OMS vigila nueva variante sudafricana de Covid-19

La Organización Mundial de la Salud (OMS) vigila “de cerca” la nueva  variante de COVID-19 detectada en Sudáfrica, conocida como “C.1.2“, si bien subrayó que su prevalencia es todavía “muy baja”.

“Estamos monitoreando de cerca la propagación y evolución de todas las variantes reportadas de COVID-19, incluida la ‘C.1.2′”, afirmó en rueda de prensa la directora regional de la OMS para África, Matshidiso Moeti.

La “C.1.2“, que es muy mutante y fue descubierta por primera vez en mayo pasado en dos provincias sudafricanas, se ha identificado en 114 casos en Sudáfrica, epicentro de la pandemia en el continente africano, precisó la agencia de la ONU.

“Se han encontrado casos únicos en otros cuatro países africanos, y se ha informado de un número muy bajo de casos a nivel internacional”, subrayó la OMS en un comunicado.

“Aunque se informó por primera vez a la OMS en julio, la prevalencia de esta nueva variante sigue siendo muy baja”, matizó la organización.

Para ser considerada una “variante de preocupación”, subrayó, debe haber “pruebas de un impacto en la transmisibilidad, la gravedad o la inmunidad”.

“Este no es el caso de la variante ‘C.1.2‘, pero se requieren más datos”, añadió la OMS, toda vez que Moeti enfatizó que “el uso de cubrebocas, el distanciamiento físico y el lavado de manos regular” ayudan a mantenerse “a salvo de todas las variantes”.

A ese respecto, el director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de África (África CDC) de la Unión Africana, John Nkengasong, restó importancia al surgimiento de nuevas variantes y puso el acento en la necesidad de la vacunación.

“Como virólogo, espero que emerjan variantes (…). Estamos aprendiendo la biología de este virus. Cuanto más retrasemos la vacunación, más aumenta la posibilidad de que surjan nuevas variantes”, dijo Nkengasong en otra rueda de prensa virtual.

“Estoy menos preocupado por la emergencia de variantes y más preocupado por la necesidad de vacuna con rapidez”, insistió el responsable de África CDC.

Científicos sudafricanos remarcaron que las vacunas usadas actualmente en Sudáfrica, como las de las empresas farmacéuticas Johnson & Johnson y Pfizer, resultan “efectivas” ante la “C.1.2”, por lo que no hay motivo para entrar en “pánico”.

La rapidez de la vacunación en el continente, sin embargo, continúa siendo un desafío, como recordó la OMS al advertir que África lleva camino de incumplir “el objetivo mundial urgente de vacunar al 10 por ciento más vulnerable de la población de cada país”.

Cuarenta y dos de las 54 naciones soberanas de África, casi 80 por ciento, no alcanzarán esa meta si se mantiene el ritmo actual de entregas de vacunas.

Según la OMS, África ha recibido más de 143 millones de dosis y 39 millones de personas, alrededor de 3 por ciento de la población africana (unos mil 300 millones de habitantes), están completamente vacunadas.

La cifra de vacunados es muy inferior a las de zonas desarrolladas del mundo. Por ejemplo, 52 por ciento de las personas están completamente vacunadas en Estados Unidos y 57 por ciento en la Unión Europea, de acuerdo con la agencia de la ONU.

“La inequidad es profundamente inquietante. Solo 2 por ciento de las más de 5 mil millones de dosis administradas a nivel mundial se han administrado en África”, aseveró Moeti.

Hasta la fecha, el continente ha registrado más de 7.8 millones de contagios de COVID-19, de los que más de 197 mil han desembocado en muertes, según los últimos datos publicados por África CDC.

 

 

 

 

Con información de EFE

00
Compartir