¿Qué solucionaría la salida de Javier Duarte?

Dos eventos dan fe de que el gobernador de Veracruz se ha ganado la animadversión de un creciente grupo de veracruzanos. Primero el video del lunes en donde a pesar de no estar presente, los comensales del café La Parroquia gritaron al unísono consignas en contra del gobernador de Veracruz. El video se viralizó, los comentarios en las redes sociales fueron negativos, alguno que otro defendió al gobernador sufriendo las consecuencias de ello.

Segundo, alrededor de las 16:00 horas la periodista Claudia Guerrero publicó su columna en los diversos portales, entre ellos Libertad bajo Palabra anunciando la inminente salida del gobernador de Veracruz. La periodista señala en su columna que Duarte pediría licencia para dejar el cargo y que ya se barajan los nombres de algunos posibles sucesores. La nota se volvió viral en unas cuantas horas. De inmediato se posicionó como la nota más leída en el portal Libertad bajo Palabra. Varios portales replicaron la nota; en redes sociales hasta el momento es la nota más comentada.

Pues estos dos eventos dan fe de esa animadversión que existe en contra del gobernador Javier Duarte. A todo esto hay que sumar a los muchos analistas que hablan de la inminente salida del gobernador; José Ureña, con todo y faltas de ortografías y de imprecisiones, sigue retomando el tema. Para colmó el presidente nacional del PRI fue a Tabasco y declaró también que Javier Duarte debe rendir cuentas. ¡Puf! Vaya semana difícil y eso que apenas empieza.

Pero por encima de todo esto hay una pregunta que pocos se han hecho, una pregunta que valdría la pena responder: ¿Qué solucionaría la salida de Javier Duarte? Algunos dicen que nulificar a Javier Duarte ayudaría a que la campaña de Héctor Yunes levante; otros dicen que si el gobernador bloquea la campaña de Héctor, con su salida la campaña repuntaría; otros dicen que ya sin Duarte el desprestigio del gobierno desaparecería; hay quienes señalan que ya sin Duarte el sol saldría para todos en Veracruz. Es difícil creerlo.

La salida de Javier Duarte debió darse hace años, cuando perdió control sobre la jauría con la que gobernaba. Porque si bien Javier es responsable de muchos de los males del estado, sus funcionarios “prósperos” empezaron a saquear al estado con una codicia que no se había conocido en otros sexenios. Javier debió dejar el gobierno de Veracruz hace cuatro años, o tres quizá, cuando todavía el barco se podía mantener a flote. Ahora que la nave se ha ido a pique quieren lanzar una lancha salvavidas para que Javier suba en ella y así, en la más brumosa lontananza, pueda contemplar como el barco (Veracruz) se hunde.

¿Acaso no vieron la película Titanic? El capitán no abandona el barco; el barco se hunde con todo y su capitán. Ya por ahí Miguel Ángel Yunes Linares lo declaró: “Quieren quitar a Duarte para proteger al PRI, no para hacer justicia a los veracruzanos”.

Por su parte el gobernador Javier Duarte ya lanzó su mensaje por twitter: “Ayer lo de La Parroquia, hoy lo de la licencia, a ver mañana con qué nuevo invento salen”.

Si la salida de Duarte solucionara los problemas que aquejan al estado de Veracruz, entonces que se vaya Duarte; pero al parecer la salida de Javier Duarte del gobierno de Veracruz sólo solucionaría los problemas del gobernador.

Por: Armando Ortiz / “Viernes Contemporáneo”

00
Compartir