Pepe Yunes contra el Fiscal

•Los carniceros de hoy… Serán reses del mañana

EMBARCADERO: El senador Pepe Yunes ha dado un paso adelante. De la crítica al duartismo en materia administrativa, económica y financiera, ha brincado al asunto más espinoso, como es la inseguridad, y su aliada y cómplice, la impunidad.

En Xalapa, por ejemplo, se lanzó a la yugular del Fiscal General de nueve años, Luis Ángel Bravo Contreras.

Entre otras cositas, dijo que cada día la Fiscalía ha de consolidar su autonomía, con resultados.

De hecho y derecho, y a partir de una lectura polisémica, la encomienda recuerda el Chiapas de Juan Sabines gobernador cuando recibió el mando del perredista Pablo Salazar Mendiguchía, a quien encarceló por ilícitos.

Pero, al mismo tiempo, modificó la ley para acabar de tajo con los nueve años de permanencia del Fiscal en turno, Mariano Herrán Salvatti, a quien retiró del cargo y le inició un juicio de procedencia hasta que lo envió a las rejas.

Tal cual, en un foro con la sociedad civil el senador aseguró que la Fiscalía ha sido “punto de desencuentros y pleitos” que han “generado dudas” y que por tanto en ningún momento “sirve al andamiaje institucional”.

Es decir, se está yendo al corazón del gravísimo pendiente social en un Veracruz donde la población está hambrienta (seis de cada 10 habitantes están atrapados en la pobreza y la miseria según el CONEVAL), pero de igual manera también está hambrienta de justicia.

Por eso, la última marcha en Fortín, con los familiares de los desaparecidos exigiendo justicia, simple y llanamente, justicia, mejor dicho, el fin de la impunidad con todo y los desplantes de Mr. Bean.

Además, y en una lectura múltiple, está claro que si Pepe Yunes sale candidato priista a gobernador y gana en las urnas, los días estarán contados, además de para varios de los llamados Chamacos de la fidelidad que serán investigados por su riqueza ilícita (Érick Lagos, Jorge Carvallo Delfín, Adolfo Mota y Alberto Silva Ramos), también para el Fiscal.

Por eso, que nadie de la elite priista en el poder sexenal espere clemencia ni con Pepe ni tampoco con Héctor Yunes de gobernador.

Los dos años que vendrán a partir del primero de diciembre del año 2016 serán despiadados.

Más inclementes serán, por ejemplo, con el panista Miguel Angel Yunes Linares en el trono imperial y faraónico.

Y más, mucho más, porque el duartismo se ha atrevido a poner en el paredón al presidente municipal de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez.

La biblia lo dice: Los carniceros de hoy serán las reses del mañana.

El trío de Yunes por la gubernatura andan en la misma sintonía.

ROMPEOLAS: Pepe Yunes fue más contundente. Acuñó, por ejemplo, la siguiente frase bíblica para que sea escuchada y reflexionada en el palacio de gobierno de Xalapa.

“La procuración de justicia no puede estar al servicio de un uso electoral o político”.

Una radiografía más de lo que ha sido la justicia con el señor Javier Duarte.

Pero más aún, lo que está significando con Bravo Contreras, el más protagónico y mesiánico, enamorado de sí mismo, ególatra y vanidoso, de los procuradores de Justicia que han caminado en el viaje sexenal, como fuera, por ejemplo, aquel reality-show, público y manifiesto, con el cachondeo a Adolfo Mota Hernández, cuyo desenlace se ignora.

El señalamiento del peroteño se concita cuando de por medio está el proceso de desafuero en contra de Yunes Márquez.

Y también contra el alcalde de Tlalnelhuayocan.

Y de igual modo, y como ha revelado el diputado local, Juan Manuel Velázquez Yunes, cuando la LXIII Legislatura tienen un montón de solicitudes de desafuero cuyas razones o pretextos dejó en la ambigüedad, pero que van caminando.

Incluso, pareciera que el Fiscal desea trascender en la historia local como el Fiscal de los desafueros.

ASTILLEROS: El reclamo de justicia alcanza latitudes insospechadas en el territorio jarocho.

Y cuando el senador pasa de la denuncia contra el desorden administrativo, el caos financiero y la corrupción política, y la transparencia y la rendición de cuentas y la reingeniería en la política económica, al tema de la inseguridad y la injusticia, pero también, de la venganza y el rencor político utilizando el instrumento de la ley, entonces, está disparando al talón de Aquiles del duartismo.

Miles de familia en Veracruz esperan justicia.

Tan sólo, y en dato de la misma Fiscalía, hay 1,200 desaparecidos, de los cuales 140 son menores de edad.

Más los veinte activistas sociales asesinados.

Más los veinte abogados ejecutados.

Más los 18 reporteros y fotógrafos asesinados y desaparecidos.

Más el número de fosas clandestinas que han sido denunciadas de norte a sur y de este a oeste con cuerpos putrefactos.

Más los miles de expedientes rezagados en las agencias de los Ministerios Públicos y juzgados.

Y, bueno, si Bravo Contreras denunció que cuando tomara posesión halló ratas y cucarachas en su oficina, que debió matar a zapatazos, bailando la bamba, entonces, ahora estamos peor con el legítimo reclamo de justicia, simple y llanamente, justicia.

Y Pepe Yunes se ha referido una vez más al tema espinoso.

Poco a poco, el senador está cercando al duartismo en los puntos más flagrantes, haciendo el uno y el dos con Héctor Yunes Landa, quien, incluso, ha anunciado una controversia constitucional para tumbar el Impuesto del 3 por ciento a la nómina, creado en un momento singular cuando el secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, pidió al Congreso de la Unión que ojalá pudieran evitar la creación de gravámenes.

Por: Luis Velázquez

00
Compartir