Salma Hayek y las mujeres veracruzanas

La actriz y productora mexicana Salma Hayek acaparó la atención de la prensa internacional con el profundo escote del vestido que utilizó para la alfombra roja del Festival de Cine de Cannes 2015.

Pero más allá de las fotografías que destacan su figura física, Salma tuvo una intervención muy especial en un panel de las Naciones Unidas para la mujer, organizada por la revista Variety, en el contexto del Festival de Cine.

En su participación en el evento la actriz de origen libanés ,que vivió su infancia en Coatzacoalcos, Veracruz, habló del sexismo en la industria cinematográfica de Hollywood.

En referencia a la brecha salarial de género, Hayek lanzó una fuerte crítica hacia Hollywood:

“Ellos creen que el único valor que añadimos a una película es ser mujer objeto. El único tipo de película en el que las mujeres ganan más dinero que los hombres es en el porno. No es gracioso”, afirmó la actriz.

Mientras Salma Hayek habla del sexismo en Hollywood, en tierra veracruzana, mujeres de la sociedad civil y defensoras de los derechos humanos de las mujeres han alzado la voz en los últimos días, para solicitar que se emita una alerta de género.

De acuerdo con la organización “Justicia, Derechos Humanos y Género”, se cometieron 175 asesinatos de mujeres en la entidad veracruzana en los años 2012 y 2013. De estos casos, solo 87 (49 por ciento) se investigan como feminicidios.

Una breve revisión hemerográfica de enero a mayo del 2015, arrojó que 33 mujeres han sido asesinadas en Veracruz. Esto es un promedio de 6.6 mujeres por mes. El caso que mayo indignación causó fue el de Columba Campillo, de 16 años, arrojada sin vida en un terreno baldío en Boca del Río.

“La grave situación de los últimos acontecimientos suscitados en la región Veracruz- Boca del Río, Xalapa, Poza Rica y otra partes del estado, nos obligan a pronunciarnos desde la sociedad civil en estado de alerta de género”, expresaron a través de un desplegado, más de 20 organizaciones sociales.

Pero mientras las mujeres de la sociedad civil se muestran incansables en la emisión de pronunciamientos y organización de foros y conferencias, para señalar la problemática; las autoridades parecen empecinadas en ignorarlas, darle la vuelta a sus reclamos.

La directora del Instituto Veracruzano de la Mujer, Edda Arrez Rebolledo, que pugnó y pugnó por permanecer en el cargo un periodo más, sale huyendo de la prensa cuando le preguntan sobre el tema.

El Fiscal General del Estado, Luis Ángel Bravo Contreras le echa la bolita al Congreso. Y en el Palacio Legislativo, nadie escucha los llamado que respecto al tema, hace una y otra vez, la diputada local del PAN, Ana Cristina Ledezma.

En Hollywood como en Veracruz, Salma como las mujeres veracruzanas, parecen hablarle a la pared. Pero ellas no se cansan, y siguen alzando la voz.

(Con información de e-Veracruz/ Por Eirinet Gómez)

00
Compartir