Pepe Yunes se adueñó de la agenda pública de Héctor y Miguel Ángel

PASAMANOS: A estas alturas, nadie dudaría de que el senador Pepe Yunes Zorrilla ha resultado más bragado que su homólogo Héctor Yunes Landa y el panista Miguel Ángel Yunes Linares, con quien ningún lazo de sangre lo une, más que una relación amical de su padre con el patriarca del clan de los Yunes azules, iniciada en el sexenio de Rafael Hernández Ochoa en 1974… Y el más bragado, porque ha quedado claro que en tanto Héctor vive una luna de miel con el gobernador, y mientras Miguel Ángel tuvo una campaña electoral con un bajo perfil, repitiendo el mismo viejo discurso que ningún efecto causa a la población, Pepe ha mostrado con hechos que por ningún concepto se arrodilla… Incluso, y si se observa un seguimiento puntual al discurso de los tres Yunes, se escribiría que con una gran habilidad, Pepe ha quitado la agenda pública a los otros dos, pero más aún, ha ido mucho más lejos… Tal cual pudiera derivarse, por ejemplo, a partir de la rendición de cuentas y la transparencia, de la vigilancia pertinaz y suspicaz al destino de los recursos federales en Veracruz para evitar sean aplicados a otros programas y en otros poblados y regiones, pero también, lo más importante, evitar que terminen en las cuentas bancarias de los llamados Chamacos de la fidelidad… Es más, Pepe ha sido insistente, más reiterativo que los otros Yunes, incluso, más, mucho más que Héctor, quien de plano ya abandonó el discurso traicionándose a sí mismo, como es la advertencia a tiempo que la cárcel es el único destino que espera bajo su mandato como gobernador a quienes en el sexenio anterior hayan metido la mano al cajón como es la frase favorita de Gerardo Buganza Salmerón, secretario General de Gobierno por segunda ocasión…

BALAUSTRADAS: Pepe Yunes también sostiene en corto y en público que la relación con el gobierno de Veracruz está rota, pero además, sin marcha atrás, aun cuando, claro, nadie descartaría que en nombre de la unidad priista, como le llaman de forma eufemística, desde Los Pinos emergiera la orden de que Pepe y Javier Duarte fumaran la pipa de la paz para evitar que en la elección de gobernador el año entrante el PAN, por ejemplo, el partido político más fuerte en la tierra jarocha después del PRI, pudiera quedarse con la silla embrujada de palacio… Pero mientras tanto, ningún priista, ni tampoco político opositor, se ha vuelto tan crítico a la elite gobernante en el palacio sexenal más que Pepe Yunes… Es más, en sus reflexiones ha dicho que el primero que llevará a la hoguera pública es Érick Lagos, ex secretario y subsecretario General de Gobierno, ex presidente del CDE del PRI y ex diputado local, quizá porque ya investigó el historial de todos y cada uno de ellos, acaso porque la biografía más sórdida está en Lagos Hernández… Y por tanto, y con todo y el llamado fuero como diputado federal, nada lo exentará de ser inhabilitado para pisar las rejas del penal de Amatlán de los Reyes, porque hasta el cadáver de José Christian Morales Carreto le podrían endilgar, a tono con Sara Luz Herrera, la ex alcaldesa de Alvarado, que aliada con los malosos ordenó asesinar a su secretario particular, que todo le conocía, hasta su cuerpo humano, porque como ella mismo dijera, dormían juntos… Por eso, el senador Pepe Yunes ha mostrado el talente, en la inteligencia que su pleito en ningún momento es con el PRI de Enrique Peña Nieto, Luis Videgaray Caso, Miguel Ángel Osorio Chong y César Camacho Quiroz, sino con el PRI de Fidel Herrera, Javier Duarte, Érick Lagos, Jorge Carvallo Delfín, Adolfo Mota Hernández y Alberto Silva Ramos, entre otros…

ESCALERAS: Toda su vida, Pepe Yunes ha sido un conciliador, que todavía, pero antes apostaba a la buena vibra y a la buena voluntad de los políticos para hacer bien las cosas… Su buena mano izquierda nunca, jamás, lo llevó a pelearse con nadie y cuando alguna vez, como presidente municipal de Perote resolvió un problema a base de madrazos, su padre, don José Yunes, fue categórico: “Aquí, para los madrazos, estoy yo, y tú estás para dialogar y negociar”… Tal cual siempre ha buscado pactar por el camino del entendimiento… Pero en el caso, con Fidel Herrera sobre todo, la gota que desbordó el vaso fue cuando el fogoso agarró de tontos tanto al hijo como al padre… A partir de ahí, la relación mudó tensa y difícil… Y, bueno, cuando de la otra parte siguen exigiendo sumisión en nombre de una institucionalidad mal entendida, el único camino es la guerra declarada, abierta y sistemática… En el siglo pasado, por ejemplo, el mundo azteca sabía que por ningún concepto un mexicano podía hablar mal del presidente de la república, los militares, el Sumo Pontífice y la Virgen de Guadalupe… Ahora, la vida ha cambiado, y en nombre de la dignidad humana muchas cositas se han modificado, entre ellas, que el senador Pepe Yunes se pusiera los guantes en vez de mostrar la otra mejilla para que se la sigan golpeando… Y con una firmeza insólita que ni siquiera tienen Héctor Yunes Landa y Miguel Ángel Yunes Linares… Pero además, sin jugar a romances políticos ni tampoco a pactos sórdidos…

Por: Luis Velázquez

00
Compartir