Payasadas del showman

Muy graves han de estar las cosas de la inseguridad que el Fiscal General por nueve años ha anunciado una Fiscalía Especializada para Comunicadores… en riesgo en la tierra jarocha, a la que tanto cantó Agustín Lara y Pepe Guízar.

Y más porque el anuncio llega, digamos, a destiempo, luego de que once trabajadores de la información han sido asesinados.

Más tres desaparecidos.

Más varios, más de cinco, exiliados.

Más un montón despedidos de sus editoriales de los medios y/o reubicados de fuente a sugerencia de la primera vocera próspera.

Además, después de un par de bombazos en los periódicos El buen tono y El heraldo de Córdoba.

Además, luego de que el gremio reporteril ha expresado su inconformidad ante el secretario General de Gobierno y el Fiscal por el excesivo espionaje a todos ellos.

Pero, además, después de que el mismo gobierno de Veracruz, a través de su par de voceros que han caminado por ahí, crearon oficinas alternas para calumniar, intrigar y difamar a los reporteros incómodos.

Y es que una Fiscalía así se crea cuando de plano el gabinete de seguridad del gobernador y/o el presidente de la República es turno es incapaz de resolver con hechos y resultados el pendiente.

Otra dudita, no obstante: según la experiencia de las instituciones en el país se crea una comisión más, una dependencia más, una Fiscalía más… cuando sólo se busca dar treguas al tema, sin ninguna voluntad expresa para la solución definitiva y categórica.

En fin…

UNA FISCALÍA POR CADA ASUNTO PENDIENTE

Al paso que vamos, entonces, la Fiscalía General de nueve años habría de crear otras Fiscalías.

Por ejemplo, una… para resolver el caso de las fosas clandestinas.

Otra, para atender los secuestros.

Otra, para ocuparse de los feminicidios.

Otra, para los migrantes, que por supuesto englobara también a los indocumentados de América Central (Guatemala, Honduras y Salvador) desaparecidos en su paso por Veracruz.

Una Fiscalía para los asesinatos impunes.

Otra para los 144 niños desaparecidos que, de entrada, suman más, mucho más que los once reporteros ejecutados y los tres desaparecidos.

Otra Fiscalía para las mujeres y hombres secuestrados, desaparecidos, ultrajadas, mutiladas, decapitadas y ejecutadas.

Otra Fiscalía para ocuparse de los 900 indígenas presos en las cárceles de Veracruz por robar un pollito, una gallinita, para llevar el itacate a casa.

En fin… que si de Fiscalías hablamos resulta inexplicable la decisión del Fiscal para anunciar una Fiscalía Especial para Comunicadores en riesgo…cuando de igual manera en riesgo están los 8 millones de habitantes de Veracruz.

TOMADURA DE PELO…

¡Basta ya, pues, de seguir creando más dependencias en el V año del sexenio!

La Fiscalía y la Secretaría de Seguridad Pública y la Agencia de Investigaciones tienen suficiente presupuesto, personal y recursos para enfrentar los graves pendientes de un Veracruz turbulento y revuelto.

Más que dependencias y leyes lo que se necesita es cada quien cumpla su parte.

Y más cuando de forma populista y mesiánica el Fiscal dice al gremio reporteril de la fuente que con la ayuda de todos ellos armará la Fiscalía para Comunicadores… en riesgo.

¡Ah, para tomadura de pelo!

Y tomadura de pelo porque ya de por sí existe una Comisión de Atención y Protección a Periodistas que vale para una y dos con sol, pues el único objetivo de su creación fue defender al gabinete legal y ampliado de las críticas ácidas de los medios.

Y como en el caso, cuando por más que el Fiscal hable de que la mayor parte de los casos de los reporteros y fotógrafos asesinados están esclarecidos, el señor miente como todo un gran showman.

Nunca, jamás, por ejemplo, han aclarado la desaparición de los reporteros policiacos Gabriel Manuel Fonseca (17 de septiembre, 2011, en Acayucan), Cecilio Rodríguez (11 de mayo, 2012, en Chinameca) y Sergio Landa Rosado (23 de enero, 2013) en Cardel.

Y de los diaristas ejecutados, mejor ni seguir hablando porque ante las palabras necias del Fiscal, preferible los oídos sordos.

“ENTRE MÁS BURROS MÁS OLOTES”

Sólo falta que el Fiscal incorpore a la nómina de la Fiscalía para Comunicadores… a trabajadores de la información, digamos, como representantes del gremio, de igual manera como está integrada la dichosa Comisión de Protección a Periodistas que este año ejerce un presupuesto de 22 millones de pesos con sueldos mensuales de hasta por 60 y 70 mil pesos para sus miembros.

Así, la pinza estaría cerrada. “Entre más burros más olotes” y entre más cooptación más complicidad y más silencio y más aval para las acciones gubernamentales.

Y, bueno, ante los sueldos miserables en los medios (hasta 4 mil pesos mensuales para un reportero que entrega cinco, seis, siete notas diarias), siempre habrá colegas dispuestos a extender la mano, convalidando, por añadidura, la política oficial.

En el fondo, tal Fiscalía será creada porque el Fiscal ha perdido credibilidad en la población electoral y necesita convalidarse.

Además, antier, la LXIII Legislatura tomó posesión a Luis Ángel Bravo Contreras como Fiscal; pero, cuidado, el gobernador Pablo Salazar Mendiguchía, de Chiapas, también creó su Fiscal General por nueve años y la otorgó a Mariano Herrán Salvatti, el zar antidrogas del presidente Ernesto Zedillo y hacia el final de aquel sexenio estatal el sucesor, Juan Sabines, lo destituyó acusado de peculado, asociación delictuosa y homicidio y la cárcel fue su destino.

Por: Luis Velázquez

00
Compartir