Posdata: Insuficiente denuncia mediática de Pepe Yunes

•El senador dice una y otra vez que “resulta incómodo” que la Auditoría Superior de la Federación documente tantos irregularidades y observaciones al gobierno de Javier Duarte; pero Yunes Zorrilla se queda en el boletín, sin actuar ni tomar medidas como presidente de la Comisión de Hacienda

Por: Luis Velázquez

Una vez más el senador José Yunes Zorrilla se ha referido a las irregularidades y observaciones de la Auditoría Superior de la Federación, ASF, al gobierno de Veracruz y dice que “resulta incómodo”.

Y, por supuesto, “resulta incómodo” para los 8 millones de habitantes de la tierra jarocha que sea así, por encima del resto de gobernadores de la nación.

Y más cuando Javier Duarte tuviera un curso intensivo como subsecretario y secretario de Finanzas y Planeación.

Y más cuando Duarte lleva cinco titulares de SEFIPLAN.

Pero, al mismo tiempo, también “resulta incómodo” que el senador se detenga, digamos, en la denuncia mediática sin actuar con hechos concretos y específicos, como el caso de su colega Fernando Yunes Márquez, quien fue el primero en tocar el asunto en la tribuna parlamentaria y diera seguimiento al hecho sin que, bueno, y por ahora, se conozca el dictamen.

Claro, el senador Yunes Márquez necesita insistir en el asunto porque en su tiempo, y por ejemplo, denunció las irregularidades por más de 4 mil millones de pesos federales para el sector salud, además de la denuncia de la Fundación México de las observaciones por más de 6 mil millones de pesos federales en el sector educativo de Veracruz y, a la fecha, nadie conoce el desenlace.

Por un lado, el gobierno de Veracruz ha sostenido que las observaciones fueron aclaradas y cubiertas en tiempo y forma, y por eso mismo, Gabriel Deantes Ramos fue nombrado secretario de Trabajo y Previsión Social, dándole categoría de súper ministro del gabinete legal para operar las campañas electoral de candidatos a diputados federales, en tanto Édgar Spinoso Carrera está listo para la candidatura al Congreso de la Unión por el distrito de Martínez de la Torre.

En contraparte unos funcionarios públicos y auditores aseguran que la ASF sigue adelante con la investigación; pero como hay tantos pendientes de norte a sur y de este a oeste del país, en su momento corresponderá a Veracruz.

Cierto, cierto, cierto, pudiera ser.

Pero si los senadores Fernando Yunes, Pepe Yunes y Héctor Yunes Landa dieran seguimiento puntual al tema, entonces, habría respuesta pronta e inmediata.

Más, en el caso de José Yunes, presidente de la Comisión de Hacienda en el Congreso de la Unión.

Y más porque José es amigo, condiscípulo del secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso.

Y más, porque Luis Videgaray sueña con la candidatura presidencial en el año 2018.

En todo caso porque se trata de recursos federales captados con el pago puntual de los impuestos de los contribuyentes.

Una cosita es la denuncia mediática con el boletincito de prensa y otra, diferente, es actuar de acuerdo con la ley de Responsabilidades de Funcionarios Públicos.

INSUFICIENTE DENUNCIA MEDIÁTICA

Incluso, hay cositas inverosímiles que obligan a los senadores a proceder.

Por ejemplo, aquella de que las observaciones de la ASF se deben a que por error humano depositaron el dinero de las participaciones federales en otra cuentita.

Ajá.

Más fregón era el pastorcito cuidando las ovejas y anunciando que venía el lobo.

Por eso, y luego, incluso, del despido humillante y vergonzoso de Gabriel Deantes y Édgar Spinoso a 8 columnas en la portada del Diario de Xalapa y luego rehabilitados, más bien parece “una tomadura de pelo”.

Pero también el pueblo (vox populi vox Dei; pero también vox brutus) cree que si Deantes y Spinoso fueron restituidos significa que ellos fueron apenas, apenitas, la punta del iceberg.

Nada fácil sería, entonces, que al ratito pidan disculpas al cándido ingeniero Álvaro Capetillo por haber sido inhabilitado durante diez años a partir de un daño patrimonial de 36 millones de pesos federales.

Y, entonces, ¿Dónde están los senadores de Veracruz; pero más, mucho más, José Yunes Zorrilla, que tan encorajinado anda con las irregularidades de la ASF al gobierno duartista?

Una cosita es la pasarela mediática.

Otra, jugar con el escore político para enviar un calambre a Duarte.

Y otra actuar según el Estado de Derecho tratándose de la rendición de cuentas.

Y es que si existen observaciones de la ASF tan preocupantes (4 mil millones de pesos en el sector salud y más de 6 mil millones en el ramo educativo, por ejemplo), caray, con el doctorado en Economía de la Universidad Complutense pareciera que la generación fidelista en el poder sexenal se está pasando de vivo…

Son muchos, demasiados, excesivos los escándalos y las versiones y el sentir ciudadano de que los llamados “Niños infieles” sólo treparon al poder para saquear las finanzas públicas, incluidas las federales.

Y, de ñapa, que el senador presidente de la Comisión de Hacienda se quede en el boletín.

POSDATA: En Veracruz las elecciones se ganan con el control social y económico de los maestros (Juan Nicolás Callejas Arroyo), de los petroleros (Carlos Romero Deschamps), de los cañeros (que andan sueltos) y de los colonos (que suelen venderse al mejor postor)…

00
Compartir