Productividad legislativa sin precedente

Segundo informe

La preocupación social de una mujer en el Congreso hace más sensible el ejercicio político en beneficio de sus representados

Por Ángel Álvaro Peña

El lugar que ahora ocupan las mujeres en el ejercicio político es producto de una lucha cotidiana. Una tarea que no termina con la interacción con la sociedad, sino que continúa en la casa y está presente en todas sus actividades. De esa trayectoria es la diputada federal Azucena Rodríguez Zamora, quien rindió su segundo informe de actividades en la cabecera distrital con sede en Poza Rica, Veracruz.

La presencia de la mujer en la política legislativa da un vuelco importante que desde el inicio de sus trabajos hace evidente lo que subrayó en su informe, al decir que para ella “la legislación es una tarea de representación popular, atenta a las necesidades de la población”, por lo que realiza tareas de gestoría y trabajo social.

Anteriormente, la gran mayoría de legisladores eran varones y rara vez acudían a sus distritos a conocer las necesidades de la gente que representaban, por ello en tribuna en lugar de exponer las necesidades de sus representados, exigían cubrir sus necesidades particulares.

Gran responsabilidad de la actual situación política es a causa de las mujeres, quienes han sabido tener un espacio en las decisiones importantes de gobierno.

Azucena Rodríguez aseguró que su fracción parlamentaria en el Congreso es la que más iniciativas ha presentado ante el pleno con 69, 10 de las cuales son reformas a la Constitución y 59 tienen el objetivo de modificar y crear leyes federales, seis de estas últimas las suscribió la diputada veracruzana, por lo que son totalmente de su autoría.

Sin duda la participación de las mujeres veracruzanas en la política del país ha hecho historia, su tarea incansable, su lucha permanente, su inteligencia y sensibilidad crean un oasis de ideas políticas útiles en el desierto que significa ahora el gobierno estatal, que sufre una inexplicable inmovilidad.

Así, las mujeres en el estado son las que muestran responsabilidad y trabajo. En su segundo informe señaló convencida: “Mi labor es permanente vigilancia para defender la democracia y frenar intentos autoritarios”.

Preocupada por el abuso sexual que existe en el país contra los menores señaló que, junto con su grupo parlamentario del PRD, pugna por elaborar planes y programas de estudio para prevenir estos abusos y crear las herramientas de identificación, autoprotección y actuación de programas de protección contra estos ilícitos.

Solicitó además garantizar el derecho de acceso a la justicia de migrantes víctimas o testigos de delitos graves cometidos en territorio nacional. Así como promover la participación en centros de investigación, instituciones de investigación superior, asociaciones civiles o colectivos para el diseño, evaluación e implementación de programas de prevención social de la violencia y la delincuencia.

Informó que solicitó al gobierno del estado de Veracruz realice un proceso de armonización de las reformas en materia de paridad y violencia política para garantizar con anticipación los plazos que establece el organismo electoral local.

Subrayó que solicitó al gobierno de Veracruz suscribir convenios con las OSC, (Organizaciones de la Sociedad Civil) para garantizar acciones en beneficio de la niñez con discapacidad neuro-musculoesquelética.

Como parte de sus actividades legislativas, la diputada Azucena Rodríguez exigió al gobierno del estado acatar las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud ante la actual pandemia de Covid-19 y replicar las acciones tomadas por diversos municipios apoyadas de un plan económico emergente.

Entre otras actividades y peticiones para preservar la salud de los veracruzanos, la legisladora perredista convocó al gobierno estatal a aplicar un programa de fumigación y concientización social para frenar el dengue.

Enunció las campañas que ha promovido en pro de la salud de la población tales como la de Salud Visual, la de Operación de las cataratas, una campaña intensa para la recolección de pilas; en el ámbito económico familiar, impulsó la entrega de canastas básicas, así como la venta subsidiada de láminas, así como de corte de cabello y asesoría legal.

Hizo especial énfasis en la exigencia de justicia en el asesinato de la alcaldesa de Jamapa, Florisel Ríos, quien fuera secuestrada y asesinada el pasado 11 de noviembre, sin que hasta la fecha haya claridad en el caso, por lo que pidió una investigación especializada en este crimen que arrebató la vida de su correligionaria perredista.

La ingeniera Azucena Rodríguez es ejemplo de entrega en el ejercicio público, por lo que sus logros no son gratuitos sino producto de un trabajo en contacto directo con la sociedad no sólo de su distrito sino de la región norte del estado de Veracruz. Si los veracruzanos voltean hacia el pasado ven que las tareas de las legisladoras, alcaldesas y regidoras veracruzanas se convierten en la punta de lanza para elevar el nivel de vida de sus representados.

00
Compartir