¡qué bonita familia! Por conducir alcoholizada Familiar de la esposa de Javier Duarte y secretaria de Arturo Bermudez destroza camioneta y camellón

El alcoholismo está causando estragos en la Secretaría de Seguridad Pública de Veracruz, según se aprecia por la información que se ha dado a conocer en este espacio en fechas recientes.

Y es que a los casos de policías de Cosoleacaque que se embriagaban con su delegado en las instalaciones del C4 en esa ciudad acompañados de algunas damas, y a las fiestas, también, documentadas gráficamente de policías de Las Choapas, ahora ha trascendido, y ya es un escándalo en redes sociales –aunque se hizo hasta lo imposible para que no saliera a la luz- el accidente que sufriera, la madrugada del pasado 15 de mayo, Priscila Ramírez Platas, quien funge como secretaria particular del secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, y además es prima de Karime Macías Tubilla de Duarte, cónyuge del gobernador Javier Duarte de Ochoa.

Lo lamentable del hecho es que Priscila Ramírez conducía su camioneta, una Jeep Compass en completo estado de ebriedad, por lo que la estrelló contra la barrera de protección y división de los carriles a la entrada del distribuidor vial Araucarias, a un costado del hotel HB.

Lo más terrible no fue el daño a la barrera protectora, ni que el vehículo, propiedad de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) haya quedado literalmente inservible, y mucho menos que Ramírez Platas haya resultado con algunas heridas -aunque informes confiables dicen que prácticamente salió ilesa a pesar de lo aparatoso del choque-, sino que por órdenes de Arturo Bermúdez, el hecho se haya ocultado, desvirtuado y minimizado, a tal grado que el subsecretario “A” de Seguridad Pública, Nabor Nava Olguín recibió la orden de borrar toda evidencia del percance, de la identidad de la conductora, e impedir que tomaran conocimiento de los hechos personal de la Dirección General de Tránsito, siempre tan afanosos para detener y confiscar los vehículos de los ciudadanos comunes que intervienen en accidentes de menor gravedad para extorsionarlos con pretextos como “daños a la infraestructura vial y a las vías de comunicación”.

Nada de ello ocurrió con Priscila Ramírez Platas, a quien favoreció el parentesco con la cónyuge del gobernador del Estado, porque incluso se desaparecieron evidencias de a dónde fue llevada, y de dónde procedía cuando colisionó el vehículo contra la barrera de protección, porque no le atinó al carril de entrada al distribuidor vial o quizá temerariamente quiso pasarse al otro carril cuando se percató que se había equivocado de acceso debido al estado etílico en que se hallaba. Lo interesante es que la accidentada, según se ha sabido, habló por teléfono con Bermúdez Zurita para enterarle de lo ocurrido, por lo que éste, raudo y veloz, hizo valer su poder para que todo el aparato de Seguridad Pública se moviera bajo la coordinación de Nava Olguín y se procediera a la “operación limpieza”

También, ha trascendido que bajo la coordinación de Nava Olguín, los voceros de la SSP en lugar de informar, cabildearon para “bajarle el volumen” a lo ocurrido, de tal suerte que ningún medio impreso publicó el accidente. Priscila Ramírez Platas es hija de Jorge Ramírez Pérez, quien a la vez es padre del subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), Jorge Fernando Ramírez Tubilla, primo de Karime Macías Tubilla, y concuño del padre de esta, Jesús Antonio Macías Yazeguey.

Jorge Ramírez Pérez es tío político de Javier Duarte de Ochoa, y a él le vendió, presuntamente, aquella cuestionada mansión que tenía en Maricopa, en la región de Phoenix, Arizona, Estados Unidos, cuando apenas tenía unos meses de haber sido designado titular de Sefiplan durante el sexenio de su padre putativo, Fidel Herrera Beltrán, misma que según el diario Reforma, compró a la señora Linda J. Mickelson. Todo ello confirma lo dicho por aquel comediante, “Pompín” Iglesias: ¡qué bonita familia!

(Con información de Gobernantes.com)

00
Compartir