Rafagueo de López-Dóriga

•El Veracruz de Televisa
•Falta mirar el bosque…

Por: Luis Velázquez

PASAMANOS: Durante tres días de la semana anterior, el conductor estelar de Televisa, Joaquín López-Dóriga, se ocupó del Veracruz de Javier Duarte, concentrándose en el Veracruz heredado por los ex voceros María Georgina Domínguez y Alberto Silva Ramos con un total de once periodistas asesinados, algunos de los cuales secuestrados, desaparecidos, mutilados, cercenados, decapitados, embolsados y tirados en la vía pública y en un canal de aguas negras… Pero además, el Veracruz con tres reporteros desaparecidos, cuyos expedientes han sido archivados por completo… Pero más todavía con tres reporteros exiliados, más un montón de trabajadores de la información despedidos de sus empleos y/o cambiados de fuente de información a sugerencia de tales voceros… Tal cual, López Dóriga recordó a su auditorio que la tierra jarocha fue considerada en los años 2011, 2012 y 2013 el peor rincón del mundo para el gremio reporteril… Pero, además, un Veracruz estrangulado por la impunidad, pues en todos los casos ningún familiar ni tampoco el gremio ha quedado satisfecho… Y más, teniendo como elefante blanco a una Comisión de Atención y Protección a Periodistas, cuyo presupuesto anual de 25 millones de pesos sólo sirve para tirar incienso a la elite duartista… También se refirió el conductor (el teacher le llaman sus alumnos, que suman miles) a que no obstante que la ONU, Organización de las Naciones Unidas, y un número considerable de ONG de México y del mundo (Artículo 19, Reporteros Sin Fronteras y la Comisión de Periodistas de Washington) se habían ocupado del asunto, la respuesta del duartismo fue y ha sido y es el silencio, el menosprecio, el desprecio, la indolencia y el valemadrismo… Incluso, y en el tercer día de insistir en el tema, ahora cuando el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, ha fortalecido la subsecretaría de Derechos Humanos, pareciera que López-Dóriga hablaba, digamos, de algún país en el continente africano, quizá en el mundo árabe, y en ningún momento se refería al Veracruz de Javier Duarte…

BALAUSTRADAS: El politólogo Carlos Ronzón Verónica, quien de manera habitual monitorea los noticieros de televisión y radio y lee la prensa escrita y digital, observa que en contraparte, tres días después del toque de queda de López-Dóriga sobre Veracruz, resulta inverosímil el silencio de los partidos de oposición, y más ahora cuando hay una campaña electoral por las curules en el Congreso de la Unión… También considera insólito el silencio de los diputados federales y locales de oposición… Y ni se diga del resto de los actores sociales, políticos y económicos que a cada rato se cortan las venas, entre ellos, y por ejemplo, el silencio del más aguerrido y controvertido de todos ellos, el ex priista Miguel Angel Yunes Linares, quien aprovecha todos los ramalazos… Y más, porque López Dóriga se refirió de manera extraordinaria a tres asesinatos icónicos de entre el gremio periodístico… El primero, Regina Martínez, porque era corresponsal de Proceso con más de diez, parece 15, años de antigüedad… El segundo, el secuestro, desaparición, mutilación, asesinato y sepultura en una fosa clandestina del reportero Gregorio Jiménez, del periódico El Liberal, de Coatzacoalcos, cuya faena periodística giraba alrededor de la inseguridad y los migrantes, además de que era un activista social trabajando por su comunidad… Y el tercero, el secuestro, desaparición, asesinato y mutilación en decenas de cachitos del reportero y también activista social, Moisés Sánchez Cerezo, de Medellín, donde no obstante existir una orden de aprehensión, el exalcalde Omar Cruz sigue libre, quizá, acaso, porque el asunto haya sido negociado con su abogado defensor, el panista Sergio Vaca Betancourt…

ESCALERAS: La única respuesta oficial, quizá existan otras, fue dada desde un portal de Xalapa, donde, bueno, y como siempre ocurre, pretenden desacreditar al mensajero, eludiendo la parte central del mensaje, como si un portalito fuera suficiente para contrarrestar los millones de audiencia de López-Dóriga… Pero, además, desde un portal aldeano y provinciano en un Veracruz donde hay más de cien periódicos digitales, la mayoría, oh paradoja, al servicio de la elite gobernante en turno, por más, mucho más, que cada portal se declare el más fregón, independiente y autónomo del mundo, poseedor de la verdad absoluta… Que porque a una hija de López-Dóriga le cancelaron un contrato y/o porque el gobierno de Veracruz adeuda a la televisora, de igual manera, digamos, como por ejemplo, adeuda unos dos mil millones de pesos sólo a medios jarochos… Eso, tal cual, vale un cacahuate, en caso, incluso, de ser cierto… La clave está en que por vez primera Televisa se ocupa de un caso espinoso, lleno de impunidad, en Veracruz, luego de que los años 2011, 2012 y 2013 fueran el infierno, como todavía hoy en muchas regiones geográficas… Sólo falta que el conductor estelar extienda su mirada para registrar y percibir el bosque, sin quedarse en el árbol…

00
Compartir