Poza Rica, el juego perfecto

Buen pasado, mejor futuro

Riqueza social en manos de la entrega de un servidor público que es parte de la gente y trabaja, desde ahora, con ella

Por Ángel Álvaro Peña

Los trabajos intensos de un presidente municipal electo son propios de alguien que busca el bienestar de sus conciudadanos, sin importar si votaron por él o por algún otro candidato.

Fernando Remes Garza, exbeisbolista de los mejores y empresario, parece que está en campaña, pero no lo mueve llegar a un puesto que ya ganó en las urnas, le motiva el apoyo a la gente de Poza Rica y sus alrededores que fue afectada por el huracán Grace. El Pulpo demostró no sólo ser amigo de los amigos, sino de los contrincantes que por el paso de la adversidad se hermanan.

Porque Remes ha cosechado simpatías desde hace muchos años, primero como beisbolista, luego como empresario y ahora como político, siempre ha mostrado sensibilidad a flor de piel para ayudar al prójimo, y así trabajó en estos meses incansablemente. Los siete días de la semana en apoyo a los damnificados, porque no se sentó en su escritorio para elaborar una teoría sobre las necesidades de los habitantes de Poza Rica, se trasladó al lugar de los hechos no sólo para conocer la dimensión del daño, sino para ayudar en todo lo que fuera posible.

Hay muchos presidentes municipales electos, de todos los partidos, que están diseñando una estrategia de gobierno con buena intención, pero con poca entrega a la tarea de gobernar. No basta conocer las necesidades, es apoyar a los afectados y darles la cara, saludarlos de mano, ayudarlos a levantar un árbol o acarrear agua para desahogar las inundaciones.

Desde el 7 de junio Remes aseguró que el triunfo electoral no era propio, era de todos, prefirió ser alcalde que diputado federal, porque la convivencia directa con la gente es lo que debe prevalecer para conocer las necesidades, pero también a la gente que tiene esas necesidades, porque son requerimientos humanos los que están en juego, no son simples envíos de víveres o medicamentos. Hay que conocer los rostros de la necesidad humana, pero no para ser el gran apoyo, sino para sentir en la necesidad común la responsabilidad social que han perdido la mayoría de los funcionarios públicos en todos los partidos políticos.

A diferencia de otros candidatos triunfadores en los comicios del 6 de junio, Fernando Remes obtuvo la constancia de mayoría cuatro días después de la contienda, porque no había la menor duda acerca de su victoria electoral, la cual alcanzó con una amplia diferencia sobre su más cercano contrincante.

Por esa compenetración con la población lo mismo acude a apoyar, con sus propias manos, a los damnificados de los fenómenos naturales, que está consciente del incremento de accidentes carreteros; lo mismo sucede con la delincuencia de la cual tiene registros y números claros, así como una estrategia práctica y precisa para erradicarla.

El comercio organizado en Poza Rica, a través de la Cámara Nacional de Comercio, aseguró que tienen la esperanza de que la recuperación económica llegará a la localidad. Francisco López, en calidad de presidente de este organismo, con más de trescientos socios adheridos a la Canaco, realiza un gran esfuerzo de mantener las fuentes de trabajo.

La comunicación directa que mantiene Fernando Remes con amigos como el presidente Andrés Manuel López Obrador, o el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández, facilitará las respuestas a las necesidades del norte de Veracruz, principalmente en Poza Rica, porque la armonía con las autoridades, tanto como con líderes de diferentes gremios, como de otros partidos, es esencial para sacar adelante a una comunidad que tiene tantos rezagos que no pueden solucionarse de la noche a la mañana.

Haciendo honor a su pasión, el deporte, Fernando Remes realizó el primer foro de consulta y plan de desarrollo deportivo para los pozarricenses durante su próxima administración, donde el alcalde electo reunió a un gran número de presidentes de ligas deportivas, deportistas, entrenadores e integrantes de patronatos deportivos.

Fernando Remes destacó las cinco hectáreas donadas para la construcción de un estadio de beisbol, y anunció que este proyecto verá la luz muy pronto.

Se informó acerca de una donación adicional de dos hectáreas más donde se construirá un parque acuático para “cambiar la cara de nuestra ciudad y mejorar también la imagen para los turistas”, comentó el exbeisbolista.

A pesar de que no ha tomado posesión de su cargo, Remes Garza confirmó el inicio de la iluminación de los diamantes “Pepe” Bache del cuatro y medio, el campo Juan López Gasca de este mismo sector y el icónico diamante Lorenzo Ichante, así como mejoras a los diferentes campos deportivos de Poza Rica.

El municipio es un lugar privilegiado por la geografía, en su espacio hay grandes riquezas. El presidente de la república anunció en Poza Rica, el 29 de mayo de 2018, en sus últimos días de campaña, que “juntos sacaremos adelante la industria petrolera”.

La creación de corredores industriales y la instalación de maquiladoras forman parte del proyecto económico del presidente municipal electo.

El futuro está en manos de los pozarricenses, con la coordinación de Fernando Remes, quien no dejará apuntar ni un hit a la adversidad, antes de que transforme su entidad y regrese a Poza Rica sus esplendores que nunca debieron diluirse entre los malos gobiernos y sus vicios.

Un gran futuro le espera Poza Rica en un proceso donde todos los esfuerzos cuentan de la misma manera. Cada brazo en lucha se suma a un esfuerzo común. Cada uno de los responsables de la transformación de su espacio tiene conciencia y compromiso, también su próximo presidente municipal que lucha desde ahora, adelantándose al tiempo político y al destino de su localidad para no llegar con las manos vacías ante quienes le ofrecieron su apoyo a manos llenas.

00
Compartir