Renuncia el presidente de United Airlines tras escándalo por expulsar pasajero de forma violenta

Luego del escándalo que envolvió a la aerolínea estadounidense United Airlines tras expulsar un pasajero que ya estaba dentro del avión de forma violenta, el presidente de la compañía, Oscar Muñoz, renunció el pasado viernes a su cargo.

Las quejas de los clientes y la mala imagen de la empresa en redes sociales fueron factores importantes para que de mutuo acuerdo el consejo de administración decidiera ciertos cambios, entre ellos pedir disculpas públicas, cambiar en alguna medida sus políticas de reservas e incluso mover cargos administrativos.

La renuncia de Muñoz se comunicó al regulador bursátil al cierre de Wall Street este viernes.

Pero la compañía agregó que la decisión se iba a formalizar de todas maneras en la junta general de accionistas el próximo año y que partió a iniciativa propia del ahora expresidente.

Entre otros argumentos, el consejo de administración comparte que “lo más apropiado en este momento” es mantener un presidente independiente.

La medida se anuncia una semana después de que se estableciera que los asientos con reserva no podrán liberarse iniciado el proceso de embarque, por lo que los miembros de la tripulación de la compañía o de otra aerolínea asociada deberán reservar sus plazas con al menos 60 minutos de antelación.

Asimismo, United Airlines tampoco utilizará agentes de seguridad de los aeropuertos para desembarcar a los pasajeros. La compañía tiene previsto presentar el próximo 30 de abril la nueva política en casos de overbooking (sobreventa).

Muñoz asumió la dirección de United Airlines en septiembre de 2015 tras la dimisión de su predecesor.

(Con información de El País)

00
Compartir