Pero… ¡qué necesidad!

Cuando todos apostábamos a que el actual dirigente estatal del PRI, Alberto Silva Ramos, se haría cargo de la guerra sucia del gobierno estatal contra sus hipotéticos enemigos, alejando de esos oscuros menesteres al gobernador Javier Duarte de Ochoa, este domingo ha saltado de nuevo a la palestra para atacar directamente a la yugular a Alfonso Salces, director del rotativo porteño Notiver, el más popular en la zona conurbada y el que ha marcado una línea crítica irreductible contra el gobierno de que se trate, independientemente de su filiación partidista.

Con ello, no solo se observa una jugada que ha puesto en perspectiva el respeto del gobierno estatal a la libertad de expresión; también una actitud irrespetuosa con los actos de los particulares, cuyos datos están protegidos constitucionalmente, y de los que el gobierno dispone a través del Registro Público de la Propiedad y de Comercio (a cargo de la Secretaría de Gobierno), que contiene los registros de todas las operaciones relacionadas con traslados de dominio, sea por actos de compra-venta, donación o sucesión.

En el fondo de la confrontación por la compra-venta de un terreno que, en sentido estricto, no vincula al director de Notiver sino a su hermana, y en que la parte compradora es el actual alcalde panista de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, lo que subyace es la guerra férrea contra el jefe de la familia, Miguel Ángel Yunes Linares, a quien se busca bajar del caballo de una candidatura al gobierno estatal en 2016 por el PAN y, posiblemente, en alianza con el PRD.

Aunque no tiene una relación directa con la operación, el gobernador Javier Duarte de Ochoa ha señalado este hecho jurídico como una prueba irrefutable de la falta de objetividad periodística de Notiver que, dicho sea de paso, no solo publica a analistas que han sido críticos severos del gobernador (como Marijose Gamboa) sino también a otros que son un pan de azúcar.

Eso no inhibió al gobernador para declarar lo siguiente: “Queda claro que lo que se diga o deje de decir en ese medio de comunicación, tiene un trasfondo de otra naturaleza, evidentemente hay un interés de golpear, de debilitar a instituciones por el simple hecho de posicionar a un grupo político que tiene intereses económicos con ese medio de comunicación y que ha estado demostrado, y no es un dicho de palabra sino ahí están los documentos que son públicos, que demuestran este hecho”.

Horas antes de su madrugadora conferencia de prensa, en su cuenta de Twitter muestra el documento que prueba una relación mercantil por la compra-venta de un terreno, y señala: “Ahora lo entiendo todo, dueño del @NOTIVER envuelto en escándalo de corrupción del alcalde de #BocadelRío”.

Con información de Formato 7/ Por: Álvaro Belin Andrade “Hora Libre”

00
Compartir