Pago irracional de intereses por deuda aprobado por Duarte quebró finanzas de Veracruz

La enorme deuda pública acumulada por el gobierno del Veracruz ha creado un profundo hueco a las finanzas públicas estatales al generar pagos por los créditos contratados cada vez más grandes.

En 2010, el monto del pago por intereses y amortización de la deuda fue de 581.5 millones de pesos (mdp). Para 2011 esa cantidad se cuadriplicó pasando a 2,140.3 mdp. Para 2014 fue de 3,890.9 y para 2015 alcanza la escandalosa suma de 4,769.8 mdp, es decir, que de 2010 a 2015 el pago de la deuda se volvió ocho veces mayor (un incremento en 820%).

Lo anterior significa que durante el período 2010-2015 se habrán pagado de manera acumulada 16,136.2 mdp, de los cuales apenas 3,290.6 mdp, esto es el 20% de lo pagado corresponde a una reducción de la deuda, es pues ese es el monto que se ha destinado al pago de amortización. En cambio se han destinado 12,845.6 mdp al pago de intereses y comisiones, esto el 80% del total de lo destinado a pago de deuda.

Esta irracional estrategia de pagos es resultado de la quiebra financiera del gobierno que en 2011 lo obligó a contratar deuda para pagar deuda, por lo que esta pérdida de su capacidad de pago provocó que liquidar durante algunos años únicamente pudiera liquidar los intereses de la deuda, y en realizar amortizaciones muy reducidas, comparadas con las destinadas al pago del servicio de la deuda.

Así es posible observar que en 2010, 2012 y 2013 el gobierno del estado sólo tuvo capacidad financiera para pagar el interés de la deuda. En esos dos años no se destinó ni un solo peso a la reducción del endeudamiento, mientras que en 2011, 2014 y 2015, los pagos por servicio de la deuda fueron superiores a la amortización.

El endeudamiento excesivo en Veracruz ha conducido, según se ve, a limitaciones presupuestales muy severas, pues el pago de la deuda impide poder utilizar esos recursos para programas que mejoren la economía y el bienestar de los veracruzanos.

El pago de la deuda es un desperdicio de recursos por que la deuda no ha servido para mejorar al estado. Y aún quedan más de veinte años de seguir pagando la deuda. El futuro de Veracruz ha sido hipotecado en detrimento de los intereses públicos.

(Con información de Plumas Libres)

00
Compartir