Quince periodistas muertos después

El anuncio del gobernador Javier Duarte de Ochoa de la firma de un convenio entre su administración y el Mecanismo Federal de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y de Periodistas no es fortuito.

Debido a las constantes agresiones contra comunicadores en el estado, muchas de éstas denunciadas precisamente ante ese organismo del Gobierno Federal, estaba por lanzarse una alerta de riesgo para periodistas en el estado de Veracruz, lo que pondría de nueva cuenta al descubierto la inacción y absoluto desinterés de la administración estatal para garantizar la libertad de expresión y de prensa en la entidad.

Con la firma de este convenio, por medio del cual se incorporará a la Federación el sistema de alerta temprana del estado –del que ningún periodista tenía idea de su existencia–, lo que en realidad busca Duarte de Ochoa es desactivar la alerta para periodistas que emitiría el propio Mecanismo Federal, pues esto sería una “muestra” del “interés” de su gobierno por el trabajo de los reporteros, a quienes durante su conferencia de prensa de este lunes “reconoció” el “papel fundamental que desempeñan en una sociedad democrática”.

Después de cinco años de su gobierno, Javier Duarte se dio cuenta del “papel fundamental que desempeñan los periodistas en una sociedad democrática”. Quince homicidios, cuatro desapariciones y 74 averiguaciones previas por agresiones a periodistas veracruzanos más tarde, el gobierno estatal decidió que era necesario empatar sus procesos con los federales para garantizar el trabajo periodístico en Veracruz.

“Esto es una muestra más del compromiso de mi gobierno con la garantía de la libertad de expresión”, se ufanó el mandatario. Y para mostrar cuánto se “preocupa” por los periodistas veracruzanos y por su trabajo, al terminar su conferencia de prensa se llevó a los reporteros de la fuente a desayunar a un restaurante cercano a palacio de gobierno.

Pero aunque así lo crean, los agravios no se reparan ni se olvidan con huevos y frijoles.

(Con información de Versiones/ Rubrica/ Por: Aurelio Contreras Moreno)

00
Compartir