PAN impugnará el nuevo código Electoral aprobado por el PRI en legislatura

Xalapa, Ver.

La bancada del PAN en el Congreso de Veracruz tomó la tribuna porque el PRI -que es mayoría- quiere aprobar la reforma al Código Electoral enviada por el gobernador Javier Duarte sin atender las observaciones que ha realizado la oposición.

Los legisladores del PAN observaron al menos 40 modificaciones a la ley que son urgentes de realizar y pidieron una moción suspensiva, pero la mayoría priista en el Congreso la rechazó.

Subieron a tribuna Ana Ledezma López del PAN, Fidel Robles del PT, Jesús Velázquez del PRD y Cuauhtémoc Pola de (MC), para pedir retirar del orden del día el documento oficial, sin embargo, en la votación de los del PRI, Verde y Nueva Alianza desecharon todas las peticiones.

Durante el debate se le pidió al PRI y su mayoría no “pasarse” como es su costumbre, pues es evidente que los cambios que son inconstitucionales, serán revocados por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Los priistas calificaron de victimas a los panistas y minimizaron las más de 100 observaciones que se hicieron al Código, al afirmar que todas las propuestas fueron tomadas en cuenta, a modo de burla se dijo que el discurso de los panista sonaba a “tragedia legislativa”.

Ciro Félix Porras, recordó que ellos tienen la mayoría porque han trabajo y los ciudadanos los respaldaron, en cambio los panistas han recibido el rechazo en la más reciente elección federal, en la que solo ganaron 4 de los 21 distritos electorales. Y descartó que el código fuera un traje a la medida.

Al subir a tribuna Ana Ledezma, mencionó que Grupo Legislativo del PAN hizo observaciones a la ley, en la medida de lo posible, para que esta reforma al Código Electoral dote al Organismo Público Local Electoral de personalidad jurídica y patrimonio propios, para que sea profesional en su desempeño, pero sobre todo independiente en sus decisiones y funcionamiento.

“Sin embargo, hoy seremos testigos de un atropello más de la mayoría priista en el congreso local. Ustedes están haciendo un traje a la medida del PRI. Este Código en ningún momento garantizará certeza, imparcialidad, independencia, legalidad, ni objetividad, a los procesos electorales del próximo año”.

El código va a derivar en el hecho de que las próximas autoridades electorales jurisdiccionales, carezcan de autonomía técnica y de gestión en su funcionamiento e independencia sus decisiones.

“La reforma política que a nivel nacional se aprobó el año pasado, establece que los órganos Jurisdiccionales no estarán adscritos a los poderes judiciales de las entidades federativas y en Veracruz no será así”.

Auguró que en los órganos electorales y jurisdiccionales se verán personajes cooptados o nombrados, desde un inicio, por su cercanía y lealtad al partido en el gobierno, dejando a un lado los principios de certeza, legalidad e imparcialidad que rigen la función electoral.

Panistas clausuran simbólicamente la tribuna

La sesión subió de tono cuando los legisladores subieron a la Mesa Directiva y con el grito de “suspensión de la sesión” y la colocación de tres mantas buscaba un receso en la reunión de trabajo.

Las mantas que contenían los lemas: “Clausurado por atropello legislativo del PRI; reforma política a modo; y la democracia sólo es simulación”, se colocaron en el espacio que ocupa Mesa Directiva, y ese hecho que derivó en jaloneos, codazos y empujones entre hombres y mujeres que rodearon a Octavia Ortega Arteaga.

Fue en los momentos en que el diputado local Domingo Bahena exponía que la propuesta que se sometió a votación de manera apresurada, legislada sobre las rodillas, se busca perpetuar al Secretario Ejecutivo, dándole funciones, atribuciones y facultades excesivas, que dejarán amarrados de manos a los futuros Consejeros.

Cuando el legislador planteaba su postura, la minoría, encabezada por Julen Remetería del Puerto y Fidel Robles Guadarrama, tomaron tres mantas y se subieron al espacio designado al grupo de trabajo que lleva la sesión.

En un primer momento una de las mantas se colocó frente a la presidenta de la Mesa Directiva, Octavia Ortega, con lo que se limitó su visión y ese hecho generó malestar entre la mayoría del Congreso, que desde sus curules exigían se cerrara el micrófono a Domingo Bahena, pues se habían concluido los diez minutos de su participación.

Acto seguido, el diputado Rafael García Bringas intentó arrebatar la manta que sostenían panistas y el diputado Fidel Robles Guadarrama, sin poder lograrlo.

El diputado Jesús Vázquez, quien seguía en el uso de la voz, hizo un llamado a la mesura y pidió que la manta se colocara a modo de que la presidenta estuviera en posibilidad de observar lo que ocurría en el salón de plenos.

Luego de que la oposición aceptó bajar la manta, la presidenta se vio rodeada de diputados como Octavio Pérez Garay, Ciro Feliz Porras, Alfredo Gándara y Rafael García Bringas, quienes pretendían resguardar la integridad de la legisladora.

Al notar que solo quedaban las panistas Ana Ledezma y María del Carmen Pontón Villa, fueron las diputadas Gabriela Gibb, Marcela Aguilera, Jaqueline García y Mariela Tovar, las que subieron a la mesa directiva y con empujones y codazos obligaron a la secretaria de la Mesa Directiva a retirarse del espacio desde donde sostenía la manta principal.

La sesión se había salido de control y mientras usaba la tribuna Adolfo Arana, los asistentes, así como los diputados locales gritaban y chiflaban a fin de opacar los gritos del priista, quien uso la tribuna para calificar de “paleros” a los asesores de los diputados, y dejo entrever que muchos son aviadores del Congreso local.

Incluso, cuestionó al diputado Julen Rementería si no le daba pena que sus hijos lo vieran tomando la tribuna.

Después de la participación de Adolfo Arana, quien era el último orador registrado para hablar en el debate de lo general, los panistas, perredistas y el diputado del PT, Fidel Robles, se salieron del recinto legislativo, con lo que en la Mesa Directiva solo se quedó la priista Octavia Ortega.

Al dar seguimiento a la sesión, preguntó si alguien más quería hacer uso de la voz, y fue entonces cuando el diputado Renato Tronco pidió subir a tribuna, pero la priista evitó verlo y dio paso a la votación del código en lo general.

La omisión de la diputada priista derivó en una serie de gritos y dimes y diretes del diputado independiente que exigía su derecho a hablar. Personal del legislador grababa con un celular lo ocurrido desde tribuna y eso molestó al priista Tonatiuh Pola quien una intentona de poner orden retó a personal de Tronco Gómez, a quien exigió bajar de la tribuna.

Después de varios minutos de discusión, y esperando a que se cerrara el tablero electrónico, se validó el código violentando el reglamento interior del poder legislativo, toda vez que no estaba integrada la mesa directiva, por lo que el trámite queda sin validez oficial.

Al darse cuenta del error, los asesores pidieron de manera inmediata a Octavia Ortega, someter a votación la elección del vicepresidente de la mesa directiva, así como de la secretaria, para restablecer la legalidad del órgano colegiado, se votó a favor de Rene Chiunti y Marcela Aguilera.

Fue en el debate de lo particular, cuando finalmente se le dio voz al diputado local Renato Tronco, quien lamentó que Congreso local se esté prostituyendo “pero y ojalá estén aprovechando los 16 meses que les quedan como diputados, que sigan mamando de esta teta, porque se les va a acabar el próximo año, cuando los veracruzanos salgan a votar”.

(Con información de AVC)

00
Compartir