Olvida Yunes Linares su nexo y el del PAN en lavado de dinero para Los Zetas

Aunque el panista Miguel Ángel Yunes Linares, arreció ayer sus críticas en contra del gobernador, Javier Duarte y el ex mandatario estatal Fidel Herrera por haber privilegiado tratos empresariales y políticos con Francisco Colorado Cessa, empresario veracruzano hoy recluido en una prisión norteamericana y sentenciado a 20 años por lavar dinero para la organización criminal de Los Zetas; el panista Yunes olvidó que en su trayectoria política también ha tenido nexos cercanos con Colorado.

El propietario de la empresa ADT Petroservicios, con sede en Poza Rica, preso hoy por lavar dinero de Los Zetas mediante la compra de caballos de un cuarto de milla y organizar carreras, impulsó dentro del PAN a su hermano, Miguel Colorado Cessa como candidato a diputado federal en el 2009.

En esa misma época, y como diputada federal, Josefina Vázquez Mota también usufructuó por gestión de Yunes Linares, las aeronaves de ADT Petroservicios, empresa altamente favorecida con contratos en Petróleos Mexicanos, gracias a los vínculos del asesor legal de ADT, Francisco Silva Ramos, hermano del diputado federal electo priísta, Alberto Silva.

Aún más, Miguel Ángel Yunes en su etapa de priísta y como secretario de Gobierno en el periodo 1992-1998, fue el encargado de otorgar una “patente de aspirante” de Notaría Pública a Miguel Ángel Colorado Cessa.

La fecha de expedición es del 25 de agosto de 1994, la rúbrica de la autorización de la patente, lleva las firmas del mandatario Patricio Chirinos y el propio Yunes Linares, el encargado de el examen notarial fue Silvio Lagos Martínez, a la postre diputado local.

En dicho examen de 29 notarias otorgadas, Colorado Cessa se quedó en el lugar número 32, la notaría quedaría otorgada años después y la rúbrica de Chirinos y Yunes abrirían las puertas, sumadas a las influencias del Notario Público, Francisco Colorado Martínez (padre de Pancho y de Miguel).

Colorado Cessa, empresario veracruzano en prisión, ya admitió ante una corte en Estados Unidos que fue “obligado” a ser el prestanombres de los hermanos Óscar y Miguel Treviño Morales, cabezas de la organización delictiva de Los Zetas.

En entrevistas con medios nacionales, ya desde la cárcel, primero admitió que apoyó con dinero la campaña de Duarte, después se retractó y dijo que sólo le otorgó “su voto”, en su última entrevista en prisión, aseguró que el ex alcalde de Tuxpán, Manuel Muñoz Ganem “le paso la charola” (pedir dinero) para la campaña de Yunes Linares.

(Con información de La Jornada Veracruz)

00
Compartir