“Periodistas como tú siempre terminan jodidos”, le dicen en Notisur a reportera despedida

Ciudad de México

“No seas tonta. Periodistas como tú siempre terminan mal: sin nada, jodidos, solo con sus sueños”, le dijo Jorge Anaya Huerta, gerente del diario Notisur, de Coatzacoalcos, Veracruz, a Sayda Chiñas Córdoba, hasta esta semana Jefa de Información del diario pues fue despedida. Sayda ha exigido justicia para los reporteros desaparecidos en redes sociales y en manifestaciones.

En esa misma junta Marco Antonio Anaya Huerta, ex Secretario de Obras Públicas y hermano de Jorge Anaya, le afirmó que la estaban manipulando.

“No seas pendeja, te están manipulando. Todos los directores de medios están sacando provecho de esas protestas y tú dando la cara. Te estás dejando manejar”, le dijo.

En los hechos, el diario es propiedad de Marco Antonio Anaya Huerta [hermano de Jorge Anaya] y de Miguel Luna Modesto, alto funcionario en la delegación de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) de Veracruz.

Pero trasciende que Notisur pertenece al actual Delegado de la Secretaría de Desarrollo Social en Veracruz, Marcelo Montiel Montiel, dos veces ex Alcalde de Coatzacoacoalcos; ex Diputado local y ex secretario de Despacho con Javier Duarte de Ochoa. El funcionario regaló su mansión de 10 millones de pesos al Obispo sureño, Rutilo Muñoz Zamora.

De acuerdo con Blog Expediente, el Delegado de la Sedesol es socio en la televisora privada Olmeca TV y Veracruzanos.info, una de las páginas informativas con mayor presencia en el estado y desde donde se ataca a los opositores del gobierno de Javier Duarte de Ochoa.

La periodista Sayda Chiñas participa en protestas en redes sociales y en la vía pública, y el año pasado exigió al gobierno de Veracruz que el reportero Gregorio Jiménez de la Cruz apareciera con vida.

Ella, al igual que decenas de compañeros del sur de Veracruz, encabezaron manifestaciones y organizaron una campaña en redes sociales para demandar su localización. Sin embargo, Gregorio Jiménez fue encontrado muerto.

Las matanzas de Plaza Américas en Boca del Río, en noviembre de 2011 y otras más, provocaron que España y Estados Unidos agregaran a Veracruz en la lista de alertas al viajero, reportó Blog Expediente.

LA JUNTA

Luego de que Marco Antonio Anaya Huerta, ex Secretario de Obras Públicas, insultó a la periodista Sayda Chiñas, ella exigió respeto.

–Para comenzar, no me hables así. Respétame y no me hables así.

–No seas tonta… vas a terminar como Jesús Lastras [corresponsal de La Jornada]. Mira cómo anda: no tiene nada –agregó el gerente de Notisur, Jorge Anaya.

–Ya estoy pensando en liquidarte –dijo Marco Antonio Anaya.

–Hazlo, firmo ahorita mismo. Sólo me pagas lo justo y me das los pendientes –respondió la periodista.

CARRERA DE SAYDA CHIÑAS

En 1997 Sayda Chiñas inició su carrera en el puerto de Veracruz, en la estación de radio XEU.

Hacía monitoreos y, de vez en cuando, los mandados. En esos rincones de la XEU escuchó las primeras historias entre reporteros fogueados.

Posteriormente, por años cubrió el Sistema de Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de Veracruz, la alcaldía y el Café de la Parroquia del Malecón.

El mural del Café de La Parroquia, hecho por el caricaturista y artista Bruno Ferreira, refleja a políticos con caretas de cerdo y lenguas largas. Bolsas de dinero rodean una mesa. Reporteros sin rostro recogen a pie puntillas los dichos del personaje. Solitaria, en la misma escena, una reportera rechaza “el chayo”.

Después de mudarse de Veracruz a Coatzacoalcos, cubrió eventos del gobierno estatal y federal.

En Coatzacoalcos, cientos de personas fueron despedidas luego de la venta de los activos de Petróleos Mexicanos (Pemex) y otras empresas del gobierno efectuada por en el sexenio del ex Presidente Carlos Salinas de Gortari.

En la sierra de Soteapan, Tatahuicapan, Chinameca y Santa Marta, Syada Chiñas le dio voz a los indígenas.

Recorrió cada municipio serrano y habló con líderes campesinos, madres solteras y despojados.

En julio de 2011, en Coatzacoalcos, el padre Alejandro Solalinde encabezó la primera marcha para denunciar los abusos en las vías del ferrocarril por donde corre La Bestia. Bautizó a Coatzacoalcos como la “capital del secuestro contra centroamericanos”.

El sacerdote marchó por las calles llenas de aguas negras y el calor del pantano hasta los bajos del Puente de la Avenida I, un lugar de reunión para los indocumentados.

“Perdón a Los Zetas, a todos los delincuentes y a todos los hermanos que les hemos fallado, que son víctimas de una sociedad enferma que no supo darles apoyo, que no supo darles valores”, dijo de rodillas el padre Alejandro Solalinde.

Ahí estuvo Sayda Chiñas y Regina Martínez, corresponsal de Proceso asesinada en su casa.

“TENGO LOS DÍAS CONTADOS”

Entrevistada por Patrick Timmons, periodista inglés y activista, Sayda afirmó en diciembre pasado que tenía contados los días en Notisur.

“Tengo los días contados en Notisur… no me perdonan las protestas por ‘Goyo’ y que no me aplaque”, afirmó en un bar de Coatzacoalcos.

También habló sobre “Cuco”, Manuel Gabriel Fonseca Hernández, reportero desaparecido hace dos años en Acayucan.

“Diez periodistas asesinados en los últimos cuatro años y otros tantos desplazados y desaparecidos…”, parafraseó Timmons.

EL DESPIDO

El mismo día en que Sayda Chiñas participó en una manifestación en Coatzacoalcos contra la desaparición del periodista Moisés Sánchez, fue llamada por el diario.

“Seguro me van a regañar”, comentó a sus colegas. La periodista explicó que el gobierno monitorea sus redes sociales. “Es común que llamen para quejarse desde el ayuntamiento o de Xalapa por comentarios en Facebook o Twitter. Y me pedían que los bajara para no meter en problemas a mis jefes, alegaban presiones del gobierno por los convenios”.

Cuando llegó al medio, Sayda Chiñas vio sobre la mesa una propuesta de liquidación por sus cinco años de servicios.

“Ellos no le pagan prestaciones a nadie. Mis abogados me recomendaron demandar”, narró al Blog Expediente.

Su salida, afirmó, fue algo que duró más de un año en ejecutarse y cree que detrás de ella están las presiones desde el poder. Le sumaron todo, el caso Goyo, el activismo por Moisés Sánchez y a últimas fechas una entrevista en un medio de comunicación nacional en donde Sayda Chiñas dijo contundente que el gobierno de Veracruz dicta la línea editorial en numerosos periódicos con subsidio.

“Todo se juntó y cumplieron la amenaza”, concluyó.

Con información de SinEmbargo/Blog.expediente

00
Compartir