¿Qué más falta en Veracruz?

“El que domina su cólera domina su peor enemigo.” Confucio.

¿Qué más falta en Veracruz?

Veracruz vive y enfrenta la peor crisis en todos sus rubros de la que se tenga memoria, la entidad comienza sentir un malestar tan generalizado y tan profundamente enconado del que no se tenía memoría, la afrenta a la sociedad ha sido tan grande, como la consecuencia de dicha acción.

El rechazo generalizado de la sociedad porteña, a todo lo que exprese o represente al Gobierno Estatal quedó de manifiesto este lunes en el Puerto de Veracruz, en un día normal es tradición el encuentro, la reunión de la sociedad en el Café de La Parroquía, así es normal ver la concurrencia inmersa en sus asuntos, pero cuando la sociedad se harta lo cataliza y esa fuerza de rechazo quedo exhibida a través del medio que tanto gusta el actual titular del Ejecutivo, Javier Duarte, la Internet, y es que en las redes sociales se ha viralizado un video en donde los comensales gritan al unisonó ¡Duarte Fuera!

La serie de manifestaciones emprendidas por los sindicatos magisteriales expresada en la toma del centro de la capital del estado exhibe también el hartazgo a la absurda medida de pretender modificar la Ley del Instituto de Pensiones del Estado y, con ello, terminar de dar el tiro de gracia a los jubilados y pensionados, que mes a mes ven las de Caín para cobrar lo que es suyo y lo que por años se ganaron.

La escueta respuesta del secretario de Gobierno, Flavino Ríos Alvarado a través de un comunicado, exhibe la soterrada intensión de acabar de paso con la Universidad Veracruzana (UV), a la que en su calidad de ente autónomo si le aplicarían como efectiva la medida de convertirse en responsable de pagar y cubrir las pensiones y jubilaciones, ante la evidente quiebra de las finanzas estatales.

Lo que se viene en Veracruz, será una escalada de acciones judiciales y por supuesto sociales expresadas en las calles, la tolerancia de la población tiene un límite y con lo mostrado se puede medir el descontento social.

Por desgracia el proceso electoral de Veracruz se le atravesó al mandatario estatal, junto a la medida de retenerle el recurso del estado desde la federación, y es que al menos espero llegar hasta octubre pateando la pelotita, solo que como ya lo hemos señalado en este espacio, el gobierno federal ya se canso, y el escándalo y desprestigio que representa mantenerle es más alto que el quitarlo, no sin antes claro, pedirle que reembolse lo sustraído.

Y es que de buena fuente de la Secretaría de Hacienda Y Crédito Público (SHCP) se habría dado la instrucción de al menos retenerle 15 mil millones de pesos del proceso de reestructuración de las finanzas estatales, solicitado y ejecutado por el mismísimo Pedro Aspe y su equipo de consultores.

Lo extraño de ello fue, que a pesar de la medida emprendida, la SHCP no tenía claro algunas cifras, por lo que sometieron a una revisión exhaustiva a las finanzas del estado, logrando comprobar que en Veracruz, se manejaban dos contabilidades, una la oficial y otra para cumplir con las observaciones recurrentes.

Lo cierto es que el escenario financiero de la entidad terminará por ser, junto a la crisis social el catalizador de lo que ya comienza a señalarse en los corrillos políticos, muy a su pesar, y a sus dichos de que se va a quedar, la realidad será otra, a menos de que sea cierto el supuesto pacto con la oposición para entregar la plaza, limpiar la estructura, sancionar y encarcelar a los responsables, sin manchar al presidente Enrique Peña Nieto como responsable de la medida, al fin y al cabo la respuesta por si sola vendrá de la sociedad, cansada y fastidiada de tan mal gobierno.

Al tiempo.

Luis Ramírez Baqueiro / “Astrolabio político”

00
Compartir