PGJDF anuncia la detención de un ex policía, al que liga con el crimen en la Narvarte

Ciudad de México

El Procurador de Justicia del Distrito Federal, Rodolfo Ríos Garza, anunció esta noche la detención de un nuevo involucrado en el asesinato de cinco personas en la colonia Narvarte el pasado 31 de julio, entre ellos el fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril y la activista Nadia Vera Pérez, quienes habían denunciado la violencia que ejercía el Gobernador de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa en contra de periodistas y defensores de derechos humanos.

El detenido se llama Abraham Torres Tranquilino, tiene 24 años y es un ex policía adscrito a la Secretaría de Seguridad Pública capitalina. En 2011 fue sentenciado a cuatro años de prisión por tortura pero salió en libertad condicional en 2012.

“Se logró detener hace tres horas a una persona por la presunta participación en los hechos ocurridos en la colonia Narvarte, dicho sujeto fue asegurado en la delegación Iztapalapa, tiene 24 años y es ex policía adscrito a la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal”, señaló el Procurador, quien citó a conferencia, pero no respondió ninguna pregunta.

Destacó que será dentro de 48 horas cuando la dependencia dé a conocer más avances y determine el grado de participación del nuevo detenido en el crimen de Espinosa Becerril, Vera Pérez, Alejandra Negrete, Mile Martín y Yesenia Quiroz.

Con Torres Tranquilino son dos los detenidos por el homicidio de las cinco personas. El otro detenido es Daniel Pacheco Gutiérrez, quien admitió haber convivido con las víctimas, pero rechazó haber participado en el multihomicidio.

De acuerdo con la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal, el 31 de julio, los cuerpos fueron encontrados, algunos, en las recámaras y uno más en el baño. Cada uno, dijo el Procurador Rodolfo Ríos en su momento, presentaba una herida de bala en la cabeza, de arma calibre 9 milímetros, “así como algunas escoriaciones en diversas partes, presuntamente originadas por el forcejeo previo al sometimiento al que fueron expuestas”.

Fuentes consultadas por este medio señalaron que los cadáveres presentaban señales de haber sido torturados de manera prolongada. En los alrededores, sin embargo, ningún vecino reportó haber escuchado los disparos.

El edificio en el que se cometió el crimen está cubierto con cámaras. Ahí, este medio observó que tan sólo en la entrada –que está protegida por dos puertas- hay una cámara sobre el techo. Otras cuatro de la Secretaría de Seguridad Pública vigilan en las esquinas de la cuadra y, en los alrededores, hay al menos otras cuatro tanto en negocios como en domicilios particulares.

RUBÉN Y VERACRUZ

El fotoperiodista estaba en condiciones de exilio en la Ciudad de México, porque se sentía bajo amenaza en el estado de Veracruz. En una entrevista con SinEmbargo, acusó directamente al Gobernador Javier Duarte de Ochoa de haber convertido esa entidad en un camposanto.

El joven salió huyendo el 9 de junio pasado, luego de protagonizar varios episodios de acoso.

El reportero gráfico era originario de la Ciudad de México, pero desde hace ocho años radicaba en Veracruz. En esa entidad dejó su trabajo, sus corresponsalías, amigos, su casa y hasta su perro por el miedo a ser asesinado como los 14 periodistas que ya fueron ejecutados durante la administración del Gobernador Duarte de Ochoa.

Por su parte, la antropóloga Nadia Vera Pérez, de 32 años, tenía un diagnóstico preciso de la crisis de violencia e impunidad que sufre Veracruz, el estado donde había estudiado la universidad y donde vivía aunque era originaria de Comitán, Chiapas. “Aquí la mercancía eres tú”, le dijo a los autores del reportaje “Veracruz: la fosa olvidada”, elaborado y estrenado en noviembre de 2014 por la organización de televisión por internet Rompeviento para documentar las desapariciones en aquella entidad.

“A ti te agarran como mujer para la trata, a ti como estudiante para el sicariato. Aquí el problema somos todos nosotros, que les estorbamos tanto al Gobierno como al narco; estamos ante dos frentes de represión, ilegal y la legal. Porque el narco es el que gobierna en este estado. El narco es el que está rigiendo; Los Zetas literalmente son los que tienen todo este estado manipulado, regido; aquí te cobran derecho de piso, aquí te cobran por tener un bar, te cobran por trabajar”, dijo la joven egresada de la Universidad Veracruzana y, hasta su muerte, promotora cultural.

“Y también hay que entender el contexto de quién es Javier Duarte de Ochoa: tú dale un poquito de poder a un ignorante, y es lo que sucede. Porque ni siquiera tiene conciencia del costo político de nada. A Regina Martínez la mataron, y no pasó nada. Acaban de matar también a Gregorio Jiménez, otro periodista, y no pasó nada. Llevamos cuántos periodistas asesinados, y no ha pasado nada”, comentó Vera en la entrevista.

La PGJDF ha sido criticada por familiares, amigos de los asesinados y defensores de derechos humanos, por la forma en la que ha realizado las investigaciones. Pues se han filtrado a la prensa fotografías explícitas del crimen y detalles como el hecho de que dos de las tres mujeres fueron abusadas sexualmente antes de ser asesinadas.

Otro de los detalles filtrados a la prensa es que en los cuerpos de los asesinados se encontraron restos de mariguana o cocaína.

La Procuraduría capitalina también ha sido criticada por tratar de ligar el crimen al robo y a la presunta relación de Mile Martín, de nacionalidad colombiana, con la venta de droga.

(Con información de Sin Embargo)

00
Compartir