PRI y PAN sí rebasaron tope de gastos en Coahuila: INE; tras vacaciones, su resolución final

En Coahuila los candidatos a gobernador del PRI y el PAN sí superaron sus respectivos topes de campaña, establecidos en 19.2 millones de pesos para cada uno, de acuerdo con cifras preliminares del Instituto Nacional Electoral (INE), reportadas este lunes. Sin embargo, será hasta agosto cuando los consejeros del organismo finalicen la discusión, con sus cifras definitivas de fiscalización, tras aclarar el tema del pago a los representantes de los partidos políticos en las casillas.

Los consejeros del INE señalaron que el candidato del PRI, Miguel Ángel Riquelme tuvo un gasto por arriba del 8 % (más de un millón y medio de pesos), mientras que el del PAN, Guillermo Anaya por encima del 5% (casi un millón).

Se trata, dijo el consejero Ciro Murayama, de cifras preliminares, pero hay elementos para pensar en la nulidad; en contraste, el presidente del organismo, Lorenzo Córdova, dijo que la nulidad de la elección no está en las manos del INE y que los dictámenes pasarán al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, donde se resolverá esa situación.

Este lunes, los consejeros del INE aprobaron, en una sesión dividida, el dictamen del gasto de las campañas electorales a gobernador de Coahuila, celebradas el pasado 4 de junio.

El gasto de los candidatos podría aumentar, pues el INE aún debe revisar los pagos realizados a sus representantes de casilla el día de las elecciones (4 de junio). Una erogación que recién comenzó a fiscalizarse.

El INE decidió separar este gasto, pues se acordó ante una serie de errores cometidos en el llenado otorgar un nuevo plazo de 24 horas a los equipos de campaña, para que entreguen la información faltante.

La revisión completa de los gastos de ambas campañas se votará en una nueva sesión del pleno en agosto, ya que el viernes 21 de julio empieza el periodo vacacional del organismo electoral.

Facebook enciende los ánimos

Durante la discusión del dictamen de la comisión del Fiscalización del INE, se hicieron visibles dos frentes en el Consejo General.

Los consejeros Ciro Murayama, Pamela San Martín y Benito Nacif pelearon una fiscalización más apegada al reglamento, y lograron que en la cuenta del priista Riquelme se sumara el gasto realizado en Facebook que no había reportado.

Ciro Murayama dijo que la empresa estadounidense que realizó la promoción en Facebook, había reconocido que recibió un pago de 930 mil pesos de la campaña del priísta, cifra que no fue reportada por el equipo de la coalición “Por Un Coahuila Seguro”.

En el debate, Marco Antonio Baños junto con Paola Ravel y Claudia Zavala insistieron en desechar los gastos de Facebook, pues plantearon que la empresa Atelier Espora, a cargo de las redes sociales del priísta, ya había justificado 648 mil pesos.

En la discusión, Baños acusó a Murayama de estar excediéndose desde la comisión de fiscalización, y de incluir criterios nuevos. En respuesta, San Martín sólo pidió a la Secretaría Técnica del INE que leyera el reglamento, en donde se establece que si hay una subcontratación están obligados a presentar el comprobante del pago, cosa que no se hizo.

En la sesión también se planteó que en el proceso de fiscalización se comprobó que desde la campaña del priísta Riquelme, se buscó pulverizar sus gastos cargando eventos políticos entre todos los candidatos a presidentes municipales, como el cierre de campaña en Torreón.

Explicaron que para justificar el evento se presentaron treinta facturas para el pago de la banda musical que amenizó el evento, una a nombre de Riquelme y las 29 restantes de los candidatos a presidentes municipales, cuando de acuerdo con el reglamento señala que ese tipo de gasto solo se puede dividir entre los candidatos a los que territorialmente beneficia el acto, el del municipio donde se realiza y el del gobierno del estado.

Por eso se aprobó con cuatro votos en contra y siete a favor, que se modificara el prorrateo de los gastos presentados por la campaña del candidato del PRI.

Reducciones para los dos

Tras concluir la sesión, Murayama explicó que en la revisión del dictamen se le redujo el gasto al PRI en un millón 400 mil pesos, esto luego de comprobar que habían reportado previamente una serie de videos, que costaron 127 mil pesos y que se transmitieron en el estadio de los Santos.

Al PAN y sus aliados se les redujo el gasto de 1 millón 200 mil pesos de una encuesta de salida y se reconoció como un pago del partido, aunque Murayama aclaró que habrá una modificación al reglamento de fiscalización para que en el 2018 este tipo de rubros sean considerados gastos de campaña.

Animal Político

00
Compartir