¿Silva, de nuevo a Comunicación Social?

Me llamó la atención que en el boletín oficial sobre la entrega de las obras de rehabilitación del malecón de Catemaco por parte del gobernador Javier Duarte de Ochoa ayer, ni siquiera por equivocación se mencionó al senador José Francisco Yunes Zorrilla.

Se hubiera visto bien como un gesto de cortesía política, porque resulta que todos los recursos para las obras, 14 millones de pesos, los gestionó, los obtuvo y los “bajó” Pepe de un fondo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para entregárselos al presidente municipal Jorge González Azamar. El proyecto incluía luminarias y concreto hidráulico.

El alcalde, que hasta antes de que se definiera la candidatura del PRI a favor de Héctor Yunes Landa se proclamaba como el “pepista” número uno de Veracruz y no salía del rancho San Julián, ayer ni se acordó del senador y lo ignoró por completo.

***

¿Será? Que al menos el Gobierno del Estado ya pagó lo correspondiente a los meses de enero y de febrero de este año a la Universidad Veracruzana, pero quedan pendientes los más de 2 mil 76 millones de pesos, más lo que corre del mes de marzo.

***

Para utilizar una frase muy propia de Juan Antonio Nemi Dib, me quedé ayer casi anonadado ante la versión de que estaría por regresar a la Coordinación General de Comunicación Social del Gobierno del Estado Alberto Silva Ramos.

Aunque consulté algunas fuentes que no me lo pudieron confirmar, otras me dijeron que se habría comentado adentro de la propia administración y que sería con la idea de que desde esa área se cerrara a tambor batiente el sexenio.

Si se llegara a confirmar, en realidad sería para desatar una guerra mediática y de lodo en contra del enemigo público número uno del Palacio de Gobierno y candidato de la alianza PAN-PRD al Gobierno del Estado, Miguel Ángel Yunes Linares.

Si se recuerda, aparte de para tratar de fortalecer su imagen en su aspiración de ser candidato al gobierno estatal, Silva llegó a la dirigencia estatal del PRI con el principal y único objetivo de enfrentar mediáticamente y a través de las redes sociales al panista, acerbo crítico del duartismo.

En un desayuno con columnistas, el propio gobernador Javier Duarte dijo que llegaría a la presidencia del CDE tricolor porque lo necesitaban como “ariete con los de fuera”, que fuera un “presidente de guerra” contra el “innombrable” (Miguel Ángel), a quien como coordinador de Comunicación Social había venido atacando.

Silva retornaría para continuar con esa tarea dada la fortaleza de Yunes Linares como candidato a la gubernatura, para tratar de bajarlo porque va arriba en las encuestas, aunque el costo para la administración sería demasiado oneroso dada la mala relación que dejó con la mayoría de los medios informativos, por no decir que con todos.

Adentro mismo del gobierno significan el hecho de que Gina Domínguez Colío heredó una deuda pendiente de 400 millones de pesos cuando dejó la Coordinación, pero que en su corto paso por ese organismo el tuxpeño la incrementó a 1,500 millones de pesos, pues no pagó a los medios, los que hasta la fecha reclaman los pendientes.

En todo caso, el sacrificado sería Juan Octavio Pavón González, quien, hasta donde ha podido, ha recompuesto la relación con los principales medios, mantiene buen trato con buena parte del gremio y cabildea de la mejor forma a favor de su jefe, el gobernador Javier Duarte.

Pero al parecer, la posible remoción de Juan Octavio no sería la única, pues también habría la intención por parte del duartismo de hacerse del control de algunas delegaciones federales, entre ellas la del ISSSTE y la de la Sedatu, para pagar la adhesión de partidos satélites al PRI, porque no le alcanzaron las diputaciones locales para hacerlo.

Desde inicio de la semana pasada corrió la versión de que se habría pedido la cabeza de Renato Alarcón Guevara, a lo que habría accedido el Director General, José Reyes Baeza Terrazas, por lo que en una reunión de la Junta Directiva el viernes 18 de marzo se aprobó y se dio por hecho que llegará en su lugar María Sanjuana Cerda Franco, del Panal, miembro del SNTE y ex Directora de Delegaciones del ISSSTE cuando el titular del organismo era Miguel Ángel Yunes Linares.

Ella vendría para sumarse también a la guerra electoral contra el panista. No hay fecha precisa para el relevo de Renato, pero, por lo pronto, rendirá su informe de labores correspondientes al año 2015 la próxima semana.

El cambio ha inquietado a otros delegados quienes ya consultaron en la Ciudad de México donde por el momento los tranquilizaron de que están firmes.

En Xalapa, ayer temprano consulté a un ex funcionario para preguntarle sobre la versión de que estaría por sustituir a Pedro Yunes Choperena en la delegación de la Sedatu. Me dijo que no sabía nada y que si había la intención, por lo menos a él no le habían dicho todavía nada.

Quedaría claro que el gobernador Javier Duarte sigue moviendo sus hilos y que, por lo menos hasta ahora, no se le puede dar por muerto, políticamente hablando.

***

Sobre el tema de “Los Porkys de Costa de Oro”, el hecho de que ayer el Fiscal Luis Ángel Bravo Contreras haya clamado por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para que venga a dar fe de la investigación ministerial que se realiza, es el más claro testimonio de que sabe que nadie le cree y se busca proteger del veredicto que se dará, que seguramente será benevolente para los acusados.

Y se vio que por fin alguien del equipo de prensa del candidato Héctor Yunes reaccionó adecuadamente y actuó sin titubeos, pues ante la marcha que habría ayer lunes en el puerto de Veracruz para protestar en contra de la Fiscalía y a favor de la víctima, la noche del domingo condenó la violencia de género en cualquiera de sus tipos.

“Condeno la violencia de género en todas sus facetas. Todas son lamentables. Son socialmente ofensivas, legalmente castigables y moralmente imprescriptibles. Veracruz va a cambiar responsablemente cuando tengamos el valor de hacer justicia, de proteger a la infancia y de dar cobijo a los indefensos”, sumándose a la demanda de justicia, pronta, expedita e imparcial.

Es la primera vez en muchas semanas que le leo algo oportuno y bien sobre un tema que ningún candidato debe rehuir por la implicación social que tiene, y qué mejor que quien pretende gobernar el estado se pronuncie y fije su postura en forma seria y sin aspavientos.

El único otra candidato que había opinado al respecto era Miguel Ángel Yunes Linares, quien criticó la omisión del Fiscal y el retardo para aplicar la ley. De los demás, se ve que viven otra realidad.

***

A propósito del Fiscal, pues sí que el organismo a su cargo prepara ya la salida del gobierno de Javier Duarte. Porque resulta que insólitamente, en plena Semana Santa, el 23 de marzo, ofreció un curso-taller de capacitación para su personal sobre el ¡“Llenado de Certificados de Defunción”! ¡Vaya que si les va a hacer falta estar preparados para la tarea, porque se irán al panteón… político, lo mismo fidelistas que duartistas, que suman una legión y que ya sea Héctor Yunes Landa o Miguel Ángel Yunes Linares los van a tratar de sumir muchos metros bajo tierra para que no vuelvan jamás luego del grave daño que le causaron a Veracruz.

***

Por otro lado, Juan Antonio Nemi Dib tenía previsto irse a finales de febrero de la Secretaría Ejecutiva del Sistema y del Consejo Estatal de Seguridad Pública. Había decidido aceptar la invitación de Héctor Yunes Landa para incorporarse a su campaña. No lo dejó ir el gobernador Javier Duarte. Ahora Toño, en vías de mientras, ha retomado su columna “Cosas Pequeñas” que publicaba cuando también era una estrella de la televisión con su programa “El Molcajete”, que hizo época.

Disciplinado como es y ante la zarandeada que les pegó el gobernador Javier Duarte a todos los funcionarios de su gobierno para que cacarearan sus logros (cuando se los pidió muchos se veían entre sí con cara de interrogación porque nunca les llegaron los recursos necesarios) para ver si así ayudan a repuntar al candidato del PRI a la gubernatura, Nemi publicó un cuadernillo que tituló “Hechos 2015-2016” que no es más que el informe de actividades de la Secretaría a su cargo. Los nombres, las fechas, las gráficas, las imágenes a todo color, las estadísticas, los detalles muestran que el hombre, en efecto, ha trabajado y él sí tiene qué cacarear. Seguramente por eso lo hizo. ¿O será que con ese informe ahora sí se va a despedir y se irá a la campaña priista?

Por: Arturo Reyes Isidoro/ Prosa Aprisa

00
Compartir