¡Pórtense bien, pinches periodistas!

Pinches reporteros, porfis, pórtense bien, cabrones. Ya ven lo que pasó a Gibrán, el cantante de “La Voz México” solo por bajar la novia al hijo del general.

Ya, caray, dejen de cargar cartulinas con la foto del jefe máximo y la frase bíblica de ‘’Duarte, asesino’’, pues serán demandados por daño moral que, recuerden, llevara a Isabel Arvide a vender su casa cuando fuera denunciada por la actriz Sasha Montenegro viuda, entonces, de José López Portillo, el señor de la Colina del Perro.

¡Pinches periodistas!, pórtense bien. Están viendo la tempestad y no se hincan. Ya van 18 trabajadores de la información asesinados, mutilados, decapitados y sepultados en fosas clandestinas. ¡Tengan piedad de ustedes! ¡Tengan piedad de sus familias! ¡Ya párenle, carajo!

Pórtense bien, señor, ya ven lo que dice el licenciado, política, médico, periodista y político, Juan Antonio Nemi Dib, que los reporteros asesinados en Veracruz “son poquitos”… (sólo robé poquito porque poquito había, como dijo Layín), y por tanto, qué más da que la tropa reporteril siga engrosando el camposanto.

¡Acuérdense, periodistas! vendrán tiempos peores. Ya se los dijeron y ustedes siguen igual de caprichudos.

Y más ahora cuando la Secretaría de Seguridad Pública está facultado para filmar a reporteros y ciudadanos en marchas pacíficas.

No anden en malos pasos.

No tengan malas amistades.

No tomen whiskazos con los malosos en un bar a deshoras de la madrugada.

No se vayan con trabajadoras sexuales a los moteles de paso.

No fumen marihuana.

No participen en orgías en departamentos con modelos colombianas.

¡Caray, a todos les han avisado de la Operación Colibrí, y sin embargo, les vale!

¿A qué le tiran, pues?

A poco creen que podrán vencer a un jefe policiaco y a sus huestes, a un Fiscal showman y sus agentes judiciales?

ANDAN MAL, EN EL CAMINO EQUIVOCADO

A ver, muchachitos (de la prensa) como decía Pancho Villa:

Degollaron a Regina Martínez.

Decapitaron a Yolanda Ordaz de la Cruz.

Sepultaron en fosa clandestina a Noel López Olguín y Gregorio Jiménez de la Cruz.

Asesinaron mientras dormía a Miguel Angel López Velasco.

Mataron por la espalda a Misael López Solana.

Hicieron cachitos a Gabriel Huge, Guillermo Luna, Esteban Rodríguez e Irasema Becerra.

Tiraron en la vía pública a Víctor Báez.

Cercenaron a Moisés Sánchez Cerezo.

Mataron en una cantina a Armando Saldaña.

Dieron el tiro de gracia a Rubén Espinoza, a quien además acusaron de adicto a la cocaína.

¿Y?

¿Y de qué ha servido tanto sacrificio humano, oh Huitzilopochtli?

¿A poco con tantas muertes la deuda pública fue saneada y pagaron sus cheques retenidos desde hace diez meses a los seniles del DIF y pagaron los 1,800 millones de pesos que adeudan a la Universidad Veracruzana, y hay obra de infraestructura en el territorio jarocho…?

No, muchachitos, no.

Andan mal. En el camino equivocado.

Y todavía, de paso, ya los acusaron de linchadores, y no más para que vean, pueden ser denunciados por la vía penal por daño moral.

¡Pórtense bien, pinches periodistas!

¿A poco de veras se creen tan chingones para desafiar la fuerza política, la fuerza social, la fuerza económica, la fuerza policiaca, la fuerza legislativa, la fuerza judicial, la fuerza eclesiástica y la fuerza mediática del gobierno de Veracruz?

Una cosita, compitas, es que el niño y el borracho digan la verdad y otra es que el borracho coma lumbre.

¡Comprendan, señores, entiendan, están poniendo en riesgo a la familia sexenal!

¡Basta ya de sentirse la Juana de Arco del siglo XXI, el Narciso Mendoza, el Niño Pípila, el subcomandante Marcos, el Ché Guevara de la isla de Sacrificios, en la bahía jarocha!

EL SERMÓN DE LA MONTAÑA HA TERMINADO

¡Pórtense bien, que nada les cuesta!, pues en todo caso, ¿cuántos reporteros más quieren muertos de aquí a cuando transcurran los 14 meses con 26 días que faltan del sexenio?

¿Quieren un camposanto de héroes?

¿Desean engrosar el panteón de los Niños Héroes de la invasión norteamericana del 14?

¿Sueñan con una larga fila de cruces en el gremio reporteril, más hogares enlutados, más viudas, más niños huérfanos?

¡Por favor, ya no hablen mal del gobernador, porque es hablar mal de Veracruz!

En el gremio, señores, se les recuerda, necesitamos reporteros que cuenten las historias tal cual, con la crudeza de los hechos.

Nadie necesita héroes ni mártires que de héroes y mártires ya estamos hasta la eme.

Miren alrededor y vean, por ejemplo, que Veracruz ha sido declarada la Houston de México y la Arabia Saudita de América Latina y líder en el turismo de aventura y líder turístico en el Golfo de México, desde Yucatán hasta Miami.

Y, por tanto, pórtense bien, que sólo así se entrará al reino de los cielos.

Acuérdense: todos venimos al mundo para ser felices y la felicidad está en los mandamientos de la ley de Diosito santo.

No desearás a las barbies.

No lincharás a tus gobernantes.

No acusarás a los demás de asesinos.

No te pasarás de tueste desafiando a los señores del garrote y la macana.

No le pedirás la renuncia a quienes gobiernan en nombre de Dios.

No acusarás a los funcionarios de meter la mano al cajón.

¡Podéis, pues, ir en paz! ¡El sermón de las montañas ha terminado!

¡Hosanna, hosanna!

Por: Luis Velázquez

00
Compartir