PRD y Rogelio Franco a San Lázaro

ASTROLABIO POLÍTICO

Por: Luis Ramírez Baqueiro

“Cuando la situación es adversa y la esperanza poca, las determinaciones drásticas son las más seguras.” – Tito Livio.

En las postrimerías de la Jornada Electoral del domingo 6 de junio, los mexicanos habremos de jugarnos la última carta de la apuesta por la democracia.

Después del próximo domingo, los mexicanos habrán de despertar tras jugarse una especie de suerte de la que no habrá retorno, una especie de ruleta rusa con todas las recamaras del revólver cargadas.

Así, por un lado, el resultado ideal será salvar a México de entrar como otras nacionales Latinoamericanas en el error que imponen darle poder absoluto a un solo hombre, salvando con ello, el equilibrio de poder en el Congreso, en donde todas las fuerzas políticas de oposición, actúen como contrapeso a los excesos que el poder absoluto pretende imponer en nuestro país, bajo el argumento de acabar con la corrupción.

O la peor de las suertes, en el caso de que Morena, se alce con el triunfo electoral, y con ello, tire a la borda el desarrollo de un país que a lo largo de los últimos 40 años, lo que pretendió ganar lo perdió en una apuesta absurda de regresión ideológica al socialismo rancio y caduco, que en ningún lugar del mundo ha tenido casos de éxito para sus pueblos.

Cabe señalar que donde sí tuvo éxito el modelo socialista latinoamericano, fue en el segmento población de sus gobernantes, quienes ganaron carretadas de millones de dólares, a pesar de la desesperanza, el hambre y las postraciones de las naciones.

Y si dudan de ello, basta con mirar a Cuba, Venezuela o Nicaragua, destruidas por la imposición de absurdas dictaduras bajo la figura del fascismo socialista, que, con falsos engaños, derrumbó sus instituciones, hasta convertirlas en naciones quebradas y al punto del estallido social.

Por ello es importante remarcar que, a pesar de los esfuerzos del actual régimen por intentar acabar con la oposición, en Veracruz, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) se ha levantado como una opción con propuesta efectiva, real y abierta.

Razón por la cual el ataque directo a sus liderazgos fue parte fundamental de un plan de gobierno puesto en marcha con la única finalidad de contener lo inminente, la derrota.

La modificación de la Ley para emplear a modo, y acabar con algunos de esos dirigentes, tuvo como muestra fehaciente a Rogelio Franco Castán, ex secretario de Gobierno de la anterior administración estatal.

Detenido injustificadamente, acusado de delitos creados –ultrajes a la autoridad- y en el que el uso de todos los recursos legaloides posibles se ha empleado para dilatar la resolución de un juez corrupto que sabe en el embrollo que se ha metido, que tarde o temprano le costará el puesto y hasta la cárcel, son la evidencia de ese intento por imponerse a la fuerza.

Por ello, ante este escenario, este próximo 6 de junio, una buena opción será votar por el PRD, con el objetivo preciso de recuperar la justicia y la democracia, su voto empleado conscientemente para el Sol Azteca, ayudará a que Rogelio Franco, junto a muchas y muchos más sean diputados federales, y formen parte de la Legislatura que podrá detener la destrucción sistemática de las instituciones y del México que conocemos.

Si lo que anhelamos es recuperar y tener un mejor Veracruz, el voto útil, deberá ser para la Coalición que encabeza PAN-PRI y PRD, recuérdelo, después no se lamente, porque posiblemente, no habrá más democracia para intentar cambiar el estatus quo de las cosas.

 

Al tiempo.

astrolabiopoliticomx@gmail.com

Twitter: @LuisBaqueiro_mx

00
Compartir