Se desplomará la inversión pública de Veracruz en el último año del sexenio

El gasto en inversión pública que año con año hace el gobierno estatal literalmente se “desploma” en el último año del gobierno de Javier Duarte de Ochoa, así lo ilustra la política del gasto público en desarrollo agropecuario, salud, educación, desarrollo social, infraestructura y obra pública, turismo y medio ambiente pues de un autorizado de 9 mil 855 millones 800 mil pesos en 2015, para 2016 sólo se ejercerá un monto de 3 mil 63 millones 900 mil pesos.

El decremento, según cifras de la subsecretaría de Egresos de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) equivale a 68.5 del gasto inferior autorizado en 2015, según resume el Proyecto de Presupuesto Estatal del Ejercicio Fiscal 2016, dos tomos en poder de La Jornada Veracruz y que el Congreso local deberá aprobar y/o modificar el mes entrante.

En las 656 hojas se expone y justifica que la deuda pública estatal “absorberá” 5 mil 199 millones 500 mil pesos por concepto de servicio de pasivos y de amortización de capital. En pocas palabras, la reciente reestructuración aprobada por la mayoría priísta y partidos satélites. Ello significa 5.3 por ciento del total de la distribución del gasto.

Aunque la mayoría de dependencias estatales y organismos autónomos presentan un recorte presupuestal, el gasto corriente (sueldos y salarios) en el último año del gobierno de Duarte aumenta con notoriedad; en la página 53 del ejercicio fiscal 2016, se apunta que el año entrante habrá 61 mil 964 millones 800 mil pesos para la nómina burocrática, mientras que en el año 2015, se etiquetaron 58 mil 755 millones 800 mil pesos, existiendo un incremento de 3 mil 209 millones de pesos, lo que equivale a 50 por ciento más del total de recursos que se espera captar por la homologación del impuesto del tres por ciento a la nómina (2 mil millones de pesos la expectativa).

En contraste, hay organismos públicos descentralizados que ven lacerados su política de gasto público, como el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF), el cual de tener un presupuesto autorizado de 430 millones de pesos –en el año que está por fenecer– para el 2016 se le da una etiqueta presupuestaria de 365 millones 400 mil pesos, es decir 64 millones 600 mil pesos menos.

En el rubro deportivo el Instituto Veracruzano del Deporte (IVD), de tener 203 millones de presupuesto para el 2016 la propuesta de recursos es de 180 millones 400 mil pesos.

Para la Universidad Popular Autónoma de Veracruz (UPAV), los recursos autorizados para el 2016 son de 19 millones 700 mil pesos, siendo que en el 2015 les fue autorizado un concentrado de 22 millones de pesos. Dicho organismo autónomo, desde la época del difunto rector, Guillermo Zúñiga se viene quejando de lo pírrico de su presupuesto.

Dentro de la comunicación social y como organismo autónomo, Radio Televisión de Veracruz (RTV) sufre una “tijera importante”, pues de 125 millones 700 mil pesos que ejercieron este año, para el restante sólo tendrán 109 millones 600 mil pesos.

“Tijera filosa”

En inversión pública (obra e infraestructura estatal) el gobierno de Duarte reduce de 9 mil 855 millones 800 mil pesos a 3 mil 63 millones 900 mil pesos, está merma caótica orilló a que 14 dependencias tuvieran sacrificios presupuestales importantes.

Como parte de la política del gasto público, la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca (Sedarpa) tendrá de inversión para el 2016 sólo 290 millones de pesos, contra los 402 millones 200 mil pesos que ejerció en 2015 de presupuesto estatal.

En el caso del Instituto Veracruzano de Bioenergéticos, administrado por el ex panista, Osiel Castro de la Rosa, tendrá sólo 25 millones de pesos etiquetados, contra los 107 millones que ejerció en 2015.

En el caso de los Servicios de Salud de Veracruz (Sesver) que tuvieron una inversión de obra pública de mil 341 millones 600 mil pesos, para el año entrante apenas dispondrán de una bolsa de 240 millones de pesos.

En ese mismo rubro, el DIF estatal recorta de mil 479 mill(ones, 200 mil pesos a sólo 892 millones 400 mil pesos; el Instituto de Espacios Educativos de Veracruz (IEE) recortará de mil 688 millones a 451 millones 100 mil pesos.

En las dependencias de desarrollo social, la inversión pública pasará de mil 224 millones 300 mil pesos a 554 millones 200 mil pesos, mientras que la Secretaía de Infraestructura y Obra Pública (Siop) tendrá de mil 458 millones 900 mil pesos a 305 millones de pesos.

A la Secretaría de Turismo y Cultura (Secturc) que ejerció 20 millones 600 mil pesos en este 201sólo le fueron sacrificados 600 mil pesos para el año entrante. La Secretaría de Medio Ambiente y la Comisión del Agua del Estado de Veracruz (CAEV) de tener una bolsa global de 415 millones, 300 mil pesos pasará a tener sólo 170 millones de pesos.

En el caso de la Universidad Veracruzana (UV), el proyecto del presupuesto estatal deslinda que las participaciones federales ahora se depositarán de manera directa en la Máxima Casa de Estudios, razón por la que en lo que respecta al recurso estatal éste corresponderá sólo de 2 mil 293 millones de pesos con 200 mil pesos, que significan únicamente a la aportación estatal, de esta cifra sólo 54 millones con 700 mil pesos serán para obra pública.

El gobierno de Duarte justificó estas reducciones derivado de una “política que se ha definido como austera, con racionalización de los recursos limitados y priorización del gasto social”.

En estas circunstancias se replantea el ejercicio público, explica la Subsecretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), pues de tal forma que las restricciones presupuestales afecten de la menor manera posible “el bienestar de los veracruzanos y el comportamiento económico”.

Con información de La Jornada Veracruz

00
Compartir