Plan A y B de Pepe Yunes

•Se va con Luis Videgaray
•Y/o con José Antonio Meade

EMBARCADERO: El senador Pepe Yunes Zorrilla tiene dos proyectos políticos… El plan A, que se llama Luis Videgaray Caso, secretario de Hacienda y Crédito Público… Y el plan B, con el nombre de José Antonio Meade, secretario de Relaciones Exteriores y ahora de Desarrollo Social con el presidente Enrique Peña Nieto, y secretario y subsecretario de Hacienda, y de Energía, en los sexenios de los panistas Felipe Calderón Hinojosa y Vicente Fox Quesada…Además, director del BANRURAL y de la Financiera Rural, economista por el ITAM, licenciado por la UNAM y doctorado en Economía por la Universidad de Yale, en Estados Unidos… Alrededor de ellos, Pepe Yunes gira como su condiscípulo en aquellos tiempos, como dijera Gabriel García Márquez, “cuando eran felices e indocumentados”… Ningún paisano político de Veracruz tiene, por ahora, tales perspectivas y dimensiones… Se trata del político jarocho mejor posicionado en el altiplano, con un pie en Veracruz y otro en el centro de los poderes centrales… Más aún si se considera que tanto Videgaray como Meade figuran en el ánimo de Peña Nieto camino a la candidatura presidencial del año 2018, donde ya están, entre otros, los secretarios de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y de Educación, Aurelio Nuño, además del gobernador priista del estado de México, Eruviel Ávila… De ser así, entonces, el senador originario de Perote tiene, además, un trío de ejes básicos… Uno, la candidatura priista a gobernador de Veracruz para el año entrante… Dos, incorporarse a la campaña presidencial de Videgaray si sale palomeado… Y tres, irse con Meade si sale nominado… Y más, porque el grupo político del ITAM en el peñismo integra una unidad indivisible, a tal grado que en su casa de estudios abrieron desde un par de años un posgrado en Ingeniería Financiera, en donde preparan a los mejores cuadros para el gobierno federal…

ROMPEOLAS: Si antes con Luis Videgaray en Hacienda, el senador ha cabildeado más de tres mil millones de pesos federales para los presidentes municipales y productores de Veracruz, entregados en forma directa, sin intermediarios ni operación licuadora, y tampoco sin exponerse a un jineteo bursátil, ahora con José Antonio Meade en la SEDESOL, las puertas se agigantarán para que su gestoría social se multiplique… Y más en un político como él quien siempre ha entendido la vida parlamentaria como un complemento con el cabildeo de recursos oficiales, desde, digamos, cuando fuera presidente municipal de Perote y conociera a fondo las grandes limitaciones para tanta demanda de obra pública… Por eso, incluso, el fin de la semana anterior sostuvo una reunión más con alcaldes y diputados federales, a fin de que entre todos juntos empujen la carreta ante el altiplano… Es más, ninguno de los aspirantes y suspirantes a la candidatura partidista a gobernador, desde el PRI hasta el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano, se ocupan de tal gestoría como Pepe Yunes… Más todavía, luego de tomar cafecito con el señor Javier Duarte en el rancho San Julián, de Perote, propiedad de don José Yunes, el senador se ha convertido en un gestor ante la secretaría de Hacienda para reestructurar la deuda pública con más tiempo; pero al mismo tiempo, con mejores tasas… Es más, el senador llegó al BANOBRAS para analizar la posibilidad, y tal cual cabildea un nuevo esquema para la deuda del duartismo, sin detenerse en cuestiones políticas electorales, sino por el contrario, buscando grandes muletas para que el sexenio próspero siga caminando… Y, bueno, si Meade ya llegó a la SEDESOL, ninguna duda existe que el trato a Veracruz se volverá excepcional vía Pepe Yunes…

ASTILLEROS: Con todo, por ahora, ninguno de los senadores tricolores puede cantar victoria… Simple y llanamente, en Los Pinos no hay nada para nadie… La moneda política electoral partidista sigue en el aire dando vueltas… Es más, muchas cositas podrían ocurrir de aquí hacia el destape que unos consideran hacia finales del mes de octubre, quizá noviembre y/o, en todo caso, hacia el mes de enero, digamos, el día 6 enero, en la conmemoración de la ley agraria, tiempo aquel cuando en 1992, el mismo día, Carlos Salinas destapó a Patricio Chirinos Calero como el candidato… Así, tanto Yunes Zorrilla como Héctor Yunes Landa continúan trotando Veracruz como los únicos punteros a quienes ya nadie descarrilaría… Claro, el hecho de ser el abanderado, en ningún momento garantiza el triunfo en las urnas… Pero, bueno, es un pasito más en el peldaño de un partido político, como el PRI, que tiene el voto duro más grande y sólido, además del suficiente recurso para imponerse y llevar la delantera…

Por: Luis Velázquez

00
Compartir