Rosa Nelly Gallegos tiene sumida en el caos la tesorería de Tuxpan

Por Ángel Álvaro Peña

La nueva tesorera municipal Rosa Nelly Gallegos Carballo no tiene ni dos meses en el cargo y ya tiene sumida en el caos la tesorería, arrastrando con su pobre desempeño a contratistas y prestadores de servicios, a los que no les ha pagado facturas de principios de año.

Evidentemente hay un mundo de diferencia entre el trabajo de Rosa Nelly y lo que venía realizando el ex tesorero Pedro Benítez Domínguez, quien llevaba la oficina en forma ordenada, pagaba puntualmente y siempre era accesible para tratar cualquier asunto relacionado con la administración municipal.

La nueva tesorera llegó a ocupar el cargo en enero de este año, tras haber sido reprobada, en una primera intentona a principios de la actual administración, cuando el cabildo voto contra su postulación.

El mayor mérito de Rosa Nelly es haber sido tesorera del municipio de Álamo, cuando era alcalde el panista Ricardo Arturo Serna. Podría decirse que viene apadrinada por el PAN, particularmente por el grupo político que encabeza Jorge Vera Hernández.

Ella es licenciada en Gestión y Administración Municipal, se ha desempeñado dentro de la función pública como Coordinadora del Ramo 033, Tesorera Municipal en la ciudad de Álamo y en el sector privado como capacitadora y administradora.

Cuando rindió protesta se comprometió a “trabajar de manera honrada y transparente en el manejo de los recursos del gobierno municipal, por el bien de los tuxpeños”, pero su desempeñó ha sido decepcionante y la mejor prueba de ello es el gran rezago que tiene en pagos a proveedores y prestadores de servicios.

Rosita debería tomar un curso básico de cómo manejar las finanzas municipales antes de seguir causando problemas al propio presidente municipal, Juan Antonio Aguilar Mancha. La trajeron para que aportara su experiencia y conocimiento, pero solo ha mostrado torpeza, falta de tacto e incumplimiento en sus deberes.

Antes de que todo se complique para el ayuntamiento, la nueva tesorería bien podría pedirle asesoría al contador Pedro Benítez, quien por asuntos ajenos a su labor en Tuxpan, tuvo que dejar el cargo.

Bien valdría la pena que el cabildo le haga un apercibimiento y obligarla a poner orden en tesorería.

 

Con información de Políticos al Desnudo

00
Compartir