Slim y el grupo de empresarios que salvaron la F1 en México

Carlos Slim encabezó al grupo de empresarios que lograron que la Formula 1 se quedara en México por al menos 3 años más, luego de que esta competencia estuviera en riesgo de dejar el país con el cambio de gobierno en el país y en la capital.

Empresas como Citibanamex, Hidrosina, Telcel, Seguros GNP, Heineken y Diageo fueron parte primordial para lograr que Liberty Media, la encargada de la Formula 1 en diferentes países, recortara la multimillonaria cifra (unos 40 millones de dólares) que solicitaba para renovar el contrato.

Slim, un apasionado al deporte motor, fue parte primordial en la renovación de contrato, que junto a los directivos de otras empresas lograron reunir y desembolsar parte de la nueva inversión -de la que no se reveló la cifra final-, garantizando que el evento al menos los próximos tres años, y dejando abierta la opción de ampliar a cinco años.

Ante la relevancia económica que había tomado el evento madre del automovilismo en la CDMX, el sector privado tomó las riendas para negociar con los gobiernos federal y capitalino, destacando que la edición pasada dejó una derrama de más de 2,187 millones de dólares y ha generado más 30,000 empleos en torno al Gran Premio de México.

La renovación del contrato se da casi 6 meses después de la fecha limite que había dado Liberty Media.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, se mostró contenta de que el magno evento deportivo permaneciera por más tiempo en el país, luego de que en Febrero el Gobierno de la Cuidad afirmó que no se iba a renovar el contrato, pues el dinero que se destinaba a este Gran Premio seria utilizado para otros proyectos.

 

 

Con información de Forbes

00
Compartir