Samuel Muñoz: la menor de edad y la denuncia

Su vocación es engañar y vender infamias es lo suyo. Pero lo imperdonable en un sedicente defensor de los derechos humanos, es agredir, intimidar y causar daño psicológico a una menor de edad. De ahí que Samuel Fernando Muñoz de la Rosa enfrente una denuncia más, la enésima.

Suma a su historial de por lo menos 25 denuncias, la de una pequeña de 10 años cuyo nombre por mandato de ley se mantiene en reserva, que sufrió la agresión del abogadazo en el predio Ampliación Tierra Nueva y a partir de ahí experimenta alteraciones en su conducta, sufre temor a tratar con personas ajenas y con sólo escuchar el nombre de Samuel Muñoz se pone fuera de sí.

Consta el hecho en la investigación ministerial número COAT3/255/2014, en la que se incluyen los delitos de despojo y robo por la disputa por el predio Ampliación Tierra Nueva, así como daños y amenazas de muerte contra la menor de edad. Se le hace la imputación a San Samuel, el abogadazo de Manuel Bringas Burelo, involucrados ambos en las invasiones de tierras en el poniente de Coatzacoalcos.

De acuerdo con la denuncia, el médico legista destacado por el Ministerio Público determinó que la menor de 10 años sufre “trauma psicológico de difícil rehabilitación”.

Incongruente, Samuel Muñoz de la Rosa se ostenta como titular de un organismo de derechos humanos, defensor de los sin tierra, el azote de los ricos que despojan a los que nada tienen, paladín de la justicia y acusador del gobierno corrupto, de las autoridades cómplices y de los que tuercen la ley.

Incongruente, pues, San Samuel, santo patrono de los derechos humanos, enfrenta una denuncia por agresión, intimidación y daño psicológico contra una menor de 10 años, plenamente identificada ella, acreditada la personalidad de su mamá, quien interpuso la acción legal ante el Ministerio Público para que se ejercite acción penal en contra del ombudsman de la invasión, el despojo y la simulación.

Se suma esa denuncia a la que le endilgaron otros colonos de Tierra Nueva tras el intento de Samuel Muñoz y las huestes del Conde de Bringas, don Manuel Bringas Burelo, por apoderarse del predio que reclaman suyo, pese a la evidencia de la extinción de la Sucesión Bringas, desde el 14 de noviembre de 2011.

A Samuel Muñoz y Manuel Bringas los implica el conocido vendelotes Juan Valdés Durán, presidente de la Asociación Nueva Calzadas, en un ataque perpetrado por Juan Gabino Morales y su esposa Francisca, el 23 de enero de 2014.

Refiere la denuncia que Juan Gabino y su esposa lo intimidaron para forzar el desalojo del predio Ampliación Tierra Nueva o Las Barrillas con frases cargadas de Bringas: “Hijo de la chingada. Ya nos tienes hasta la madre. Por qué metiste a todos estos hijos de su puta madre. Te vamos a sacar de estos terrenos, pinche puto, porque todo este predio es propiedad del señor Manuel Bringas Burelo. A nosotros nos encomendó el señor Manuel Muñoz de la Rosa que sacáramos a todos ustedes, pinches putos de aquí, de la colonia”.

En la denuncia, señala que Juan Gabino y su esposa se ostentaron como empleados de Manuel Bringas Burelo y Samuel Muñoz de la Rosa. Y citan como testigos de las amenazas a Juana Jiménez Vidal, Gloria Rivera Joaquín, Macario Rivera Joaquín y Herlindo Joaquín García.

Con sello de recibido de la Agencia Tercera del MP, la denuncia fue fechada el 23 de febrero de 2014. Se le asignó el número de averiguación 253/2014.

Otras dos denuncias por el mismo caso son las de Camila Hernández García y Claudia López Mendoza.

Un caso semejante, con los mismos actores, Juan Gabino y su esposa, personeros de Manuel Bringas y Samuel Muñoz de la Rosa, ocurrido el 29 de diciembre de 2013, fue presentado por Candelaria Córdoba Correa. En su denuncia ante el MP, refiere que además de las amenazas para desalojarla del predio que ocupa en Tierra Nueva, le expresaron que el Conde de Bringas y San Samuel tienen la protección del diputado local Renato Tronco Gómez, de filiación fidelista. Su denuncia es la 255/2014.

En el mismo sentido denuncia la señora Amor Salvador Gallardo, según consta en la denuncia 347/2014.

Tres colonos —Alvaro Acevedo Naranjos, Esteban Francisco Garma Rosado y Miguel Ángel Chávez Urquieta— denunciaron directamente a Manuel Bringas Burelo y el abogadazo Samuel Muñoz de la Rosa, el 28 de agosto de 2013, por actos intimidatorios.

Refieren que San Samuel les tiró una cerca. Les advirtió que acudía en representación de Manuel Bringas a desalojarlos de los terrenos.

Lo denunciaron por daños y amenazas. Consta en la denuncia 1164/2014, fechada el 28 de agosto de ese año.

En la investigación ministerial COAT3/954/14, se detalla la denuncia presentada por Jorge Luis Blanco Rodríguez, Elizabeth Lorenzo Rivera, Silvina Contreras Toxtega, Adela Martínez Adame, Juan Aurelio Ruiz Cuéllar, Iris Rosario Palacios Martínez y Daniel Meza Gómez.

Acusan a Juan Gabino Morales u Olivio Castro Morales, Francisca Chablé Hernández, Karen Dubett, Clara Chablé, Gabriel Nouche Ramírez, Angel Castillo X y Marcos X, de amenazas para que desalojaran los predios. Les señalaron que lo hacían por instrucciones de Manuel Bringas y Samuel Muñoz de la Rosa. Advierten que el 12 de septiembre de 2014, esos sujetos sustrajeron diversos enseres del hogar, por lo que se tipifica el delito de robo. La denuncia fue presentada el 5 de octubre de ese año.

Otras denuncias más, englobadas bajo el número 489/2014, fueron presentadas por Marina Ramos Balcázar, Felipe Ambrosio Gutiérrez y Candelaria Córdoba Correa. En ellas detallan el modus operandi de Samuel Muñoz, el santo patrono de los derechos humanos, para intimidar a los colonos, desalojarlos, robarle sus pertenencias, vía un grupo de “cuidadores” o sicarios que imponen el terror en el predio Tierra Nueva.

Rosalino Isidro Mena, en la investigación ministerial 254/2014, y Macario Rivera Joaquín, Mayra del Carmen Zamora Díaz, Alfredo Aguilar Pérez, Hipólita Vidal Hernández, Juana Jiménez Vidal, Flora Elizabeth Sánchez Quintero y Herlinda Joaquín García, en la 347/2014, señalan cómo actúa el grupo de choque de Samuel Muñoz y Manuel Bringas Burelo.

Agréguese a ese rosario de denuncias las de Arkitektur, que pagó por el predio Los Almendros 40 millones de pesos, 10 de los cuales fueron para Manuel Bringas, quien después, sin ser ya dueño, auspició la invasión y la reventa de terrenos usando una escritura sin valor, y la que le interpuso el líder transportista Ramón Ortiz Cisneros.

Modus operandi, como los capos, es el término que define el actuar del Conde de Bringas y San Samuel. Intimidan para el despojo. Siembran el terror con malandros de lo peor.

Nada tiene ahí Manuel Bringas, pues el 14 de noviembre de 2011 se extinguió la Sucesión Bringas, conformada por él y sus hermanos Raúl, María Dolores y Bernardo.

Aún así, se ostenta como dueño de un predio que no es suyo. Incurre, pues, en falsedad de declaraciones ante la autoridad, candidato al fraude procesal, implicado en uso de documentos falsos, engañados agentes del MP, jueces civiles y penales, jueces federales, magistrados, el Registro Público de la Propiedad, oficinas de Catastro y Tesorería Municipal.

Sobre Samuel Fernando Muñoz de la Rosa pesa una denuncia más. Amenazó, agravió, hizo presa del terror a una niña de 10 años, quien presenta “trauma psicológico de difícil rehabilitación”, según el dictamen del médico que obra en la denuncia.

Incongruente, San Samuel dice defender a los desposeídos, a los sin tierra, a las víctimas del gobierno arbitrario, de las autoridades cómplices. Y en el colmo de la contradicción, se le acusa de agresión psicológica a una niña de 10 años.

Es Samuel Muñoz el ombudsman de la invasión, el despojo y la intimidación.

(Con información de mussiocardenas.com)

00
Compartir