Sergio Lorenzo y el fantasma del fraude a jubilados de la Sección 30 del STPRM

-El Sindicato Petrolero de Poza Rica hundido en el descrédito.

Por: Ángel Álvaro Peña


Poza Rica, Ver.- Perseguido por el fantasma del fraude a más de 2 mil trabajadores jubilados en las cajas de ahorro de la Sección 30, Sergio Lorenzo Quiroz se ha refugiado en el Frente de Resistencia de Unidad Sindical FRUS, pero sigue controlando los destinos del sindicato petrolero a través de José Juan Soni Solís. Sergio y el Sindicato Petrolero dejaron de ser figuras políticas indiscutibles en la vida de Poza Rica, para pasar al banquillo de los acusados, junto con Héctor Cruz Rodríguez y Donaciano Ortiz. Todos ellos tuvieron algo que ver en la perdida del patrimonio económico de miles de familias. Unos por omisión y otros por acción.

Cuando a finales del 2012 corrió el rumor de que la Caja de Ahorros Solidaridad A.C, de la Sección 30 del STPRM, que dirigía Héctor Cruz empezaba a tener problemas, nadie se alarmó. Pero meses después llegó la insolvencia, los ahorradores entraron en pánico, pero ya solo algunos políticos y amigos de Héctor pudieron sacar su dinero.

De un día para otro, cientos o tal ves miles trabajadores jubilados perdieron su dinero y llevan 7 años luchando para recuperarlo. Algunos han fallecido en la lucha sin obtener un solo peso.

Lo mismo sucedió con la Caja de Ahorros del Departamento de Jubilados de la Sección 30, que dirigía Donaciano Ortíz. En su conjunto se habla de un fraude que supera los 1,300 millones de pesos y gran parte de estos fondos se invirtieron en la adquisición de bienes inmuebles que hoy aparecen a nombre de particulares.

En la Fiscalía General del Estado hay denuncias penales y en los juzgados civiles se han presentado más de 400 reclamos. En todos sale a relucir el nombre de Sergio Lorenzo, pero el esquema en que operaba la Caja Solidaridad lo exime de responsabilidad penal.

Sergio era dirigente sindical de la Sección 30 cuando ocurrieron estos fraudes. Incluso, en una asamblea general, en diciembre del 2014, el líder petrolero propuso descuentos a trabajadores activos para rescatar a los jubilados defraudados por las cajas, pero no resultó.

Si bien nunca se ha podido comprobar en tribunales la participación directa de Sergio Lorenzo, lo que si queda claro es que ambas cajas de ahorro operaban bajo la figura de la Sección 30 y era este organismo quien se encargaba de cobrar los descuentos de prestamos de la llamada lista de raya de PEMEX.

Desde el 2015 los reclamos contra Sergio Lorenzo arreciaron e incluso se organizaron marchas para exigirle soluciones. En las movilizaciones se veían pancartas en las que se podía leer: “Sergio estamos hasta la madre de distracciones, te exigimos nos cumplas pero ya”.

El caso fue planteado al propio presidente Andrés Manuel López Obrador y al Gobernador de Veracruz, por lo que se espera que este año la Fiscalía amplíe la investigación y ejecute las ordenes de aprehensión que están pendientes.

Si bien es difícil poder actuar penalmente contra los líderes de la Sección 30, el costo político que tendrá para ellos, será del tamaño del monto del fraude que se cometió en las cajas de ahorro.

Fueron tan hábiles para estafar a los jubilados, que incluso, entre las afectadas está la hija del Güero Kehoe, Mercedes del Carmen Kehoe Amezcua.

00
Compartir