Pierde la voz el PAN

ALMA GRANDE

Por Ángel Álvaro Peña

En el Instituto Nacional Electoral ya no saben qué hacer con las demandas que los panistas quieren convertir en denuncias concretas contra el gobierno federal, con diferentes pretextos. Todo el equipo del líder nacional del PAN, que no son pocos, está dedicado a impedir trabajar a la actual administración pública. Como es su costumbre, se olvidan de co-gobernar como debe hacer toda oposición seria. Ellos quieren descarrilar el gobierno, aunque una vez derrocado no sabrían qué hacer, les sucede como a los perros con las bicicletas, les ladran y cuando las alcanzan, regresan a su banqueta favorita.

Ahora, la dirigencia nacional del PAN, a través de su líder nacional, el contador Marko Cortés, presentó una queja ante el INE contra el presidente López Obrador por la supuesta violación a la Constitución ante el uso indebido de recursos públicos, así como la promoción personalizada del Ejecutivo en la distribución de propaganda gubernamental.

La obsesión del PAN por solicitar sanciones al gobierno federal pareciera no tener fin, esta vez pidió al INE imponer las medidas cautelares necesarias, entre ellas suspender de inmediato las acciones, a fin de frenar la intención del Presidente de echar agua a su molino con recursos públicos destinados para aminorar los efectos de la fuerte crisis que vivimos, para la clase media.

La queja fue presentada por la Coordinación Jurídica del Partido, encabezada por Raymundo Bolaños Azocar, a través del representante ante el INE, Víctor Hugo Sondón, y en ella se detalla que el 15 de abril de 2020, en el Diario Oficial de la Federación, se publicó el acuerdo que adiciona los transitorios de las Reglas de Operación del Programa de Microcréditos para el Bienestar, en atención a las medidas de reactivación económica.

Anteriormente el PAN había solicitado apoyos a los grandes empresarios para defender el empleo y no alterar los salarios de los trabajadores. Es decir, les parece arbitrario el hecho de que el jefe del Ejecutivo disponga de recursos para la clase media y popular, pero no así cuando destine apoyos fiscales a las grandes empresas, que en términos reales es exactamente lo mismo.

El presidente de México mostró el 23 de abril la carta enviada a los beneficiarios de créditos con el nombre del Presidente de la República, violentando -según el PAN- flagrantemente, la Constitución de los Estados Unidos Mexicanos, que prohíbe explícitamente la difusión personalizada de los servidores públicos.

El dirigente nacional del PAN, Marko Cortés, explica en la queja que esto es claramente violatorio del artículo 134 de la Constitución, porque el PAN considera que estamos en tiempo de campaña, a pesar de que el 23 de marzo, el propio Cortés solicitó al INE analizar la posibilidad de posponer las elecciones locales en Coahuila e Hidalgo ante la pandemia de coronavirus COVID-19 en el país. Aseguró: “sería irresponsable poner en riesgo a ciudadanos, personal electoral y candidatos”, de tal suerte que no hay campaña de proselitismo como para violar “…los principios de imparcialidad, legalidad y certeza, y provoca confusión en la ciudadanía, al vincular cualquier acto de gobierno con su nombre e imagen”.

Pero el PAN pide al INE todo lo que puede, en lugar de restaurar su partido y sacarlo de las ruinas en las que se encuentra desde julio de 2018.

Para el PAN todo acto de la Presidencia de la República es político, incluyendo el primer informe de gobierno, porque en la víspera de dicha fecha, el mismo Marko Cortés solicitó públicamente, para hacerse notar, suspender el mensaje del titular del Ejecutivo el domingo 1 de septiembre de 2019, desde Palacio Nacional y bajar los spots con motivo del Primer Informe de Gobierno, porque consideraba que los promocionales vulneraban lo establecido en el artículo 134 de la Constitución, pues promocionaban la imagen del Presidente con recursos públicos, por lo que solicitaron la suspensión de dicha propaganda. 

Asegura Cortes Mendoza que los mensajes son una campaña sistemática de promoción personalizada del Presidente, luego de que ha realizado diversos ejercicios de presentación de informes con recursos públicos, como fue el denominado informe por sus primeros 100 días, y el que presentó con motivo del aniversario de su triunfo en las urnas y cuya difusión consideró en su momento, el panista, como violatorios a dicho artículo, siendo rechazada su petición por la autoridad electoral.

Lo que pide el PAN es no destinar recursos públicos a los pobres sino a una minoría, porque señala el contador Cortés que se apoye con más recursos a las micro, pequeñas y medianas empresas, porque lo otorgado es claramente insuficiente. 

El PAN quiere destinar recursos suficientes a los empresarios, pero mantener en secreto dicha ayuda para que de esa manera el presidente no se beneficie en cuanto a simpatías populares. Lo único que hace Cortés es convertirse en el más aberrante de los líderes de una oposición fragmentada, porque no sólo es la obsesiva persistencia de los panistas por tratar de reorientar la política de un gobierno que no es de su partido, sino la facilidad que encuentra el PAN para difundir todas y cada una de las ocurrencias de su líder, en los medios comerciales del país, que están en este momento muy resentidos con el gobierno federal por el retiro del pago por publicidad que mantuvo a sus propietarios viviendo como verdaderos jeques árabes con dinero del pueblo.

Es decir, ahí, en la dádiva del subsidio a los medios, nadie invocó al artículo 134 ni ningún otro. Los panistas callaron. PEGA Y CORRE. – Hasta el momento se desconocen las actividades que los partidos PAN, MC, PRD y PRI realizan en favor de la gente frente a la emergencia sanitaria. Todos sus líderes están esperando desgastar al gobierno federal en el sofá de su casa enviando ocurrencias a sus creadores de memes para descarrilar la 4T. Valiente oposición sin nexos con la gente e indiferente a su sufrimiento, como siempre… Esta columna se publica los lunes, miércoles y viernes.

angelalvarop@hotmail.com

00
Compartir