PIDE MONREAL A VERACRUZANOS “DARLE CHANZA” A CUITLÁHUAC, PORQUE “NO SABÍA EN LO QUE SE METÍA”

Mejor no me defiendas compadre diría – en un escenario hipotético – el gobernador Cuitláhuac García Jiménez, tras las declaraciones públicas del senador Ricardo Monreal Ávila, realizadas este sábado en Xalapa, a donde asistió al Informe de su homóloga de Morena, Gloria Sánchez.

Y es que, los pronunciamientos de Monreal, presidente de la Junta de Coordinación Política y Coordinador del Grupo Legislativo de Morena en el Senado de la República, habría que leerlos entre líneas, pues por un lado, le pide a los veracruzanos “darle chanza” al gobernador Cuitláhuac García Jiménez, porque “no sabía en lo que se metía” cuando decidió ir por la gubernatura, y justifica que “le dejaron un tiradero; hereda un gobierno en ruinas y no está tan fácil” pero, por el otro, advierte que no hay que decepcionar a la gente de Veracruz, “hay que cumplir” y en ese sentido, adelantó que Cuitláhuac pronto va a dar muy buenas sorpresas “y las va a dar en un tiempo prudente” para recomponer todo lo malo que hay actualmente.

Es decir, de lo dicho por Monreal – quien fue dos veces vice coordinador de la Fracción priista en la Cámara de Diputados y gobernador de Zacatecas por el PRD cuando el PRI le negó la candidatura, lo que indicaría que es una chucha cuerera en las artes de la política y por lo tanto sabe lo que dice y las connotaciones políticas de sus declaraciones públicas – se podrían inferir al menos dos cosas: la primera es que en los altos círculos de Morena, donde se procesan las leyes y se aprueban los presupuestos públicos, reconocen la novatez del mandatario estatal, pues no de otra forma se puede entender la afirmación del senador cuando dice que Cuitláhuac “no sabía en lo que se metía” cuando fue por la gubernatura, y en su descargo justifica que “le dejaron un tiradero y heredó un gobierno en ruinas”.

De ahí que pida al vapuleado y cansado pueblo veracruzano darle chanza al gobernador porque la cosa “no está tan fácil”. Sin embargo, de las afirmaciones de Monreal también se desprende haber deslizado el mensaje de que no hay que decepcionar a la gente de Veracruz, que “hay que cumplir” y en ese sentido, adelantó que Cuitláhuac pronto va a dar muy buenas sorpresas “y las va a dar en un tiempo prudente” para recomponer todo lo malo que hay actualmente.

Es decir, una vez despejado el camino, el Gobernador ya no tiene pretextos – ni ante las altas esferas de Morena, pero sobre todo, ante los veracruzanos – para dar resultados en un tiempo “prudente”. Y por cierto, al referirse al caso de la remoción del fiscal Jorge Winckler Ortiz, el senador evitó pronunciarse debido a que dijo no conocer a detalle la Constitución de Veracruz, pero en todo caso expresó que hay instancias para acudir a ellas y resolver de manera puntual las controversias de inconstitucionalidad de quienes se encuentren inconformes, “mientras tanto, nosotros seremos respetuosos”.

También evadió el tema del ex gobernador Javier Duarte de Ochoa, del que dijo no conocer el recurso y el expediente “pero yo siempre trato no hacer leña del árbol caído, prefiero esperar”.

Y por último, con relación al proceso interno para la dirigencia estatal de MORENA, Monreal no dejó pasar la oportunidad de bromear y decirle adiós a Yeidckol Polevnsky – con quien ha tenido fuertes diferencias públicas – quien advirtió que si el presidente Andrés Manuel López Obrador se va del partido ella también lo hará, aunque en el caso del mandatario aceptó que aunque MORENA debe tener vida orgánica e institucional como partido y no como un mero movimiento, en caso de que López Obrador se vaya del Movimiento se acaba el partido, pues él es motor de la solidez y la construcción. Así las cosas con el morenismo en el poder.

 

 

Con información de Gobernantes.com

00
Compartir