bonos exorbitantes.

David Monreal se allega información para, de inicio, ver si se consuma el atraco de entregar premios de 200 mil a medio millón de pesos a funcionarios.

En Campeche la furia no es contra el gobernador saliente, el desconocido Carlos Miguel Ayza, sino contra quien lo puso, el dirigente priista Alejandro Moreno Alito.

No hacen falta más ejemplos.

ME ELIGIERON PARA 4 AÑOS

1.- La lucha priista tiene mucha cuerda.

Los grupos disidentes, liderados por Ulises Ruiz, tratan de ganar adeptos en los estados y tomar comités locales.

Mientras, Alejandro Moreno promete asumir su diputación federal y mantenerse al frente del Comité Ejecutivo Nacional.

-Me eligieron para cuatro años, así que no tengo por qué irme -me dijo antes de enconarse el conflicto.

2.- Ricardo Monreal prometió dar seguimiento al acuerdo del G-20 sobre el impuesto mínimo global a las plataformas digitales.

“El @senadomexicano está listo para consensuar los nuevos requerimientos para lograr una mejor justicia fiscal”, escribió el zacatecano en Twitter.

Y 3.- Esta semana volverá a haber escándalo con Accendo Banco.

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) ordenó congelar las cuentas del director Javier Reyes, quien habría desviado recursos de la institución para beneficios familiares.

Los accionistas esperan también la detención del propio Reyes.

00
Compartir