Ovidio no se olvida

PARQUE JUÁREZ

Por Mónica Camarena Crespo

Infame el vacío informativo por parte de la presidencia en el caso de Ovidio Guzmán López a quien parecería, se protegió por sobre todas las cosas.

Con el pretexto de evitar un baño de sangre, y en la retórica de los conservadores, se justifica lo imperdonable: dejar en libertad a un presunto delincuente.

Pero ya pasados varios días de aquel nefasto y maquillado operativo en Culiacán, la pregunta que todos debemos hacer sin duda es ¿Cuándo será detenido Ovidio? ¿Qué esperan las autoridades que lo tuvieron y lo dejaron ir?

No basta la exhibición internacional del fracaso que ha sido el gabinete de seguridad, en donde, al parecer, sólo la parte militar tiene la vergüenza suficiente para aceptar que actuaron mal, pero muy mal, en Culiacán.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, con extraordinario manejo directo con medios, prefiere hablar de todo, menos del caso Culiacán y todas sus implicaciones, es obvio, no le conviene.

El fallido operativo de Culiacán va a pasar a la historia como una mancha negra de la actual administración, pero también implica una cuenta pendiente cada día que pase y que Ovidio siga en libertad.

Sin embargo, apenas el fin de semana pasado, el propio Presidente volvió a defender el operativo Culiacán y hasta se ufanó de las decisiones “Se tomó una decisión correcta, el gabinete de seguridad, y yo respaldé esa decisión, porque era preferible dejar en libertad a un presunto delincuente que poner en riesgo la vida de mucha gente”, reiteró.

Fiel a su costumbre, acusó a conservadores de haber fracasado en el pasado poniendo en práctica una estrategia que califico de “exterminio”.

Pero de alguna estrategia para capturar a Ovidio Guzmán nada se dice; hay una calma “chicha” en el tema, pero los días y horas corren inexorables, sin decir, sin ahondar, pretenden ir haciendo a un lado el penoso episodio, pero Ovidio, no se olvida.

@monicamarena

00
Compartir